viernes, marzo 1, 2024

Reconocimiento de la Independencia de la República Argentina por S. M. el Rey de Prusia

Reconocimiento de la Independencia de la República Argentina por S. M. el Rey de Prusia.

28 de Setiembre de 1844.

Londres, 2 de Octubre de 1844, año 35 de la Libertad, 29 de la Independencia y 15 de la Confederación Argentina.

La Legación Argentina acompaña copia del reconocimiento de la Independencia Argentina por la Prusia y apertura de un Tratado.

Al señor Ministro de Relaciones Exteriores: Habiendo comunicado a S. E. el Caballero Bunsen, Ministro de S. M. el Rey de Prusia en esta Corte, la nota del señor Ministro de Relaciones Exteriores de la República, de 12 de Agosto del año próximo pasado, sobre el obstáculo que se presentaba para la recepción del señor Francisco José Mohr, en clase de Cónsul en esa Capital, mientras no constara el reconocimiento de nuestra Independencia por la Prusia; tiene ahora el infrascripto el honor de transmitir al Excmo. Gobierno las copias adjuntas de la correspondencia que ha tenido lugar en la materia.

Por la copia núm. 2 de la nota oficial del Caballero Bunsen, en fecha 28 de Setiembre, resulta haber S. E. recibido orden de declarar, como declara, que lejos de rehusar el reconocer la Independencia de la Confederación Argentina, el Gobierno de S. M. el Rey de Prusia se complace en considerarla como perfectamente establecida y fue en prueba de que la reconoce, que nombró Cónsul en la Capital de Buenos Aires.
Esta declaración se dirige también a manifestar el deseo de S. M. el Rey de Prusia de entrar en un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con la República, según lo explica la comunicación confidencial, copia núm. 3, que igualmente confirma el reconocimiento que hace S. E. el Ministro de Prusia por orden de su Soberano, en la nota oficial antes citada.

Le es muy grato al infrascripto ser el órgano por donde lleguen a conocimiento del Excmo. Gobierno proposiciones de esta importancia a las relaciones políticas y comerciales de la Confederación, de parte de una Potencia tan amistosamente dispuesta e influyente como la Prusia. Bajo este sentimiento, le es permitido unirse a la esperanza que expresa el Gobierno de Prusia, de que S. E. el señor Gobernador aceptará la nota diplomática que contiene la declaración oficial y solemne del reconocimiento de la Independencia, como satisfactoria al Decreto que lo exige para la admisión de Cónsules en el caso del señor Mohr; y que se servirá hacerle comunicar la resolución que S. E. tenga a bien tomar acerca de la negociación a que es invitado. Dios guarde al señor Ministro muchos años. — MANUEL MORENO.

El infrascripto, Ministro Plenipotenciario de la Confederación Argentina, tiene el honor de informar a S. E. el caballero Bunsen, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Su Majestad el Rey de Prusia, que habiendo puesto en conocimiento de su Gobierno el nombramiento de Cónsul de Su Majestad, en Buenos Aires, a favor del señor Francisco José Mohr, ha recibido por el último Paquete, en fecha de 12 de Agosto, la respuesta de S. E. el señor Ministro de Negocios Extranjeros, que sigue:

«El infrascripto elevó al conocimiento del Excmo. señor Gobernador y Capitán General de la Provincia la nota de V. E. núm. 67, fecha en 1.° del pasado Mayo, en que dice que habiendo informado en la nota núm. 64, datada en 4 de Enero último, de la comunicación que le había hecho a V. E. el caballero Bunsen, Ministro de S. M. el Rey de Prusia en esa Corte, acerca de la disposición en que estaba su Soberano de nombrar un Cónsul en la Capital de esta República, acompaña las copias en dicha nota incluidas, que comprenden la noticia de dicho nombramiento en la persona del señor Francisco José Mohr, negociante establecido en Buenos Aires, y el diploma relativo con su traducción al francés, que le ha transmitido el señor Bunsen, en nota de 16 de Abril, remitiéndose sobre la importancia política de acoger favorablemente sin demora el expresado nombramiento, a lo que V. E. expresó en la nota de 4 de Enero antes citada, que pide sea traída a la vista al resolver sobre este asunto.

Impuesto S. E. del contenido de la expresada nota, ha ordenado diga el infrascripto a V. E. en contestación, que le ha sido altamente satisfactorio instruirse de los deseos de que S. M. el Rey de Prusia está animado hacia esta República, acreditados con haber nombrado Cónsul en esta ciudad al señor Francisco José Mohr, comerciante, establecido en esta plaza, y que ya desempeña el Consulado de Francfort.

El Gobierno desde luego hubiera accedido al recibimiento de la persona nombrada para el Consulado Prusiano en esta ciudad, y retribuido los benévolos sentimientos de S. M. el Rey de Prusia, si no obstase la Suprema Disposición de 20 de Octubre de 1834, en que se ha establecido por punto general, no se admitirá Cónsul alguno General o particular, ni ninguna otra clase de Agente de Comercio de cualquiera de los Estados o Naciones, que no hayan reconocido la Independencia de la República de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

S. E. el señor Gobernador ordena por lo tanto al infrascripto, diga a V. E. que así lo haga saber al Excmo. señor Ministro de S. M. el Rey de Prusia en esa Corte, y que tan luego que S. M. quiera reconocer nuestra Independencia, autorizando para este acto a la persona que sea del agrado de S. M. el Rey de Prusia, le será sumamente satisfactorio la recepción de la persona del señor Mohr en el carácter en que S. M. se ha dignado investirlo en esta República. —Firmado: FELIPE ARANA.»

El infrascripto se aprovecha de esta ocasión para renovar a S. E. el caballero Bunsen, las seguridades de toda consideración. —Firmado: MANUEL MORENO. —23 Upper Wimpole Street, 20 Diciembre de 1843. — A S. E. el Caballero Bunsen, etc., etc., etc. —Está conforme. — Rúbrica del señor Moreno.

Le soussigné Ministre de Prusse ayant porté le contenu de la note de Son Excellence Monsieur de Moreno, Envoyé Extraordinaire et Ministre Plénipotentiaire déla Confédération Argentine prés Sa Majesté Britannique du 20 Décembre 1843 a la connaissance de son Gouvernement a re^u l’ordre d’y faire la réponse suivante:

Le Gouvernement du Roi a vu de cet office avec un vif regret que le Gouvernement de la Confédération Argentine hésite a accorder a Mr. Mohr l’exequatur comme Consul de Prusse a Buenos Ayres parce qu’il ne croit pas étre tout a fait sur de ce que l’indépendance de la Confédération Argentine ait été reconnue de la part de la Prusse.

Loin de se refuser a reconnaitre cette indépendance que le Gouvernement du Roi aime a considérer comme parfaitement établie, il a plutot cru donner une preuve non équivoque de ses sentiments relativement a ce sujet par la nomination d’un Consul a Buenos Ayres et c’est dans ce but qu’en défaut d’un représentant Prussien a Buenos Aires et d’un agent diplomatique de la Confédération Argentine a Berlin, le Soussigné a été chargé de procurer, par l’entremise de Son Excellence, a Mr. Mohr l’exequatur dont il a besoin. Or, pour rendre plus étroites encore les relations amicales des deux Gouvernements dans l’intéret de leurs sujets respectifs et pour écarter en méme temps toute incertitude sur les intentions du Gouvernement Royal, les soussigné vient d’étre autorisé par ce dernier a exprimer a Son Excellence le désir de la Prusse, de conclure avec la Confédération Argentine un traité d’amitié, de commerce et navigation.

Le Soussigné serait prét de commencer sans délai la négociation d’une pareille Convention ayant appris toutefois par les Communications verbales de Son Excellence qu’elle n’est pas munie d’instructions pour cet effet, il ne saurait que la prier de porter le plus tôt possible le contenu de sa communication présente a la connaissance de Son Gouvernement et de l’informer plus tard de la résolution de ce dernier.

En s’acquittant ainsi des ordres du Gouvernement Royal le Soussigné se flatte que les assurances qu’il vient de donner a Son Excellence seront regardées par le Gouvernement Argentin comme suffisantes pour écarter tous les obstacles qui ont pu s’opposer a la reconnaissance du nouveau Consul a Buenos Ayres et que par conséquent Mr. Molir sera muni de l’exequatur qui lui est nécessaire pour entrer dans ses nouvelles fonctions.

Il profite de cette occasion pour réitérer a Son Excellence Monsieur de Moreno l’assurance de sa plus haute considération. Londres, ce 28 Septembre 1844. — BUNSEN.

A Son Excellence Monsieur de Moreno, Envoyé Extraordinaire et Ministre Plénipotentiaire déla Confédération Argentine prés Sa Majesté Britannique, etc. etc.

TRADUCCIÓN. El infrascripto Ministro de Prusia, habiendo transmitido a conocimiento de su Gobierno la nota de S. E. el señor Moreno, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la Confederación Argentina cerca de Su Majestad Británica, de 20 de Diciembre de 1843, ha recibido orden de dar la respuesta que sigue:

El Gobierno del Rey ha visto por aquel oficio con un vivo pesar que el Gobierno de la Confederación Argentina hesitaba en acordar al señor Mohr el Exequátur como Cónsul de Prusia en Buenos Aires, porque no se creía completamente cierto de que la Independencia de la Confederación Argentina haya sido reconocida por parte de la Prusia. Lejos de rehusar el reconocer esta Independencia, el Gobierno del Rey se complace en considerar como perfectamente establecida; él ha creído más bien dar una prueba nada equívoca de sus sentimientos relativamente a este punto con el nombramiento de un Cónsul en Buenos Aires; es con este objeto que por falta de un representante de Prusia en Buenos Aires y de un Agente Diplomático de la Confederación Argentina en Berlín, el infrascripto ha sido encargado de procurar por conducto de S. E. el exequátur de que el señor Mohr ha menester. Al mismo tiempo para hacer aún más estrechas las relaciones amigables de los dos Gobiernos en el interés de sus súbditos respectivos, y remover toda incertidumbre sobre las intenciones del Gobierno Real, el infrascripto acaba de ser autorizado por este para expresar a S. E. el deseo de la Prusia, de concluir un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con la Confederación Argentina.

El infrascripto estaría pronto a comenzar la negociación de un Tratado de esta naturaleza; mas habiendo entendido por las comunicaciones verbales de S. E. que no se halla con instrucciones al efecto, debe limitarse a pedirle se sirva transmitir lo más pronto posible a conocimiento de su Gobierno, el contenido de la presente comunicación, y hacerle saber a su tiempo la resolución que aquel tenga a bien expedir.

Cumpliendo así las ordenes del Gobierno Real, el infrascripto se complace en creer que las seguridades que acaba de dar a S. E. serán miradas por el Gobierno Argentino como suficientes para remover todos los obstáculos que han podido oponerse a la admisión del nuevo Cónsul en Buenos Aires, y que por consiguiente el Sr. Mohr obtendrá el Exequátur que le es necesario para entrar en ejercicio de sus funciones.

El se aprovecha de esta oportunidad para reiterar a S. E. el Sr. Moreno, la seguridad de mi más alta consideración. —Firmado: BUNSEN. —Londres, 28 de Setiembre de 1844. — A S. E. el Sr. Moreno. — Está conforme.

El Ministro de Relaciones Exteriores. Buenos Aires, Enero 19 de 1845. —Año 36 de la Libertad, 30 de la Independencia y 16 de la Confederación Argentina.

Al Excmo. Sr. Ministro Plenipotenciario de la Confederación Argentina cerca del Gobierno de S. M. B. — El infrascripto ha elevado al conocimiento del Excmo. Sr. Gobernador la nota de V. E., núm. 110, fecha 2 de Octubre último, en que manifiesta que habiendo comunicado a S. E. el caballero Bunsen, Ministro de S. M. el Rey de Prusia en esa Corte, la nota de este Gobierno, de 12 de Agosto del año pasado de 1843, sobre el obstáculo que se presentaba para la recepción del señor don Francisco José Mohr en clase de Cónsul en esta ciudad, mientras no constara el reconocimiento de nuestra Independencia por la Prusia, adjunta copias de la correspondencia que ha tenido lugar en la materia; de las que la del núm. 2 manifiesta haber S. E. el Caballero Bunsen, recibido orden de declarar, como declara, que lejos de rehusar el reconocer la Independencia de la Confederación Argentina, el Gobierno de S. M. el Rey de Prusia se complace en considerarla como perfectamente establecida, y de manifestar los deseos de S. M. de entrar en un Tratado de amistad, comercio y navegación con la República, según lo explica la comunicación confidencial copia núm. 3.

S. E. el Sr. Gobernador ha ordenado al infrascripto, diga a S. E. en contestación, que el Gobierno Argentino ha aceptado complacido la nota diplomática que le ha dirigido S. E. el Caballero Bunsen, por orden de S. M. el Rey de Prusia, en que contiene la declaración oficial y solemne del reconocimiento de la Independencia como satisfactoria al Decreto que lo exige para la admisión de Cónsules en la Confederación. Que después de ella le será satisfactorio prestar el Exequátur a la Patente del señor Mohr, cuando le sea presentada, dando así una prueba manifiesta de los sinceros deseos del Gobierno Argentino, de establecer relaciones de amistad con el de S. M. el Rey de Prusia.

Al transmitir V. E. al Caballero Bunsen esta disposición del Gobierno, le hará también presente cuánto es su pesar de no poder en las actuales circunstancias en que los asuntos de la guerra absorben toda su atención, prestar detenida consideración sobre la indicación de S. M. a la celebración de un Tratado de amistad, comercio y navegación, que cuando estas circunstancias varíen y se haya restablecido el reposo de que han privado a los pueblos confederados los salvajes unitarios, el Gobierno prestará a esta abertura su atención.

Que puede V. E. hacer presente a S. E. el Caballero Bunsen, que los súbditos de S. M. el Rey de Prusia, son tratados y considerados de hecho en esta República como todos los extranjeros y que el Gobierno de S. M. tiene en el de la Confederación, todas las simpatías que por su altura, ilustración y justicia se merece.

Dios guarde a V. E. muchos años. —FELIPE ARANA.

Ver también

AHMADOU SADIO DIALLO (REPÚBLICA DE GUINEA CONTRA LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO) [INDEMNIZACIÓN DEBIDA POR LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO A LA REPÚBLICA DE GUINEA] – Fallo de 19 de junio de 2012 – Corte Internacional de Justicia

AHMADOU SADIO DIALLO (REPÚBLICA DE GUINEA c. REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO) SENTENCIA 19 DE JUNIO …