domingo, julio 5, 2020
 

Q&A – ¿Qué es la Cooperacion Sur-Sur y porqué nos importa?

Q&A – ¿Qué es la Cooperacion Sur-Sur y porqué nos importa?

La Unidad Especial de Cooperación Sur-Sur del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sitúa el nacimiento de la Cooperación Sur-Sur en 1954, año en que se registró la primera acción de cooperación enmarcada en un intercambio entre países en desarrollo. Tailandia, hoy la segunda economía más importante del Sudeste Asiático, ejecutó entonces acciones puntuales de cooperación en otros países de la región. Pronto Corea, India y Singapur reprodujeron sus pasos. Todos estos países empezaron a ofrecer cooperación a otras naciones en desarrollo sin que ello impidiera que siguieran recibiendo importantes cantidades de Ayuda Oficial al Desarrollo.

El incremento en la cooperación entre países en desarrollo llevó a la creación del sistema global de preferencias entre países en desarrollo y a la convicción de que la cooperación Sur-Sur es clave para cambiar ciertas nociones erradas de las relaciones económicas internacionales.

1) ¿Que es la cooperación Sur-Sur?

Aunque la Cooperación Sur-Sur no ha sido aún formalmente definida, sus principios fueron planteados en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas de 1978, entendiéndosela como el “proceso consciente, sistemático y políticamente motivado, elaborado con el objeto de crear una estructura de vínculos múltiples entre países en desarrollo.”

En este sentido, lo que efectivamente identifica y diferencia a la Cooperación Sur-Sur es su asociación con unos principios de funcionamiento básicos:

a) La horizontalidad. La Cooperación Sur-Sur exige que los países colaboren entre sí en términos de socios. Esto significa que, más allá de las diferencias en los niveles de desarrollo relativo entre ellos, la colaboración se establece de manera voluntaria y sin que ninguna de las partes ligue su participación al establecimiento de condiciones.

b) El consenso. La ejecución de una acción de Cooperación Sur-Sur debe haber sido sometida a consenso por los responsables de cada país, y ello en marcos de negociación común, como pueden ser las comisiones mixtas o sus equivalentes.

c) La equidad. La Cooperación Sur-Sur debe ejercerse de un modo tal que sus beneficios (a menudo consistentes en la potenciación mutua de capacidades críticas para el desarrollo) se distribuyan de manera equitativa entre todos los participantes. Este mismo criterio debe aplicarse a la distribución de costos, que deben asumirse de manera compartida y proporcional a las posibilidades reales de cada contraparte.

2) ¿Que buscan los países a través de la Cooperación Sur-Sur?

La Cooperación Sur -Sur procura impulsar el desarrollo de los países, en una práctica que recoge la experiencia de cada uno, centrándose en las posibilidades que cada país puede ofrecer a otros de igual o menor desarrollo relativo en un proceso de cooperación mutua, en el que el concepto tradicional de “ayuda” se va dejando de lado, para dar paso a la cooperación como actividad asociativa para alcanzar un objetivo compartido de beneficio mutuo.

3) ¿La cooperación Sur-Sur es una alternativa frente a la cooperación Norte-Sur?

La cooperación Sur-Sur es hoy una realidad con características que en algunos casos la convierten en una alternativa mejor y más eficiente que la cooperación Norte-Sur. Sobre todo cuando ésta última se presenta con ribetes asistencialistas, con condicionalidades y con costos operativos injustificados, al punto que cada vez más países desarrollados prefieren dedicar recursos a apoyar proyectos entre países en desarrollo, a través de la cooperación triangular.

4) ¿La cooperación Sur-Sur debe suplantar a la cooperación Norte-Sur?

La Cooperación Sur –Sur no es un complemento de la Cooperación Norte-Sur, ni un instrumento de la misma, sino un camino genuino de la cooperación internacional, con peso propio, capaz de centralizar y articular un diálogo fructífero con la Cooperación Norte-Sur.

5) ¿El rol de los países de renta media en la cooperación Sur-Sur?

En relación con las posibilidad de dirigir cooperación hacia los llamados Países de Renta Media (PRM), existe una clasificación propuesta por el Banco Mundial y el Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que incluye a la casi totalidad de los países de América Latina. La Argentina ha sostenido la insuficiencia de ese criterio, toda vez que sólo considera el ingreso per cápita y no toma en cuenta aspectos tales como “asimetrías” u otros desequilibrios que deben ser considerados en materia de cooperación, debiendo incluirse las dimensiones sociales, culturales, políticas y las diferencias regionales/provinciales dentro de los países para no caer una inadecuada sobre simplificación. Por estas razones la Argentina discute la base conceptual de la clasificación de que se trata, aboga por la utilización de indicadores más amplios y ajustados a la realidad (como los de “desarrollo humano”) aunque simultáneamente insiste por un mayor compromiso de los países desarrollados con relación a los PRM.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta la responsabilidad que a los PRM cabe como “nuevos donantes” al ocupar un rol protagónico tanto en la cooperación Sur-Sur como en la cooperación triangular. Los PRM juegan un rol crucial en esta modalidad de cooperación al aportar sus recursos humanos formados y sus experiencia de buenas prácticas. El valioso aporte que realizan estos países al desarrollo de la Cooperación Sur- Sur debe ser necesariamente apoyado por los grandes donantes a fin de incrementar su impacto y permitir que la misma se constituya en un verdadero factor de promoción del desarrollo.

6) ¿Cual es el papel de Latinoamérica en la cooperación Sur-Sur?

Por su parte, América Latina destacó como la región en desarrollo más activa en términos de Cooperación Sur-Sur. Tanto por su influencia en términos del avance conceptual que experimentó esta modalidad, como por la emergencia de experiencias cada vez más novedosas que marcaron el camino por el que la Cooperación Sur-Sur puede transitar.

En la actualidad, el debate abierto en torno a la Cooperación Sur-Sur sigue vigente y no deja de coincidir con un auge significativo de esta nueva forma de cooperar.

En reconocimiento del papel clave que juega la ciencia y la tecnología en el desarrollo, la Argentina contribuyó a enriquecer la concepción de la cooperación Sur-Sur siendo sede de la reunión que adoptó en los ‘70 el “Plan de Acción de Buenos Aires” sobre cooperación técnica entre países en desarrollo.

Fuentes: cooperacionsursur.org

 

 

 

Ver también

Research Handbook on Law and Courts

Research Handbook on Law and Courts

Research Handbook on Law and Courts Research Handbooks in Law and Politics Edited by Susan …

Un comentario

  1. Es muy interesante sus Articulos. felicitaiones por informar a los Interesados en el Tema. Saludos de Bruno Tecay de Punta Atrenas, Chile.

A %d blogueros les gusta esto: