sábado, septiembre 26, 2020
 

Voto de aplauso a las naciones mediadoras en el conflicto del Chaco y llamado a Bolivia y Paraguay (Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz – BUENOS AIRES, 1936)

La Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz,

Reunida en Buenos Aires, por inspiración del Presidente Roosevelt y bajo los auspicios del Presidente Justo, después de realizar el fecundo trabajo de dar impulso a los sentimientos de solidaridad que animan a los pueblos del Nuevo Mundo, experimentando aún la impresión de las palabras pronunciadas por los ilustres jefes de las Delegaciones de Bolivia y Paraguay que vibraron en el seno de la Asamblea como promisoria afirmación de la decidida voluntad de resolver definitivamente los diferendos que aun separan a las dos Repúblicas mediterráneas de esta parte de nuestro continente; y convencida de que flota en el ambiente el noble empeño de que se encuentre el medio práctico de liquidar el viejo pleito territorial o de fronteras, que fue la causa de la ingrata lucha que durante tres largos años ensombreció los horizontes pacíficos de América,

Resuelve:

1º. Solidarizarse con la acción mediadora de los seis Estados americanos que, después de conseguir la suspensión de las hostilidades, la desmovilización de los ejércitos, la restitución a sus hogares de millares de prisioneros de guerra y la reducción de los efectivos militares de ambos ex beligerantes a la cifra máxima de cinco mil hombres, al mismo tiempo que los hacía contraer el compromiso mutuo de no hacer nuevas adquisiciones de material bélico, sino lo indispensable para su reposición y así como el compromiso de no agresión, tratan ahora empeñosamente de suprimir la causa que originó el conflicto armado;

2°. Dar un voto de aplauso a la Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos de América, Perú y Uruguay, que están demostrando al mundo el valor efectivo de las mediaciones cuando se llevan a cabo por hombres de buena voluntad y dignos de la misión que se proponen;

3°. Reiterar la declaración del 3 de agosto de 1932 sobre adquisiciones territoriales, de acuerdo con lo estipulado en el Protocolo del 12 de junio de 1935 y en el Acta protocolizada del 21 de enero del corriente año; y, finalmente,

4°. Hacer un supremo llamado en el momento en que se separan los representantes de las 21 Repúblicas americanas, en el sentido de que los Gobiernos y los pueblos de Bolivia y Paraguay, dando a América el ejemplo máximo de su amor a la concordia y de su fe inquebrantable en la justicia y en el derecho, lleguen cuanto antes al acuerdo directo o, en su defecto, celebren el compromiso arbitral, en homenaje a esta institución jurídica que a través de las Convenciones y Tratados firmados va transformándose en norma invariable de conducta internacional americana.

La Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz,

Se honra en afirmar rotunda y positivamente, que las dos nobles Repúblicas hermanas y amigas, no dejarán de corresponder a su exhortación, en esta hora de peligrosa confusión para el mundo, en que todo un continente unido y solidario acaba de ofrecer el ejemplo mayor de su devoción y de su acatamiento a los eternos principios jurídicos y morales que rigen sus relaciones.

(Aprobada el 23 de diciembre de 1936.)

Ver también

Compendio de Derecho Internacional Público

Compendio de Derecho Internacional Público

Compendio de Derecho Internacional Público Oriol Casanovas (Autor/a) Ángel J. Rodrigo (Autor/a) ISBN: 978-84-309-7983-7 (Estándar)Edición: …

A %d blogueros les gusta esto: