miércoles, septiembre 23, 2020
 

TAIANA AFIRMí“ QUE "NO PODEMOS ACEPTAR UN ACUERDO DESEQUILIBRADO" Y REAFIRMí“ LA POSICIí“N DE LA ARGENTINA EN LA OMC

TAIANA AFIRMí“ QUE “NO PODEMOS ACEPTAR UN ACUERDO DESEQUILIBRADO” Y REAFIRMí“ LA POSICIí“N DE LA ARGENTINA EN LA OMC

El canciller argentino Jorge Taiana aseguró este mediodía en Ginebra al participar de la reunión del G-20 que “la situación en Agricultura nos preocupa; no se nos escapa que las posiciones de las partes todavía están muy alejadas. De la discusión en Ginebra se trasluce una baja de las expectativas de ambición y que la propuesta del G-20 está siendo diluida. Los Estados Unidos, la Unión Europea insisten en mantener el status quo, minimizando las concesiones”.

Taiana afirmó que “de nuestra parte hemos enfatizado que sin concesiones sustantivas en agricultura que comprendan el cumplimiento de la eliminación de los subsidios a la exportación, la reducción sustancial del apoyo domestico y el mayor acceso a mercados en los países desarrollados no puede haber acuerdo”.

El titular del Palacio San Martín dijo que “hemos dejado en claro la vocación industrial de nuestro país y de los países en desarrollo que integran el NAMA11, que sumados al apoyo de China, representan la mayor parte de la población, del PBI y del comercio de los países en desarrollo”.

Reiteró la disposición argentina “a contribuir a la conclusión de la Ronda Doha a condición de que existan esos compromisos sustantivos en Agricultura y un equilibrio en materia industrial que permita la ejecución de las políticas nacionales en esta área”.

Taiana aseguró también que “dejamos bien en claro que los parámetros para la conclusión de la Ronda están basados en las propuestas del G-20 y del NAMA11. En este último caso reiteramos que no son aceptables los coeficientes de fórmula suiza que proponen Estados Unidos, la Unión Europea y Japón; por el contrario, sólo con coeficientes de 25 puntos de diferencia y adecuadas flexibilidades para productos sensibles de los países en desarrollo se podrá lograr un equilibrio entre países en desarrollo y desarrollados”.

Por último, el canciller dijo que “sobre estos conceptos destacamos la activa participación de la Argentina en la Ronda con aportes técnicos como han sido los documentos sobre el párrafo 24 de la declaración de Hong Kong y de equilibrio en las negociaciones NAMA presentados el último viernes. Estos documentos están apoyando técnicamente a los negociadores de los países en desarrollo en la prosecución de un resultado justo y equilibrado para Doha que sostenga sus intereses de progreso”.

Tanto la reunión del G-20, como la del NAMA 11 se llevaron a cabo hoy en el marco de la OMC y podrán incidir en el desenlace de la Ronda de Doha. Se enmarcan en las tratativas que se llevarán a cabo entre este mes y el próximo, y cuya importancia es significativa ya que éste es el tiempo que se juzga razonable –en el estado actual de las negociaciones en la OMC– para un desenlace que represente un avance en el cumplimiento de los objetivos de la Ronda de Doha (la novena ronda de negociaciones multilateral iniciada en noviembre de 2001).

Taiana además de participar de estas reuniones en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), acompañará a la senadora Cristina Fernández de Kirchner y al ministro Carlos Tomada en los encuentros que se llevarán a cabo desde el martes en esa ciudad en el marco de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

El canciller Taiana encabeza la Delegación argentina que incluye al secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería Alfredo Chiaradía en la Reunión Ministerial del Grupo de los 20 (G20) y del Grupo de Negociación sobre el Acceso a Mercados para Bienes No-Agrícolas (NAMA 11), dos grupos que integra la Argentina para reforzar su posición respecto al comercio mundial agrícola y de bienes industriales, respectivamente.

El G-20 –conformado en agosto de 2003 y que actualmente está compuesto por la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, China, Cuba, Egipto, Filipinas, Guatemala, India, Indonesia, México, Nigeria, Pakistán, Paraguay, Sudáfrica, Tanzania, Tailandia, Uruguay, Venezuela y Zimbabwe– hará un llamado decisivo para lograr un acuerdo en la negociación agrícola que logre una apertura efectiva de los mercados y, tanto una reducción sustancial de los de subsidios internos, como la eliminación de los subsidios a la exportación, ambas medidas que actualmente aplican los países desarrollados.

· Reunión del NAMA 11

Luego del encuentro entre los países del G-20, Taiana participó del NAMA 11 –integrado por la Argentina, Brasil, Venezuela, India, Sudáfrica, Namibia, Egipto, Túnez, Indonesia y Filipinas– que busca imponer un resultado equilibrado entre la negociación de bienes industriales y la negociación agrícola, obteniendo así suficientes flexibilidades para los países en desarrollo.

Cabe recordar que el pasado 7 de junio, la Argentina hizo una presentación en Ginebra, en nombre del “NAMA 11”, en la cual se demuestra el desequilibrio existente hasta el momento en las ofertas que han realizado los países desarrollados como los EE.UU. y la Unión Europea.

Para Taiana “en esa presentación hemos explicado con precisión qué significa un resultado equilibrado y positivo en NAMA y en la relación entre NAMA y Agricultura. Hemos reafirmado que ésta es una Ronda de desarrollo y que los países en desarrollo pedirán lo que se les debe, ni más ni menos. Estamos listos para contribuir en una manera justa pero al mismo tiempo a pedir que los países desarrollados hagan más que nosotros” afirmó el canciller argentino.

Comunicado de Prensa del G-20
Reunión Ministerial del G-20 con los coordinadores de grupos de países en desarrollo
Ginebra, 11/6/07

1. Los Ministros y altos funcionarios de los países del G-20 y los coordinadores del G-33, del Grupo Africano, del Grupo de Países del ífrica, Caribe y Pacífico (ACP), del Grupo de Países Menos Adelantados, del Grupo de Economías Pequeñas y Vulnerables, del Grupo “Cotton-4”, de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y NAMA-11 se reunieron en Ginebra el 11 de junio de 2007 para evaluar el estado de situación de las negociaciones agrícolas en la Ronda de Doha.

2. Compartieron la visión de que la Ronda de Doha se está acercando a su fase decisiva y que la Agenda del Desarrollo de Doha está al alcance al fin de este año. El G-20 y otros países en desarrollo reafirmaron su disposición a tener un rol activo con empeño constructivo al más alto nivel para mover el proceso negociador hacia adelante dirigido a su conclusión exitosa.

3. Los Grupos recordaron que la agricultura está en el centro de la Agenda del Desarrollo. Un resultado sustancial en las negociaciones agrícolas, en línea con los compromisos del Mandato de Doha, debería garantizar una reducción sustancial y efectiva en apoyo interno distorsivo vinculada a disciplinas para prevenir el traspaso de subsidios entre tipos de subsidios (boxshifting) y entre productos (product-shifting); mejora sustancial en acceso a mercado; y una eliminación expeditiva de todas las formas de subsidios a la exportación dentro del plazo del año 2013.

4. Los Ministros y altos oficiales destacaron la centralidad del proceso multilateral en Ginebra. Al respecto, notaron con satisfacción que los Grupos han participado plenamente en el proceso del Presidente (n de la t: de la Sesión Especial del Comité de Agricultura de la OMC) de discusión de su “documento de desafíos”, tratando de abordar las preocupaciones de países en desarrollo y al mismo tiempo contribuyendo en la búsqueda de un resultado multilateral acordado.

5. A medida que la discusión multilateral proce
da hacia la definición de modalidades, el “equilibrio” será el princ
ipio rector. El equilibrio dentro de agricultura y entre agricultura y las negociaciones sobre acceso a mercado de productos no agrícolas serán evaluados en base al compromiso de hacer de esta Ronda una Ronda del desarrollo y en base a los mandatos contenidos en la Declaración de Doha, el “Marco” de julio de 2004 y la Declaración de Hong-Kong. Reiteraron además su determinación de lograr un resultado equilibrado y proporcional con un nivel comparable de ambición tanto en agricultura como en acceso a mercado de productos no agrícolas, conforme fue instruido bajo el párrafo 24 de la Declaración Ministerial de Hong-Kong.

6. Los Ministros y Altos Oficiales notaron con satisfacción que hay creciente apoyo a las posiciones del G-20 en los tres pilares que constituyen el centro de gravedad equilibrado y, de hecho, la única zona de convergencia. Destacaron que el equilibrio no se hallará promediando posiciones; el equilibrio sólo puede encontrarse en su referencia al mandato y al resultado en otras áreas de negociación.

7. El centro de gravedad en apoyo interno debería reflejar el compromiso de cortes reales u efectivos. Esto es especialmente así en el apoyo distorsivo global, para el cual los números bajos de dos dígitos refleja el único resultado posible y la posición de un número mayoritario de miembros. Más aún, un centro de gravedad en apoyo interno debe incorporar la combinación de cortes y disciplinas. Las disciplinas deben evitar en forma creíble el traspaso de subsidios entre productos y entre distintos tipos de subsidios. También es importante prevenir con disciplinas efectivas la acomodación de apoyo interno distorsivo en la caja verde, complementada con un mecanismo efectivo de monitoreo y vigilancia, al mismo tiempo que se incorporan programas para países en desarrollo para el apoyo de la reforma agraria, para campesinos pobres y pequeños y para la lucha contra el hambre.

8. El centro de gravedad en acceso a mercado es de particular sensibilidad debido a las características completamente diferentes de la agricultura en países desarrollados y en países en desarrollo. La propuesta del G-20 continúa siendo hasta el presente el resultado más equilibrado posible en este pilar, combinando ambición junto con respeto a las sensibilidades de países en desarrollo. Es este centro de gravedad (“middleground”) que permite la combinación de la estructura de la fórmula de cortes arancelarios con los parámetros de cortes promedio de por lo menos el 54% en países desarrollados y como máximo del 36% para países en desarrollo. Más aún, la proporcionalidad es esencial, tal como está en el mandato del Marco de Julio de 2004, así como una combinación apropiada de cortes arancelarios y flexibilidades.

9. Subrayaron la importancia del Trato Especial y Diferenciando para países en desarrollo en todas las áreas de negociación. En este contexto, enfatizaron la proporcionalidad general en los compromisos de reducción arancelaria y el rol vital de Productos Especiales para abordar las preocupaciones en seguridad alimentaria, el desarrollo rural y los medios de subsistencia de países en desarrollo. También enfatizaron que el Mecanismo de Salvaguardia Especial debe ser parte integral de las modalidades y del resultado de las negociaciones en agricultura.

10. Refirmaron la necesidad de abordar la cuestión del algodón en forma ambiciosa, expeditiva y específica en sus aspectos relacionados al comercio y los relacionados al desarrollo. Reconocieron la necesidad de implementar la Decisión Ministerial de Hong-Kong sobre acceso libre de aranceles y de contingentes arancelarios para los Países Menos Adelantados en relación a países desarrollados y a los países en desarrollo que se declaren en posición de así hacerlo. Destacaron la necesidad de abordar efectivamente las preocupaciones de los miembros recientemente adheridos y las cuestiones relacionadas al comercio planteadas por los Economías Pequeñas y Vulnerables, así como los Países en Desarrollo Importadores Netos de Alimentos. También reconocieron la necesidad de abordar efectiva y concluyentemente las cuestiones de productos básicos, progresividad arancelaria y productos tropicales y productos de importancia particular para la diversificación de la producción de cultivos ilícitos. Reconocieron plenamente el significado de las preferencias de larga data y la necesidad de abordar la cuestión de la erosión de preferencias.

11. Los Ministros y altos oficiales están firmemente comprometidos a trabajar constructivamente y participar con un espíritu positivo. A medida que entremos en esta posible etapa final de las negociaciones, el G-20 y otros grupos de países en desarrollo reafirmaron su unidad fundamental y su empeño en el esfuerzo para lograr un resultado ambicioso y orientado al desarrollo. Esto reforzará el sistema comercial multilateral e inscribirá al desarrollo en su corazón.

12. El apoyo de los países en desarrollo a la urgente conclusión de la Ronda está supeditado a un resultado que, en cada área de las negociaciones y en el equilibrio global del emprendimiento único, plenamente afirme el compromiso de hacer esto una Ronda de Desarrollo, poniendo los intereses y necesidades de países en desarrollo, especialmente los menos desarrollados, como su objetivo central. Estamos convencidos que esto es indispensable y puede lograrse, a pesar de las limitaciones de tiempo.

Comunicado de Prensa de Ministros del NAMA 11
(traducción no oficial)

Nosotros, los Ministros del NAMA 11, reunidos en Ginebra el 11 de junio de 2007, reafirmamos nuestro compromiso para la conclusión exitosa de la Ronda de Doha. Enfatizamos la necesidad de que las negociaciones se basen en el objetivo de lograr un resultado justo, equilibrado y orientado al desarrollo, de acuerdo con el mandato.
Apoyamos los esfuerzos del Director General y de los presidentes de los grupos de negociación para intensificar el proceso de negociaciones multilaterales y esperamos trabajar con los Miembros de la OMC para llegar a la convergencia en las negociaciones sobre NAMA. El NAMA 11 está totalmente comprometido para trabajar con los Miembros en la búsqueda de soluciones pragmáticas y creativas para lograr una conclusión exitosa de las modalidades en la negociación en NAMA, en concierto con las negociaciones de Agricultura. En este sentido, llamamos la atención sobre las presentaciones del NAMA 11 sobre distintos elementos de las modalidades y urgimos al Presidente a tener en cuenta los principios y propuestas contenidas en el mismo.
Reafirmamos nuestra determinación para lograr un resultado justo y equilibrado en las negociaciones de NAMA. Un resultado exitoso sólo se podrá obtener si los resultados dentro de NAMA y entre NAMA y agricultura son equilibrados, tal como está establecido en el mandato de Doha y en el párrafo 24 de la Declaración de Hong Kong. Un resultado que busque reducir la contribución de los países desarrollados en Agricultura, sin cortes efectivos en apoyo doméstico que no resulta en nuevos flujos comerciales, y además insista en que los países en desarrollo hagan contribuciones desproporcionadas y desequilibradas en NAMA, es injusto e inconsistente con el mandato.
Reiteramos que el mandato enfatiza la necesidad de que los países desarrollados mejoren el acceso a los mercados para los países desarrollados, y por lo tanto afirmamos que es inapropiado que los países desarrollados planteen demandas extremas a los países en desarrollo.
No se puede esperar que los países en desarrollo paguen por esta Ronda aceptando un coeficiente de 15 en la fórmula suiza, mientras los países desarrollados hacen reducciones mínimas a sus propios aranceles industriales.Esto es totalmente desequilibrado y desproporc
ionado y no tiene relación con las ofertas de los países desarrollados en agricultura. Afirmamos que una diferencia de al menos 25 puntos entre los coeficientes de los países desarrollados y los países en desarrollo tiene en cuenta el principio de “reciprocidad menos que plena en los compromisos de reducción”, que requiere que los países desarrollados hagan más que los países en desarrollo, es decir que ellos deben hacer un corte más pronunciado en sus aranceles y un esfuerzo mayor. Recordamos que el NAMA 11 ha indicado que los números entre corchetes del párrafo 8 deben ser aumentados para que los países en desarrollo puedan acomodar sus necesidades de desarrollo
Reconocemos que el aumento de la cobertura de consolidación es un objetivo importante; el hecho de que la mayoría de los países en desarrollo aumentarán de manera significativa su cobertura de consolidación será un resultado importante para esta Ronda. El mark-up para aranceles sin consolidar debe ser considerado en el contexto de las sensibilidades inherentes de estos productos y debería ser de al menos 30 puntos.
Un resultado exitoso de las negociaciones sólo es posible si la ronda cumple sus objetivos de desarrollo. Esto significa corregir los desequilibrios del pasado en el sistema multilateral de comercio y, por primera vez, llevar el balance en favor de los países en desarrollo.

Ver también

CASO RELATIVO A LA JURISDICCIÓN EN MATERIA DE PESQUERÍAS (ESPAÑA CONTRA EL CANADÁ) (COMPETENCIA DE LA CORTE) Fallo de 4 de diciembre de 1998

CASO RELATIVO A LA JURISDICCIÓN EN MATERIA DE PESQUERÍAS (ESPAÑA CONTRA EL CANADÁ) (COMPETENCIA DE …