jueves, abril 18, 2024

Gaza / Israel: a propósito de la tercera solicitud de Sudáfrica de medidas provisionales urgentes ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Israel

Nicolas Boeglin, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho,Universidad de Costa Rica (UCR). Contacto : [email protected].

“We fear that this already catastrophic situation may slide deeper into the abyss as many Palestinians mark the holy month of Ramadan – a period that is meant to honour peace and tolerance – should Israel launch its threatened military offensive into Rafah, where 1.5 million people have been displaced in deplorable sub-human conditions.

Any ground assault on Rafah would incur massive loss of life and would heighten the risk of further atrocity crimes. This must not be allowed to happen. We also fear that further Israeli restrictions on access by Palestinians to East Jerusalem and Al Aqsa Mosque during Ramadan could further inflame tensions.

The UN High Commissioner for Human Rights repeats that there must be an immediate end to this conflict, and that the killing and destruction must stop”.

Spokesperson, UN High Commissioner for Human Rights, Geneva, “Fears over Gaza catastrophe as brutal conflict enters sixth month”, official statement, March 8th, 2024

 

Este 6 de marzo del 2024, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dio a conocer una tercera solicitud formal de medidas provisionales urgentes presentada nuevamente por Sudáfrica contra Israel. Esta acción se registra en La Haya por parte de Sudáfrica luego de:

– una primera solicitud a la CIJ, presentada el 29 de diciembre del 2023, a la cual la CIJ respondió mediante una ordenanza, el 26 de enero del 2024 (véase texto oficial de dicha ordenanza en francés y en inglés), y;

– una segunda solicitud  presentada el pasado 12 de febrero del 2024, a la que la CIJ respondió el 16 de febrero mediante un simple comunicado de prensa (véase texto en francés y en inglés), indicando que no eran por el momento necesarias nuevas medidas a las ordenadas a Israel el 26 de enero.

El texto de esta tercera solicitud de Sudáfrica (cuya lectura completa y detallada se recomienda),  puede ser consultado en este enlace oficial de la CIJ en  inglés.

Tomando en consideración el hecho que la primera solicitud de Sudáfrica se presentó pocos días después de la adopción, el 22 de diciembre del 2023, de la resolución S/RES/2720(2023) por parte del Consejo de Seguridad, un texto que adolecía de un contenido significativo para frenar los ímpetus de Israel debido a la amenaza de un veto de Estados Unidos (Nota 1), una nueva reflexión se impone: en efecto, se puede considerar que fue el tercer veto norteamericano registrado el pasado 20 de febrero en el Consejo de Seguridad el que originó y precipitó esta tercera solicitud urgente a la CIJ por parte de Sudáfrica, ante el drama y el sufrimiento indescriptibles que se observan en Gaza y la actitud desafiante de Israel.

¿Un Consejo de Seguridad incapaz (nuevamente) de asumir sus responsabilidades y atribuciones en Gaza debido al veto norteamericano? Una nueva acción ante el juez internacional pareciera ser la respuesta de la diplomacia sudafricana al precitado veto.

Estados Unidos en este inicio del 2024 o la historia de un apoyo a Israel indefendible e injustificable

Con relación al veto de Estados Unidos observado el pasado 20 de febrero, resulta de interés señalar que la Vice Presidenta de Estados Unidos exigió públicamente a Israel (véase nota de The Guardian del 3 de marzo) lo mismo que contenía la resolución propuesta por Argelia y que fue vetada el 20 de febrero por la delegada norteamericana en Nueva York: un cese del fuego inmediato por razones humanitarias. En efecto, el primero párrafo operativo del proyecto de resolución S/2024/173 se leía como sigue:

1. Exige un alto el fuego humanitario inmediato que deben respetar todas las partes;

 ../.. 

  1. Demands an immediate humanitarian ceasefire that must be respected by all parties;” 

Salvo error de nuestra parte, en el organigrama del Poder ejecutivo norteamericano (como en el de los demás 192 Estados Miembros de Naciones Unidas), una delegada con rango de embajadora de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe considerarse como una funcionaria subalterna si se compara con el rango oficial que ostenta la Vice Presidente norteamericana.

Por lo que esta declaración oficial viene a vaciar de contenido la justificación oficial dada par la precitada representante diplomática para intentar justificar su voto en contra frente a sus homólogos en el Consejo de Seguridad (véase acta de sesión  S/PV.9552 del 20 de febrero del 2024, páginas 6).

No resulta de más señalar que, en su intervención durante esta misma sesión del Consejo de Seguridad, el representante de Palestina externó que:

Entre nuestra anterior sesión del Consejo, celebrada el 31 de enero, y el día de hoy, el número de bajas ha pasado de 26.000 palestinos muertos a manos de las fuerzas de ocupación israelíes a casi 30.000 y más de 69.000 heridos. Eso significa que, solo en los últimos 20 días, Israel ha matado a casi 4.000 niños, mujeres y hombres palestinos más. Eso en solo 20 días. Esa es la consecuencia lamentable de la inacción. Significa que todos los días mueren más de 200 palestinos. Significa que, para cuando termine esta sesión del Consejo de Seguridad, habrán muerto más de 25 palestinos” (páginas 14-15).

Es de notar también que el pasado 6 de marzo, la presión se ha hecho mayor sobre el Poder ejecutivo norteamericano al publicar el Washington Post un reportaje titulado “U.S. floods arms into Israel despite mounting alarm over war’s conduct” (cuya lectura completa se recomienda) en el que se evidencia la total opacidad de las transferencias de armas de Estados Unidos hacia Israel desde el 7 de octubre.

No está de más señalar que ni Israel ni Estados Unidos son Estados Partes a la Convención sobre el Comercio de Armas adoptada en el 2013, cuyo número de Estados Partes asciende a 113 (véase estado oficial de firmas y ratificaciones).

La tercera solicitud sudafricana en breve

En el texto de esta tercera solicitud al juez de la Haya pidiéndole ordenar medidas provisionales, se lee que las acciones militares desplegadas por parte de Israel deben ser frenadas a toda costa ante el drama inhumano que provocan, y ante las diversas alertas de una inminente hambruna que desde Naciones Unidas, varios expertos y agencias han expresado.

Para el combativo equipo legal de Sudáfrica, existe un cambio sustancial de circunstancias que deben obligar al juez internacional a reconsiderar sin más preludios parte de las medidas provisionales que ordenó el pasado 26 de enero a Israel.

Al inicio de su tercera petitoria, se puede leer que para Sudáfrica, la respuesta a su segunda solicitud por parte del juez internacional amerita también una revisión:

4. On 16 February 2024, the Court determined that the circumstances then prevailing did “not demand the indication of additional provisional measures” pursuant to Article 75(1) of the Rules of Court, on the basis that “the State of Israel remains bound to fully comply with its obligations under the Genocide Convention and with said Order”. However, the Court clarified that the obligations binding on Israel pursuant to the Order included the imperative to ensure “the safety and security of the Palestinians in the Gaza Strip”. The Court further determined that “the most recent developments in the Gaza Strip, and in Rafah in particular, ‘would exponentially increase what is already a humanitarian nightmare with untold regional consequences’, as stated by the United Nations Secretary-General” and that the “perilous situation demands immediate and effective implementation of the provisional measures indicated by the Court in its Order of 26 January 2024”. 

  1. The situation then “perilous” is now so terrifying as to be unspeakable, as described by United Nations humanitarian chiefs, justifying — and indeed demanding — the indication of further provisional measures of protection pursuant to Article 75 of the Rules and modifications of the Court’s prior provisional measures decisions pursuant to Article 76“.

En la parte final conclusiva de este tercera solicitud de Sudáfrica, podemos leer que varias declaraciones de las máximas autoridades de Israel son utilizadas por el equipo legal de Sudáfrica para evidenciar el profundo menosprecio que ha manifestado oficialmente Israel hacia la ordenanza emitida por la CIJ:

27. The new facts and/or change in situation in Gaza demand additional and/or modified provisional measures. The demand could not be starker, having regard to the magnitude and gravity of the situation facing the Palestinian people in Gaza. Israel has knowingly and deliberately continued to act in defiance of the Order. In addition to causing the death by starvation of Palestinian children in babies, Israel has also continued to kill approximately 4,548 Palestinian men, women and children since 26 January 2024, and to wound a further 7,556, bringing the grim totals to 30,631 killed and 72,043 injured. An unknown number of bodies remain buried under the rubble. 1.7 million Palestinians remain displaced — many of them permanently, Israel having damaged or destroyed approximately 60 per cent of the housing stock in Gaza. Approximately 1.4 million people are squeezed into Rafah — which Israel has stated it intends to attack imminently. Israel’s destruction of the Palestinian healthcare system has also continued apace, with ongoing, repeated attacks on hospitals, healthcare, ambulances and medics. Israel has also continued to conduct widespread attacks on schools, mosques, businesses and entire villages and areas. In sum, Israel has not changed its conduct materially or at all pursuant to the Order – it has instead doubled-down on its genocidal aims and acts. 

  1. 28. Israel has thus shown contempt for the Court and its Order in what it has done. It has also done so in what it has said: alongside seeking to argue that the Court has not in fact imposed any requirements on Israel’s military operations additional to those by which Israel claimed to already be abiding, senior Israeli officials have poured scorn on the Court and its Order. They have called the Court’s failure to reject South Africa’s claim “a mark of disgrace that will not be erased for generations” (Israeli Prime Minister) and a “blood libel that undermines the very values on which this court was established” (Israeli President); and have asserted that “decisions that endanger the continued existence of the state of Israel should not be obeyed, and we must continue crushing the enemy until absolute victory” (Minister for National Security).
  1. 29. Having regard to the clear and deliberate acts, omissions and statements by Israel, South Africa submits that it is necessary to do more than to reiterate that “the State of Israel remains bound to fully comply with its obligations under the Genocide Convention and with the… Order”.

Como se puede observar, los asesores legales de Sudáfrica intentan hacer ver que la situación amerita medidas mucho más significativas por parte de la justicia internacional ante un Estado que persiste en desafiar a la justicia internacional, ignorando lo ordenado desde el 26 de enero por la CIJ.

Los jueces de la CIJ entrarán a deliberar sobre esta tercera solicitud de Sudáfrica y, como ocurrió con ocasión de la segunda solicitud, se espera una respuesta en los próximos días, dada la absoluta urgencia de frenar el insensato accionar de Israel en Gaza.

Una ordenanza de la CIJ que espera desde el 26 de enero ser acatada

En el último estado de situación disponible elaborado por Naciones Unidas (al 6 de marzo del 2024, véase informe) se lee que las acciones mortíferas incesantes de Israel se mantienen con saldos en muertes y heridos injustificables:

“Intense Israeli bombardment and ground operations as well as heavy fighting between Israeli forces and Palestinian armed groups continue to be reported across much of the Gaza Strip, resulting in further civilian casualties, displacement, and destruction of houses and other civilian infrastructure. 

Between the afternoon of 5 March and 10:30 on 6 March, according to the MoH in Gaza, 86 Palestinians were killed, and 113 Palestinians were injured. Between 7 October 2023 and 10:30 on 6 March 2024, at least 30,717 Palestinians were killed in Gaza and 72,156 Palestinians were injured, according to MoH in Gaza.

According to a press release by UN Women on 1 March, an estimated 9,000 women have been reportedly killed by Israeli forces in Gaza to date, not including those believed to be dead under the rubble. “Every day the war in Gaza continues, at the current rate, an average of 63 women will continue to be killed. An estimated 37 mothers are killed every day, leaving their families devastated and their children with diminished protection.”

Between the afternoons of 5 and 6 March, according to the Israeli military, there were no Israeli soldiers killed in Gaza. As of 6 March, 244 soldiers have been killed and 1,451 soldiers injured in Gaza since the beginning of the ground operation, according to the Israeli military. In addition, over 1,200 Israelis and foreign nationals have been killed in Israel, the vast majority on 7 October. As of 6 March, the Israeli authorities estimate that 134 Israelis and foreign nationals remain captive in Gaza, including fatalities whose bodies are withheld.

On 5 March, a 13-year-old girl who was trapped for 40 hours under the rubble of her destroyed house in Hamad city, west Khan Younis, was rescued and transferred to a field hospital in Rafah. Her entire family was killed. The Palestine Red Crescent Society (PRCS) and OCHA participated in her evacuation. On 4 March, the bodies of 41 Palestinians reportedly killed in various areas in Khan Younis were recovered from under rubble.

On 4 March, a nurse who worked at a primary health clinic supported by Project Hope was killed, along with seven of his relatives, including a child and a pregnant woman, in a strike on their family home in Rafah. In a statement, Project Hope said: “We are outraged and heartbroken by the loss of Mohammed and the countless other innocent humanitarians, health workers, and civilians who have died during this conflict,” warning that their remaining team members in Gaza “are in imminent danger.” Since the onset of hostilities, 364 health workers have been killed, according to the MoH in Gaza. 

Tal y como se ha podido comprobar en el terreno por parte de varias agencias de Naciones Unidas, Israel no ha modificado su accionar en Gaza desde la ordenanza de la CIJ con fecha del 26 de enero del 2024: mantiene una campaña de bombardeos incesantes, despropocionales e indiscriminados sobre Gaza similares a los iniciados desde el 7 de octubre por la tarde/noche, en abierta violación a las reglas más básicas del derecho internacional humanitario.

Cabe precisar además que, desde un punto de vista estrictamente estratégico y militar, el cumplirse este 7 de marzo cinco meses de intensos bombardeos, Israel no ha logrado alcanzar los objetivos militares iniciales que se planteó, al:

– mantenerse los rehenes escondidos en Gaza con sus custodios;

– seguir los jefes militares del Hamás en vida instruyendo a sus combatientes, y;

– mantenerse operativa gran parte de la estructura militar del Hamás, disparando cohetes hacia Israel con alguna regularidad desde Gaza.

El fracaso de esta operación israelí en Gaza es latente desde el punto de vista militar y es posible que a penas terminada, sus máximos responsables en Israel enfrenten acusaciones de diversa índole. De ahí la idea de muchos analistas en Israel (y fuera) de que esta operación militar israelí se va a extender en el tiempo por parte del actual gabinete de guerra, al ser su única forma de sobrevivir en el plano político dentro de Israel. O que, ante la presión internacional, al terminarse esta confrontación en Gaza, algún pretexto en Israel justificará una segunda confrontación, sea con el Líbano, sea con Siria o bien con Irán: en otras palabras, mientras Israel esté en estado de guerra, sus actuales autoridades tienen la posibilidad de sobrevivir políticamente.

Sobre saldo de muertes y heridos y una reciente confirmación pasada por alto

En cuanto al saldo de muertos y de heridos debido a la intensidad de la ofensiva de Israel en Gaza, un ex militar en Francia y connotado experto en bombardeos aéreos, indicó en una nota de su blog titulada “Laissons Netanyahou dévaster la bande de Gaza et Poutine écraser l’Ukraine ?” (véase nota completa con un juego de mapas muy detallados) que:

“Pour achever la dévastation de la bande Gaza, dont les ¾ ont été effectués en 4 mois de guerre, il ne manque plus à Netanyahou que quelques semaines pour y parvenir, un ou deux mois peut-être. Le bilan sera catastrophique en pertes humaines, l’actuel étant largement sous-estimé puisqu’il n’intègre pas les 8 à 9,000 « disparus » déjà recensés par ce qui reste de l’état-civil de Gaza, auquel il faut rajouter les personnes ensevelies sous les décombres et que personne ne recherche. 

Compte tenu de l’intensité et de la durée des bombardements effectués par l’armée israélienne, une fois « l’offensive massive » sur Rafah achevée, les victimes palestiniennes dépasseront les 50,000 morts. Je parle volontairement de « victimes » car pour 80%, ce seront des civils sans rapport avec les miliciens du Hamas. Il faudra encore multiplier par 3 à 4 le nombre de blessés, soit un total supérieur à 200,000 morts et blessés à la fin de cette offensive israélienne”. 

Siempre sobre el saldo de muertes entre la población civil palestina de Gaza, el hecho que sea el mismo Secretario de Defensa norteamericano en persona  el que haya precisado públicamente que son 25.000 los niños y mujeres que han fallecido en Gaza, durante una comparecencia realizada el pasado 29 de febrero (véase nota del Times of Israel de la misma fecha) viene a poner en jaque a quienes, en Estados Unidos e Israel (pero también desde algunas influyentes salas de redacción en algunas partes del mundo), persisten en cuestionar el dramático saldo en vidas humanas observado en Gaza desde la tarde / noche del 7 de octubre del 2023.

A no ser que estas mismas personas consideren ahora que el Secretario de Defensa norteamericano es una persona mal informada  por sus servicios de inteligencia y asesores, y que es la información oficial que proviene del ejército israelí la que hay que considerar como correcta …

Otro dato que circula oficialmente desde Israel y que ha sido registrado en un gran número de notas de prensa y de analistas es el siguiente: el dato oficial de las autoridades militares israelíes según el cual se ha eliminado a 10.000 combatientes del Hamás. No osbtante su célera difusión y aceptación en varios grandes medios de prensa como válida, son muchas las dudas que persisten sobre esta elevada cifra, como bien lo detalla este interesante articulo de  BBC Verify,  titulado precisamente  “Análisis BBC: ¿ha matado Israel realmente a 10.000 combatientes de Hamás?

Acciones ante la justicia internacional por parte de otros Estados

Con relación a otros Estados, que respaldan el accionar de la diplomacia sudafricana contra Israel, tuvimos la oportunidad en una nota anterior de explicar el alcance de la solicitud de intervención presentada por Nicaragua el pasado 22 de enero, la cual fue dada a conocer por la CIJ el 8 de febrero del 2024: véase nuestra nota previa titulada “Gaza / Israel: a propósito de la reciente solicitud de intervención de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la demanda de Sudáfrica contra Israel“.

Notemos que Nicaragua ha interpuesto una nueva acción ante la CIJ, esta vez contra Alemania, el pasado primero de marzo (véase texto oficial de su demanda), haciendo ver que Alemania está ignorando con su actuar y con sus declaraciones oficiales a favor de Israel, las obligaciones que todo Estado Parte a la Convención contra el Genocidio de 1948 debe respetar, incluyendo la de prevenir un nuevo genocidio (en particular si se trata de un Estado exportador de armas hacia Israel).

Un mes ante, el 1ero de febrero del 2024, un comunicado oficial de Nicaragua advertía a Alemania, Canadá, Países Bajos y Reino Unido de una acción en ese sentido (véase al respecto texto de dicho comunicado reproducido en este enlace del medio El19Digital de Nicaragua). En este documento de anexo a la demanda de Nicaragua, se puede conocer el detalle del contenido de la misiva inicial de Nicaragua a Alemania (a páginas 2-9).

Al parecer,  al menos por el momento, es contra Alemania que Nicaragua ha decidido centrar su accionar ante el juez de La Haya. El comercio de armas constituye un ámbito específico del derecho internacional público, con ramificaciones en el derecho interno cuando hay riesgos de ser mal utilizadas, que entraña responsabilidades en lo interno de los Estados exportadores de armas, como bien se analizó en un documento publicado en el 2021 que concluye (página 53):

Legal challenges are gradually becoming a pragmatic response in the face of apparently unlawful decisions by arms exporting states. Governments should recognise this shift and the possibility that their decisions on arms exports will increasingly be subject to legal challenges before domestic courts. Their decisions must be able to withstand judicial oversight and must conform with obligations under both international and domestic law” (Nota 2).

En la parte final de su petitoria contra Alemania enviada a la CIJ, se lee que Nicaragua:

…, Nicaragua respectfully requests the Court, as a matter of extreme urgency, pending the Court’s determination of this case on the merits, to indicate the following provisional measures with respect to Germany in its participation in the ongoing plausible genocide and serious breaches of international humanitarian law and other peremptory norms of general international law occurring in the Gaza Strip: 

(1) Germany shall immediately suspend its aid to Israel, in particular its military assistance including military equipment, in sor far as this aid may be used in the violation of the Genocide Convention, international humanitarian law or other peremptory norms of general international law such as the Palestinian People’s right to self-determination and to not be subject to a regime of apartheid; 

(2) Germany must immediately make every effort to ensure that weapons already delivered to Israel are not used to commit genocide, contribute to acts of genocide or are used in such a way as to violate international humanitarian law; 

(3) Germany must immediately do everything possible to comply with its obligations under humanitarian law; 

(4) Germany must reverse its decision to suspend the funding of UNRWA as part of the compliance of its obligations to prevent genocide and acts of genocide and the violation of the humanitarian rights of the Palestinian People which also includes the obligation to do everything possible to ensure that humanitarian aid reaches the Palestinian people, more particularly in Gaza; 

(5) Germany must cooperate to bring to an end the serious breaches of peremptory norms of international law by ceasing its support, including its supply of military equipement to Israel that may be used to commit serious crimes of international law and that it continue the support of the UNRWA on which this Organizations has counted and based its activities“.

Al no ser Alemania el único proveedor de Israel en armas o en componentes electrónicos con fines militares, la petitoria de Nicaragua debería interesar a muchos otros Estados que son Estados Partes a la Convención contra el Genocidio de 1948; y de paso, interpelar (en Alemania) a colectivos de organizaciones sociales que, salvo error de nuestra parte, no han activados los mecanismos legales previstos cuando armas alemanas son exportadas hacia destinos donde es evidente su mal uso en contra de poblaciones civiles indefensas. Desde el punto de vista jurídico, cabe precisar que Alemania sí es Estado Parte a la Convención sobre el Comercio de Armas del 2013 (véase texto completo), cuyo artículo 6, inciso 3 se lee de la siguiente manera:

3. Un Estado parte no autorizará ninguna transferencia de armas convencionales comprendidas en el artículo 2, párrafo 1, ni de elementos comprendidos en el artículo 3 o el artículo 4, si en el momento de la autorización tiene conocimiento de que las armas o los elementos podrían utilizarse para cometer genocidio, crímenes de lesa humanidad, infracciones graves de los Convenios de Ginebra de 1949, ataques dirigidos contra bienes de carácter civil o personas civiles protegidas, u otros crímenes de guerra tipificados en los acuerdos internacionales en los que sea parte” (el subrayado es nuestro).

La demanda de Sudáfrica que dió lugar a la ordenanza de la CIJ del 26 de enero: un llamado a la acción

El texto de la primera demanda sudafricana como tal presentada el 29 de diciembre del 2023, cuya lectura completa se recomienda (y en particular el detalle de las escalofriantes declaraciones oficiales de las máximas autoridades de Israel en los párrafos 101-107), se puede consultar de manera integral en  francés y en inglés.

En las primeras reflexiones del Profesor Yussef Al Tamimi, el autor precisaba en sus conclusiones la impostergable tarea que esperaba a los Estados ante el desafio que Israel plantea a la comunidad internacional, al no parecer dispuesto a acatar lo ordenado por la CIJ desde el pasado 26 de enero del 2024:

Since the ICJ handed down its provisional measures Order on 26 January, Israeli forces have reportedly killed hundreds of Palestinians as per UNOCHA’s daily briefings, civilians waiting to receive humanitarian aid were shot and injured, hospital staff have been killed, and government ministers called for the displacement of Palestinians from Gaza at a far-right conference. These events underscore the real and imminent risk of irreparable damage facing rights plausibly protected under the Genocide Convention. At a time when the credibility of international law hangs in the balance, the ICJ demonstrated the enduring relevance of its guidance by issuing a firm ruling in front of an expectant legal and non-legal community. States are now called upon to ensure, beyond assurances and words, that they are ready to take action to ensure compliance” (Nota 3).

Un riesgo “plausible” de genocidio en Gaza, confirmado por la CIJ desde el 26 de enero del 2024, y un Estado que, desde entonces, sigue desafiando con su accionar insensato en Gaza a la justicia internacional, interpelan a todos los integrantes de la comunidad internacional, y ello desde diversos planos, sea  a nivel nacional, sea  a nivel internacional.

A modo de ejemplo, en el plano nacional, el pasado 12 de febrero, las autoridades de Israel fueron informadas de una sentencia de una corte nacional holandesa que ordena el cese inmediato de exportaciones de componentes hacia Israel para aviones  de combate F-35 desde Países Bajos (véase nota de la BBC del 12 de febrero). Por otra parte, el pasado 29 de febrero, fue Colombia la que anunció suspender todas sus compras de material militar proveniente de Israel  (véase nota de prensa de Los Angeles Times). En otro ámbito, Chile ha decidido excluir a empresas de Israel de la edición de su Feria Internacional del Aire y del Espacio (FIDAE) a celebrarse en este año 2024 (véase nota de la DW): objeto de una acción legal, los tribunales de justicia de Chile rechazaron de inmediato los argumentos sobre un supuesto “derecho” de estas empresas israelíes a participar en este tipo de eventos (véase nota de El Ciudadano del 8 de marzo).

En Canadá, un grupo de organizaciones de la sociedad civil buscan obtener una decisión de justicia que obligue al Poder Ejecutivo canadiense a suspender el envío de armas hacia Israel (véase comunicado conjunto del 5 de marzo): Canadá, al igual que Alemania, sí es un Estado Parte a la Convención sobre Comercio de Armas del 2013, cuyo precitado artículo 6, inciso 3 obliga jurídicamente a las autoridades canadienses.

AVvXsEg10JA6VCx h94rdQikkrP4ZN2rs B0TY5goTbDuQ8sWqSHBcx1ongj1r8P3msVShy7NU4BCIrBDSnXqU24vtBuNCnEfx1x3xUloxfs6gp4NZ8wWnVZ3TK35Ju6ggWQ2MHacpV0ptvEAZu k307wdK7sew9tvqVEc0Lts2MoC5n1LFUeg9LmAOQ8exi5TQ=w400 h266

Foto extraida de nota de prensa del Times of Israel, en su edicion del 12 de febrero del 2024, titulada “Court orders Netherlands to stop F-35 parts delivery to Israel over war on Hamas”.

Con relación a otra instancia internacional con sede en La Haya, la Corte Penal Internacional (CPI), en otra nota anterior, titulada “Gaza /  Israel: a propósito del  anuncio de remisión conjunta de México y de Chile a la Corte Penal Internacional (CPI)” pudimos analizar los alcances de la remisión conjunta hecha por Chile y México ante el drama que se vive en Gaza.

Siempre con relación a la CPI, resulta de sumo interés una acción legal de abogados en Australia contra sus actuales autoridades, dada la inacción observada de su parte con relación a lo que ocurre en Gaza, y remitida a la CPI de La Haya en estos días (véase nota de The Conversation del 5 de marzo del 2024): la originalidad de esta acción evidencia el sentimiento de profunda frustración de varios sectores en Australia ante la absoluta pasividad de sus autoridades frente al accionar de Israel en Gaza y ante las declaraciones de apoyo a Israel oídas en Australia por parte de responsables políticos.  En este enlace, nuestros estimables lectores podrán conocer con mayor detalle el documento  que fue remitido a la oficina del Fiscal de la CPI desde Australia.

De regiones del mundo  (y ya no Estados) que podrían también tomar acciones

No está de más indicar la iniciativa conjunta reciente de España y de Irlanda en el seno de la Unión Europea (UE) de cara al régimen de sanciones previsto por las diversas regulaciones europeas, cuando un Estado que tiene un acuerdo de asociación con la UE viola de manera flagrante y masiva los derechos humanos (véase nota de The Guardian del 15 de febrero del 2024).

Con relación a América Latina, cabe señalar lo que ocurrió recientemente en una reunión de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (más conocida como CELAC) en la que ni Argentina, ni Costa Rica, ni Ecuador, ni El Salvador, ni Guatemala, ni Panamá, ni Paraguay, ni Perú, ni Uruguay aparecen firmando una declaración conjunta condenando de manera vehemente el accionar insensato de Israel en Gaza (Nota 4).

Siempre en el hemisferio americano, desde el 7 de octubre del 2023, la Organización de Estados Americanos (OEA) mantiene un profundo silencio con relación a las víctimas palestinas en Gaza. Al igual que el silencio de algunas otras organizaciones internacionales intergubernamentales regionales o subregionales, plantea interrogantes muy válidas. En el caso específico de la OEA, hay que remontar a julio del 2014 (Nota 5) para leer un comunicado en el que el anterior Secretario General, el chileno José Miguel Insulza, se refería a lo que ocurre en Gaza (véase comunicado de prensa del 17 de julio del 2014), explicando que:

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó hoy su total adhesión al llamado de Naciones Unidas, en seguimiento de la propuesta de Egipto, de cese al fuego y pausa humanitaria en el territorio de Gaza, y condenó los ataques del ejército de Israel, que ya han cobrado más de 230 muertos. El Secretario General Insulza también cuestionó la acción armada de Hamas contra territorio israelí y exhorto a ambas partes a colaborar con la iniciativa egipcia“.

En realidad, el saldo final de la operación militar en Gaza que inició  en julio del 2014 y finalizó el 26 de agosto del 2014 fue mucho mayor: tras la ofensiva militar en Gaza (70 muertos del lado israelí, entre ellos 67 soldados y 3 civiles israelíes), se registró la muerte de 2 251 personas del lado palestino, entre ellos 551 niños (véase enlace para acceder al informe elaborado por una comisión de investigación de Naciones Unidas y su resumen). Invitamos a nuestros estimables lectores a revisar las cifras y a establecer un macabro ratio de víctimas palestinas por cada vida perdida por un civil israelí de manera a entender mejor la lógica que nuevamente se observa desde la tarde/noche del 7 de octubre del 2023 por parte de las máximas autoridades israelíes.

De algunos informes y datos pasados por alto en algunos grandes medios de prensa internacionales

Con respecto a las exportaciones de armas hacia Israel, el pasado 23 de febrero del 2024, fue desde Naciones Unidas que un nutrido grupo de expertos en derechos humanos y de mecanismos solicitó un cese inmediato de exportaciones de armas hacia Israel. Sobre el particular, véase el texto completo del comunicado oficialcuya lectura completa se recomienda) y en el que se lee que:

The need for an arms embargo on Israel is heightened by the International Court of Justice’s ruling on 26 January 2024 that there is a plausible risk of genocide in Gaza and the continuing serious harm to civilians since then”, the experts said. The Genocide Convention of 1948 requires States parties to employ all means reasonably available to them to prevent genocide in another state as far as possible. “This necessitates halting arms exports in the present circumstances”, the experts said”.

Posiblemente  nuestros estimables lectores descubran la existencia de este texto colectivo suscrito por gran cantidad de relatores especiales y expertos independientes de Naciones Unidas al leer la cita previamente referenciada. No deben de sorprenderse mayormente: en efecto, como ya viene siendo costumbre desde la tarde/noche del pasado 7 de octubre, este importante llamado colectivo hecho desde la sede central de Naciones Unidas en Europa, exigiendo frenar el accionar militar de Israel en Gaza, ha sido escasamente difundido y mucho menos referenciado en los grandes medios de prensa internacionales.

Otros informes recientes totalmente pasados por alto en medios de prensa con relación al irrespeto de Israel hacia la justicia internacional de La Haya son:

– el informe de la ONG Human Rights Watch  (HRW), detallando el nivel de desacato de Israel a la ordenanza de la CIJ con fecha del 26 de febrero del 2024 y disponible en este enlace;

– el informe de la ONG International Commission of Jurists (ICJ), publicado en la misma fecha y que va en el mismo sentido que el anterior (disponible en este enlace);

– un informe muy similar de la ONG Amnistía Internacional, publicado en la misma fecha (disponible en este enlace) y en el que se puede leer que:

La catástrofe humanitaria que hoy se vive en la Franja de Gaza ocupada es el resultado del bloqueo que Israel impone desde hace 16 años y su intensificación adicional, así como de las reiteradas y devastadoras operaciones militares. Desde 2007, Israel mantiene el control del espacio aéreo, las fronteras terrestres y las aguas territoriales de Gaza, y restringe estrictamente la circulación de los productos básicos y las personas que entran o salen de la Franja, lo que alimenta un desastre humanitario. Israel ha obligado a la población de Gaza a vivir en condiciones cada vez más terribles, que desde octubre de 2023 se han deteriorado con tal celeridad y gravedad que la población en su totalidad hace frente actualmente a una hambruna que no obedece a causas naturales. El bloqueo de Israel es una forma de castigo colectivo y un crimen de guerra. Es uno de los medios fundamentales de Israel para mantener su sistema de apartheid contra la población palestina, que es un crimen contra la humanidad”.

Es más que notoria la nula difusión de estos informes en medios de prensa internacionales, en particular en algunos de ellos usualmente sumamente pendientes de los comunicados emitidos desde HRW, la ICJ o desde una ONG del prestigio y la trayectoria de Amnistía Internacional.

Un drama inhumano al que Israel somete a la población civil de Gaza

El Consejo de Seguridad sesionó el pasado 27 de febrero para escuchar a diversos expertos y agencias de Naciones Unidas, alertando a los integrantes de dicho Consejo sobre la imperiosa necesidad de ordenar sin preludios un cese urgente de las hostilidades en Gaza ante la hambruna inminente que amenaza a toda la población (véase comunicado oficial de Naciones Unidas).

En una de las intervenciones, uno de los responsables de una agencia de Naciones Unidas indicó (véase texto completo de su intervención ante el Consejo de Seguridad) que:

Hunger and the risk of famine are exacerbated by factors that go beyond just the availability of food. Inadequate water, sanitation, and health services creates a cycle of vulnerability, where malnourished people – especially among the tens of thousands of people who are injured – become more susceptible to disease that further depletes the body’s nutritional reserves.

A steep rise in malnutrition among children and pregnant and breastfeeding women in the Gaza strip is a particularly grave concern. And add chronic overcrowding, exposure to the cold and an absence of adequate shelter to this lack of nutrition, and you have created the conditions for massive disease epidemics“.

Tuvimos la oportunidad de analizar el alcance del veto de Estados Unidos del pasado 20 de febrero, a un proyecto de resolución ordenando un cese al fuego por razones humanitarias presentado por Argelia. Este proyecto de resolución contó con 13 votos a favor una abstención (Reino Unido) y el voto en contra (veto) de Estados Unidos: véase al respecto nuestra nota titulada “Gaza  /  Israel: en torno al veto indefendible de Estados Unidos en el seno del Consejo de Seguridad“.

Un diplomacia sudafricana muy activa

El pasado 1ero de marzo del 2024, en medio de un repudio generalizado por parte de otros Estados ante el accionar de Israel (véase nota de prensa de Le Figaro), fue de nuevo fue la diplomacia sudafricana una de las primeras en alzar fuertemente la voz ante un nuevo drama ocurrido el 29 de febrero, durante una entrega por parte de camiones con ayuda humanitaria cuyos beneficiarios fueron ultimados por soldados de Israel.

Al respecto, véase el comunicado oficial de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de  Sudáfrica en el que se lee que:

This attack comes just days after Israel submitted a report to the International Court of Justice (ICJ) and to which South Africa is preparing a response to. This latest atrocity is another breach of international law and in breach of the binding provisional orders of the ICJ. Legal remedies are one route to end institutionalised impunity that Israel has enjoyed for decades, which has emboldened them to act in the manner they have been doing on Thursday, 29 February 2024, and for decades before that“.

En América Latina, Chile de igual forma condenó tempranamente lo ocurrido en Gaza el 29 de febrero durante la entrega de ayuda humanitaria (véase comunicado oficial de prensa) asi como Brasil (véase comunicado oficial) y Colombia (véase comunicado oficial de prensa).

Se sugiere a nuestros estimables lectores averiguar qué ha comunicado oficialmente su respectivo Estado ante esta verdadera masacre injustificable de civiles por parte de Israel, observada por el mundo entero el pasado 29 de febrero. Y si no ha comunicado nada su respectivo aparato diplomático, preguntarse entonces qué es lo que puede estar inhibiéndolo de expresarse al respecto, teniendo acceso a las mismas imágenes y testimonios que circularon en todo el mundo: un reportaje publicado en Israel a partir de testimonios de sobrevivientes en Magazine+972, titulado “Survivors of Gaza aid convoy massacre describe ‘indiscriminate’ Israeli fire” (véase texto completo) detalla lo ocurrido aquel fatídico 29 de febrero en Gaza para 115 civiles.

En este inicio del 2024, un Estado como Sudáfrica se destaca ante el mundo por su incansable batalla legal ante la justicia internacional en aras de lograr frenar la insensatez de la maquinaria militar israelí en Gaza. Mientras que Sudáfrica ha reforzado su prestigio e imagen como raramente observado, para Israel el desprestigio es total, con  aliados que se sienten cada vez más incómodos.

A modo de conclusión

Con relación a medidas provisionales ordenadas por la CIJ y que son posteriormente ignoradas por un Estado, tuvimos en el 2022 la ocasión de observar  el irrespeto a las medidas provisionales ordenadas a Rusia por parte de la CIJ en el mes de marzo del 2022, solicitadas por Ucrania (véase ordenanza del 16 de marzo del 2022). Cabe recordar que Rusia optó en marzo del 2022  por no comparecer ante los jueces de La Haya, por razones que se desconocen (Nota 6).

El conjunto de sanciones tomadas en contra de Rusia y que se reforzaron al no acatar Rusia lo establecido por el juez internacional a partir de marzo del 2022, interpela ahora a muchos decisores en Europa, Estados Unidos y Canadá con relación al desacato absoluto por parte de Israel a la ordenanza de la CIJ leída el 26 de enero del 2024. La inconsistencia de estos decisores es palpable y amenaza su credibilidad futura en acciones tomadas en defensa de las reglas del ordenamiento jurídico internacional.

Finalmente, cabe indicar que Israel se ha prestado para llevar a cabo una guerra informativa, con por ejemplo bebés decapitados que nunca dejaron ningun rastro documental (véase nota de Los Angeles Press) o un supuesto centro de comando principal del Hamás debajo del hospital de Al Shifa en Gaza que nunca se encontró: estas son tan solo algunas de las muchas “pruebas irrefutables” que se evaporaron como el aire, y sobre las que Israel ha intentado construir un discurso para justificar su accionar.

Ahora bien, poner a prueba a la justicia internacional y defender los principios elementales del derecho internacional humanitario ante la insensatez del accionar militar de Israel en Gaza deberian de poder ser asumidos por muchos otros Estados, además de Sudáfrica. No obstante, muchos se mantienen sumidos en una pasividad e inacción que llaman poderosamente la atención: en particular los Estados de Europa, de la península arábica así como y los ubicados en el Norte del continente americano, de los cuales se esperaba una mayor consistencia con sus posiciones en defensa de la justicia internacional y de las reglas que imperan en el ordenamiento jurídico internacional.

Es de precisar que ante las acciones interpuestas legales por Sudáfrica, el aparato estatal de Israel no ha logrado dar respuestas mayormente convincentes: el simple hecho que la ordenanza emitida por la CIJ el pasado 26 de enero fuera adoptada con 16 votos a favor y una sola jueza en contra, o en algunos puntos del dispositivo, con 15 votos a favor y 2 votos en contra (véase detalle en el parrafo 86 de la ordenanza de la CIJ del 26 de enero) evidencia la debilidad de la defensa legal israelí ante los jueces de La Haya.

Dada la contundencia de la petitoria elaborada por la diplomacia sudafricana, Israel no ha podido más que lanzar desde diversos sectores improperios, amenazas y otras reacciones iracundas que ya no impresionan mayormente.

Al respecto, es de notar que la jefa de la diplomacia sudafricana hizo ver que recibe amenazas veladas en redes sociales, apuntando sin tapujos hacia los servicios de inteligencia israelíes. En esta nota de prensa publicada el 8 de febrero, se puede leer que:

I felt that [it would] be better if we had extra security. But what I’m more concerned about is my family, because in some of the social media messages my children are mentioned and so on, but this is par for the course. The Israeli agents, the intelligence services, [this] is how they behave, and they seek to intimidate you, so we must not be intimidated. There is a cause that is under way“.

–  –  Notas  –  –

Nota 1:  Véase al respecto nuestra nota BOEGLIN N., “Gaza / Israel: a propósito de las maniobras norteamericanas y la reciente resolución S/RES/2720(2023) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas“, Blog derechointernacionalcr, edición del 22 de diciembre del 2023. Texto disponible aquí.

Nota 2: Véase ATT Expert GroupDomestic accountability for international arms transfers: Law, policy and practice, Saferworld, 2021, 54 páginas. Texto disponible haciendo click en “donwload” aquí. Véase también con relación a la nroamtiva regional de la Unión Europea en la materia MERLIN J.-B., “Les contentieux nationaux relatifs à la vente interétatique d’armes“, Vol. 65 Annuaire Français de Droit International, Année (2019) pp.71-103. Texto integral de ese artículo disponible aquí.

Nota 3: Véase AL TAMIMI Y., “Implications of the ICJ Order (South Africa v. Israel) for Third States“, EJIL Talk, edición del 6 de febrero del 2024. Texto completo disponible aquí.

Nota 4: La Declaración de la CELAC sobre Israel y Gaza del 2 de marzo titulada “Statement on Israeli actions in Occupied East Jerusalem and the rest of the Occupied Palestinian Territory” se encuentra disponible en este enlace oficial del Palacio del Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Nota 5: Véase con respecto a las reacciones oficiales registradas en América Latina ante la dramática ofensiva israelí en Gaza del 2014 un artículo que publicamos en Uruguay en el 2015, BOEGLIN N., “A un año del inicio de la operación “Margen Protector”: breves apuntes desde la perspectiva del derecho internacional“, Estudios del CURI (Centro Uruguayo de Relaciones Internacionales), Núm. 7/2015, p. 14. Texto integral disponible aquí.

Nota 6: Con relación a esta inusitada no comparecencia de Rusia ante los jueces de la CIJ, remitimos a nuestros estimables lectores a unas breves reflexiones nuestras: BOEGLIN N., “La fuerza del derecho ante el derecho a la fuerza (el caso de Ucrania y Rusia)A propósito de la no comparecencia de Rusia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)“, Portal de la Universidad de Costa Rica (UCR), 23 de marzo del 2022. Texto disponible aquí.

Ver también

Nicolas Boeglin

Gaza / Israel: Corte Internacional de Justicia (CIJ) fija audiencias en demanda de Nicaragua contra Alemania

por Nicolas Boeglin, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho,Universidad de Costa Rica (UCR). …