viernes, septiembre 25, 2020
 

Conferencia Americana de Asociaciones de Comercio y Producción Montevideo, 28 de Mayo-10 de Junio, 1941

Esta Conferencia (iniciada por la Cámara Nacional de Comercio del Uruguay, la Cámara Mercantil de Productos del País, la Cámara Nacional de Industrias, y la Asociación Rural) se celebró bajo los auspicios del Gobierno de la República Oriental del Uruguay.

Representación: Concurrieron a la Conferencia los delegados de cuarenta y seis instituciones americanas de comercio y producción, establecidas en veinte países del Continente.

Convocada con objeto de estudiar la situación económica en América y las perturbaciones producidas en ella por la guerra europea, la asamblea se dividió en tres secciones, encargadas respectivamente de examinar las siguientes materias: (1) Problemas de Economía General; (2) Fomento del Comercio Interamericano; (3) Iniciativas generales y Ordenación de las Resoluciones. Como resultado final, la Conferencia aprobó veintinueve recomendaciones, y una Convención ‘relativa a la creación del Consejo Permanente de Asociaciones Americanas de Comercio y Producción (infra, Apéndice B, núm. 25). Entre las recomendaciones sobre problemas de economía general, estaban incluidas algunas tocantes a los siguientes temas: limitación de la intervención estatal en la vida económica a fines de fomento, estímulo y defensa de la producción y del consumo (I); empleo de mayores estímulos para el proceso de industrialización, organización de laboratorios y de otros órganos de investigación por medio de acuerdos entre el Estado y las fuerzas privadas, y adopción de otras medidas para fomentar los progresos industriales (III); creación de organismos nacionales con objeto de orientar las inversiones del capital extranjero en la América Latina, y señalamiento de los bancos centrales como los organismos más competentes para dirigir los movimientos de capitales y para evitar las bruscas oscilaciones del mercado monetario (IV); adopción de acuerdos sobre coordinación de política comercial por parte de los países de producciones comunes (V); cooperación interamericana, por medio del propuesto Banco Interamericano (infra, Apéndice B, núm. 28) u otro organismo central, a fin de regular la inestabilidad del valor de las monedas y la rigidez del control de cambios (X); adopción de la ¡dea de la Unión Aduanera estudiada ya por los países del Plata, o de otro proyecto semejante para reducir las tarifas aduaneras (XIV). En las recomendaciones para fomento del comercio interamericano, se trató de las siguientes materias: mayor aprovechamiento de los recursos naturales y reducción del costo de producción y distribución (II); perturbación del comercio de materias primas causada por los productos sintéticos y sucedáneos (VI); transportes marítimos interamericanos y varias cuestiones relacionadas, tales como las de itinerarios, de fletes, o de contratos (XVI); problemas de los servidos consulares y de los aranceles (XXVI y XXVII); exigencias del consumidor (XXIX), etc. Otros temas tratados por la Conferencia en sus recomendaciones fueron: creación del Instituto Interamericano de Policía Sanitaria y Vegetal (XII), proyecto todavía pendiente; arbitraje comercial, ventas c.i.f., uniformidad de letras de cambio, crédito documentado, usos y costumbres comerciales, y organización científica y uniforme de estadísticas (XVII-XXIII). La ya referida Convención (No. 30 de las conclusiones aprobadas) creó el Consejo Permanente de Asociaciones Americanas de Comercio y Producción, el cual había de ser, en efecto, una Cámara de Comerdo Panamericana con sede, preferiblemente, en la dudad de Montevideo. La Mesa de la Conferencia quedó investida del carácter de Consejo y Comisión Ejecutiva, con la función de llevar addante el proyecto de dar vida al órgano permanente. Este, según lo dispuesto en el Artículo 1º de la Convención, estaría formado por las asodadones en las que se hubiera investido “en cada país la representación permanente del comercio y de la producción,” y que hubieran suscrito dicha Convención o manifestado su adhesión a la misma.

Obras a consultas “Conferencia Americana de Asodadones de Comerdo y Producción,” por José A. Mora Otero, Boletín de la Unión Panamericana, Vol. LXXV (1941), pág. 497. Para el texto revisado de las resoluciones adoptadas por esta Conferencia, véase: Consejo Permanente de Asodadones Americanas de Comerdo y Producción: Plan de Trabajo de la Comisión Ejecutiva (Acta de la Primera Sesión Celebrada por la Misma los Días 9 y 10 de Diciembre de 1942) (Montevideo, Febrero de 1943), pág. 43. Para el texto revisado del Acta de Constitución del Consejo Permanente, véase, ibid., pág. 71.

Ver también

Derecho Internacional

Derecho Internacional

Derecho Internacional Rafael Casado Raigón (Autor/a) ISBN: 978-84-309-7957-8 (Estándar)Edición: 4ª ed., 2020Páginas: 448 Concebido para …

A %d blogueros les gusta esto: