viernes, diciembre 3, 2021

Preparación de la defensa de las Repúblicas Americanas y apoyo a la acción de las Naciones Unidas (Cuarta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, Washington – 1951)

PREPARACIÓN DE LA DEFENSA DE LAS REPÚBLICAS AMERICANAS Y APOYO A LA ACCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

La Cuarta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, Considerando:

Que las Repúblicas Americanas, como Miembros de las Naciones Unidas, se han comprometido a consolidar sus esfuerzos con los de los otros Estados para mantener la paz y seguridad internacionales, resolver las controversias internacionales por medios pacíficos y adoptar medidas colectivas eficaces para prevenir y suprimir los actos de agresión;

Que los actos de agresión en Corea han quebrantado la paz y seguridad internacionales y que las Naciones Unidas se vieron obligadas, no obstante sus esfuerzos para encontrar una solución pacífica y, de conformidad con las resoluciones de su Consejo de Seguridad y de su Asamblea General, a tomar medidas para restaurar la paz en aquel país; y

Que con el fin de asegurar que las Naciones Unidas dispongan de los medios de mantener la paz y seguridad internacionales, la Asamblea General, el 3 de noviembre de 1930, aprobó la Resolución titulada “Unión pro Paz”,

Declara:

Que la presente situación mundial exige el apoyo positivo de las Repúblicas Americanas para: (1) proveer a la defensa colectiva del Continente por intermedio de la Organización de los Estados Americanos, y (2) cooperar, dentro de la Organización de las Naciones Unidas, para prevenir y suprimir la agresión en otras partes del mundo; y Recomienda:

1. Que cada una de las Repúblicas Americanas estudie inmediatamente sus recursos y determine las medidas que pueda adoptar para contribuir a la defensa del Continente y al esfuerzo de las Naciones Unidas en pro de la seguridad colectiva, con objeto de llevar a cabo los fines y propósitos de la Resolución “Unión pro Paz” de la Asamblea General.

2. Que cada una de las Repúblicas Americanas, sin perjuicio de atender a la legítima defensa nacional, preste especial atención al desarrollo y mantenimiento dentro de sus fuerzas armadas, de elementos adiestrados, organizados y equipados de modo que, conforme a sus normas constitucionales, y hasta donde a su juicio se lo permita su capacidad, estén disponibles prontamente, (1) para la defensa del Continente, y (2) para prestar servicios como unidad o unidades de las Naciones Unidas, de acuerdo con la Resolución “Unión pro Paz”.

Ver también

Compendio de Derecho Internacional Público

Compendio de Derecho Internacional Público

Compendio de Derecho Internacional Público Oriol Casanovas (Autor/a) Ángel J. Rodrigo (Autor/a) ISBN: 978-84-309-8251-6 (Estándar)Edición: …

A %d blogueros les gusta esto: