jueves, julio 2, 2020
 

Tratado preliminar de paz entre Rusia y Turquía (San Estefano, 19 febrero – 3 marzo de 1878)

Su Majestad el Emperador de Rusia y Su Majestad el Emperador de los Otomanos, inspirados en el deseo de restaurar y asegurar los beneficios de la paz a sus países y pueblos, así como; de prevenir toda posible complicación capaz de impedir la misma, ha nombrado como sus Plenipotenciarios, con el fin de llevar a cabo, concluir y firmar los preliminares de paz:…

Quienes después de cambiarse sus plenos poderes, encontrados en buena y debida forma, han convenido los siguientes artículos:

Artículo I. Para poner fin a los perpetuos conflictos entre Turquía y Montenegro, la frontera que separa los dos países será rectificada, conforme al Mapa anejo al presente, sujeta a la rectificación que después se menciona, de la siguiente manera:

Desde la montaña de Dobrostitza la frontera seguirá la línea indicada por la Conferencia de Constantinopla hasta Korito por Bilek. Desde aquí la nueva frontera correrá a Gatzco (Metochia-Gatzco pertenecerá a Montenegro), y en dirección a la confluencia del Piva y el Tara, subiendo hacia el norte por Drina hasta su confluencia con el Lim. La frontera oriental del Principado seguirá este último río hasta Prijepolje y continuará por Roshaj a Sukha-Planina (dejando Bihor y Roshaj Montenegro). Incluyendo Bugoro, Plava, y Gusinje, la línea fronteriza seguirá la cadena de montaña por Shlieb, Paklen y a lo largo de la frontera norte de Albania, por las crestas de los montes Koprivnik, Babavik, Bor-vik, a la cúspide de Prokleti. Desde este punto la frontera continuará por la cima de Biskaschik, y se dirigirá en línea recta al Lago de Tjiceni-hoti. Dividiendo Tjieeni-hoti y Tjiceni- kastrati, cruzará el Lago de Seutari al Boyana, cuyo thalweg continuará hasta el mar. Nichsich, Gatzco, Sponje, Padgoritza, Jabliak y Antivari quedarán para Montenegro.

Una Comisión europea en la que la Sublime Puerta y el Gobierno de Montenegro estarán representados, será la encargada de fijar los limites definitivos del Principado, haciendo sobre el terreno aquellas modificaciones que se estimen necesarias y equitativas, desde el Punto de vista de los respectivos intereses y tranquilidad de los dos países, para lo cual la Comisión acordará en este respecto lo que juzgue necesario.

Habiendo sido siempre la navegación del Boyona, motivo de disputa entre la Sublime Puerta y Montenegro, se someterá a una regulación especial, que será preparada por la misma Comisión Europea.

Art. II. La Sublime Puerta reconoce definitivamente la independencia del Principado de Montenegro.

Un acuerdo entre el Gobierno Imperial de Rusia, el Gobierno Otomano y el Principado de Montenegro determinará, subsiguientemente el carácter y la forma de las relaciones entre la Sublime Puerta y el Principado con miras especialmente al establecimiento de Agentes Montenegrinos en Constantinopla, y en ciertas localidades del Imperio Otomano, en el que se reconocerá la necesidad de estos Agentes, la extradición de criminales fugitivos de un territorio a otro, y la sujeción de los Montenegrinos viajando o residiendo en el Imperio Otomano a las leyes y autoridades Otomanas, de acuerdo con los principios del derecho internacional y de los usos establecidos concernientes a los montenegrinos.

Se concluirá un Convenio entre la Sublime Puerta y Montenegro para regular las cuestiones referentes a las relaciones entre los habitantes de los confines de los dos países y a las operaciones militares sobre los mismos confines. Los puntos sobre los cuales no pueda establecerse un acuerdo, serán sometidos a arreglo por arbitraje de Rusia y Austria- Hungría.

Si de aquí en adelante hay alguna discusión o conflicto, excepto con miras dé nuevas ambiciones territoriales, Turquía, y Montenegro dejarán el arreglo de sus diferencias a Rusia y Austria-Hungría, que arbitrarán en común.

Las tropas de Montenegro evacuarán el territorio no comprendido dentro de los límites antes indicados en el plazo de diez días a contar de la firma de los preliminares de Paz.

Art. III. Se reconoce a Servia como independiente. Su frontera marcada en el mapa anejo, seguirá el thalweg del Drina, dejando Peque Zwornik y Zakar al Principado, y siguiendo el antiguo límite hasta las fuentes del arroyo Devezo, cerca de Stoilac.

Entonces la nueva línea seguirá el curso de aquel arroyo hasta el río Raska, y desde aquí el curso de este último hasta Novi-Bazar.

Desde Novi-Bazar, subiendo el arroyo que pasa cerca, de los pueblos de Mekinje e Irgoviste hasta su puente, la línea de frontera seguirá por Bosur-Planina, en el valle del Ibar y después bajará por el arroyo que vierte en este río cerca del pueblo de Ribanic.

La línea continuará desde aquí el curso de los ríos Ibar, Situ iza y lab., y del arroyo Batiutze hasta sus fuentes (por encima de Grapachnitza Planina). Entonces la frontera continuará por las alturas que separan las aguas del Kriva y del Vaternitza, y seguirá este último río por el camino más corto hasta las bocas del arroyo Miovazka, con el que subirá, cruzando el Miovatzka Planina y bajará de nuevo hacia el Morava, cerca del pueblo de Kalimanci.

Desde este punto la frontera seguirá el Morava hasta el río Vlossura, cerca del pueblo de Stalkovtzi. Ascendiendo este último río, hasta el Limberazda, y el arroyo, Koukavitze, la línea pasará por el Sukha Planina, correrá a lo largo del arroyo Urylo hasta el Nisawa, y bajará por dicho río hasta el pueblo de Kronpatz, desde donde la línea irá a unirse por el camino más corto con la antigua frontera servia al sudeste del Karoul-Baré, que no la dejará hasta encontrar el Danubio.

Ada-Kale será evacuado y arrasado.

Una Comisión Turco-Servia, asistida por un Comisario ruso, trazará en el término de tres meses sobre el terreno la línea definitiva de frontera, y se arreglarán definitivamente las cuestiones referentes a las islas del Drina. Un delegado búlgaro será admitido a participar en los trabajos de la Comisión cuando se trate de la frontera entre Servía y Bulgaria.

Art. IV. Los musulmanes que posean tierras en los territorios anexionados a Servia, y que deseen residir fuera del Principado, pueden conservar su propiedad real dejándolas en arriendo o administración a otros. Una Comisión Turco-Servia, asistida por un Comisario ruso, será la encargada de decidir por completo, en el plazo de dos años, todas las cuestiones relativas a la comprobación del estado real en que se encuentran los intereses musulmanes.

Esta Comisión será también la encargada de fijar en el plazo de tres años el método de venta de las propiedades del Estado y fundaciones religiosas, así como todas las cuestiones relativas a los intereses de las personas privadas que pueden hallarse complicadas. Hasta la conclusión de un Tratado directo entre Turquía y Servía que determine el carácter de las relaciones entre la Sublime Puerta y el Principado, los súbditos servios que viajen o residan en el Imperio Otomano serán tratados de acuerdo con los principios generales del Derecho Internacional.

Las tropas servias evacuarán los territorios no comprendidos dentro de los límites arriba mencionados en el plazo de quince días desde la firma de los Preliminares de Paz.

Art. V. La Sublime Puerta reconoce la independencia de Rumania, cuyo pretendido derecho a una indemnización, será discutido entre los dos países.

Hasta la conclusión de un Tratado directo entre Turquía y Rumania, los súbditos rumanos gozarán en Turquía de todos los derechos garantizados a los súbditos de las otras Potencias europeas.

Art. VI. Bulgaria se constituye en Principado autónomo tributario, con, un Gobierno Cristiano y ejército nacional.

Las fronteras definitivas del Principado Búlgaro serán trazadas por una Comisión especial Ruso-Turca antes de la evacuación de Rumelia por el ejército Imperial Ruso.

Esta Comisión, al hacer sobre el terreno las modificaciones del trazado general, tendrá en cuenta el principio de la nacionalidad de la mayoría de los habitantes de los distritos fronterizos, de acuerdo con las Bases de Paz, así como las necesidades topográficas, y los intereses prácticos de intercomunicación de la población local.

La extensión del Principado Búlgaro se halla trazada en líneas generales en el mapa que se acompaña, que servirá de base para la fijación definitiva de los límites. Dejando la nueva frontera del Principado Servio, la línea seguirá el límite occidental del Caza de Wrania hasta la cadena del Kara-dayh. Volviendo hacia el oeste la línea continuará los límites occidentales de los Casas de Koumanovo, Kotchani, Kalkandelen, hasta el Monte Korab; desde donde sigue por el río Walestchiza hasta su unión con el Drina negro. Girando hacia el sur por el Drina, y después por los límites occidentales del Caza de Ochride hacia Monte Linas, la frontera seguirá los límites occidentales de los Cazas de Gortcha y Starovo, así como el Monte Grammos. Desde allí por el Lago de Kastoria, la línea de frontera irá a buscar el río Moglenitza, y después de haber seguido su curso y pasado al sur de Yanitza (Wardar Yenidje), irá por las bocas del Wardar y por el Galliko hacia los pueblos de Parga y SaraiKeni, desde donde seguirá por en medio del Lago Bechikguel a la boca de los ríos Strouma y Karassow, y por la orilla del mar hasta Buru- Guel, desde donde avanza al noroeste hacia el Monte Tchaltepe por la cadena de Rhodope hasta el Monte Kronschowo, por los Balcanes Negros (Kara Balkan), las montañas Eschekkoulatchi, Tchepelion, Karakolas y Tschiklas, hasta el río Aida.

Desde aquí se trazará la línea en la dirección de la ciudad de Tchirmen y dejando la ciudad de Adrianópoli al sur, por los pueblos de Sugutlion, Kara-Hamza, Aronantkeni, Akardjii y Emidje hasta el río Tekederessi. Seguira los ríos Tekederessi y Tchorlanderessi hasta Loule-Biurgaz, y desde allí, por el río Sondjakdere hasta el pueblo de Serguen, la línea de frontera irá por las alturas directas hacia Hakitambissai, donde encontrará el Mar Negro. Dejará la costa cerca de Mangalia, siguiendo los límites Sur del Sandjak de Toultcha, y termina en el Danubio por arriba de Rassova.

Art. VII. El Príncipe de Bulgaria será elegido libremente por la población y confirmado por la Sublime Puerta, con el asentimiento de las Potencias. Ningún miembro de las dinastías reinantes en las grandes Potencias Europeas podrá ser elegido Príncipe de Bulgaria.

En el caso de que la dignidad de Príncipe de Bulgaria vaque, la elección de nuevo Príncipe se sujetará a las mismas condiciones y forma.

Antes de la elección de Príncipe, una Asamblea de Notables Búlgaros, convocada en Filipópolis (Plowdiw) o Tyrnowo, redactará, bajo la dirección de, un Comisario Imperial Ruso y en presencia de un Comisario Otomano, la organización de la futura administración, de acuerdo con los precedentes establecidos en 1830, después de la paz de Adrianópoli, en los Principados Danubianos.

En las localidades donde los búlgaros están mezclados con turcos, griegos, valaquios (Kontzo-Ulachs), u otros se tendrán en cuenta los derechos e intereses de estas poblaciones en las elecciones y en la preparación de las Leyes Orgánicas.

La introducción del nuevo sistema en Bulgaria, y la dirección de sus trabajos, será confiada durante dos años a un Comisario Imperial Ruso. A la expiración del primer año

después de introducido el nuevo sistema, y si se ha establecido sobre ello un acuerdo entro Rusia, la Sublime Puerta, y los Gabinetes de Europa, podrán, si lo estiman necesario, asociar Delegados especiales, al Comisario Imperial Ruso.

Art. VIII. El ejército Otomano no restará por más tiempo en Bulgaria, y todas las antiguas fortalezas serán destruidas a cargo del Gobierno local. La Sublime Puerta tendrá derecho a disponer, como juzgue conveniente, del material de guerra y de toda otra propiedad perteneciente al Gobierno otomano que haya sido dejada en las fortalezas del

Danubio ya evacuadas de acuerdo con las disposiciones del Armisticio del 19 al 31 de enero, así como de la de los fuertes de Schoumta y Varna.

Hasta la completa formación de un ejército nacional suficiente para mantener el orden, seguridad y tranquilidad, y cuya fuerza se fijará después por acuerdo entre el Gobierno Otomano y el Gabinete Imperial Ruso, tropas rusas ocuparán el país y prestarán ayuda armada al Comisario en caso que la necesite. Esta ocupación, estará también limitada al plazo aproximado de dos años.

La fuerza del ejército ruso de ocupación, compuesto de seis, divisiones de infantería y dos de caballería, que permanecerá en Bulgaria después de la evacuación de Turquía por el ejército Imperial, no excederá de cincuenta mil hombres. Será sostenido a cargo del país ocupado. Las tropas rusas de ocupación en Bulgaria mantendrán sus comunicaciones con Rusia, no sólo a través de Rumania, sino también por los puertos del Mar Negro, Varna y Bourgas, donde podrán organizar, durante el término de la ocupación, los depósitos necesarios.

Art. IX. El importe del tributo anual que Bulgaria tiene que pagar a la Corte Soberana, por mediación de un Banco designado más adelante por la Sublime Puerta, será determinado por un convenio entre Rusia, el Gobierno Otomano y los otros Gabinetes al fin del primer año, durante el cual la nueva organización funciona. Este tributo se calculará sobre el término medio de ingresos de todos los territorios que forman parte del Principado.

Bulgaria tomará sobre sí las obligaciones del Gobierno Imperial Otomano respecto a la Compañía de Ferrocarril Rustehuk y Varna, después de celebrar un acuerdo entre la Sublime Puerta, el Gobierno del Principado y los Directores de esta Compañía. Las regulaciones referentes a todas las otras vías férreas que cruzan el Principado se reservan también a un acuerdo entre la Sublime Puerta, el Gobierno establecido en Bulgaria, y los Directores de las correspondientes Compañías.

Art. X. La Sublime Puerta tendrá derecho a hacer uso de Bulgaria para el transporte por determinados caminos, de sus tropas, municiones y provisiones a las provincias más allá del Principado y viceversa. Con el fin de evitar dificultades y malentendidos en la aplicación de este derecho, al mismo tiempo garantía de las necesidades militares de la Sublime Puerta, una regulación especial fijará las condiciones del mismo tres meses después de la ratificación del presente Tratado, por medio de un acuerdo entre la Sublime Puerta y el Gobierno Búlgaro.

Queda claramente entendido qué este derecho se limita a las tropas regulares otomanas, y que las irregulares, las Bashi-Bazouks, y las circasianas, se hallan completamente excluidas.

La Sublime Puerta se reserva también el derecho de enviar su servicio postal a través del Principado y de mantener la comunicación telegráfica. Estos dos puntos serán también determinados en la forma y en el tiempo arriba indicados.

Art. XI. Los propietarios musulmanes u otros que fijen su residencia personal fuera del Principado pueden conservar sus propiedades teniéndolas arrendadas o administradas por otros. Comisiones Turco-Búlgaras se reunirán en los principales centros de población, bajo la dirección de Comisarios rusos, para decidir completamente en el término de dos años todas las cuestiones relativas a la comprobación de la propiedad real, en la que musulmanes u otros puedan estar interesados. Comisiones similares estarán encargadas de regular durante dos años todas las cuestiones relativas a las formas de venta, laboreo o uso a beneficio de la Sublime Puerta, de las propiedades del Estado y de las fundaciones religiosas.

Al expirar los dos años arriba mencionados todas las propiedades que no hayan sido reclamadas serán vendidas en pública subasta, y los productos obtenidos se dedicarán a sostener a las viudas y huérfanos, tanto musulmanes como cristianos, víctimas de los recientes acontecimientos (1).

Art. XII. Todas las fortalezas del Danubio serán destruidas. No habrá en el futuro fuertes sobre las orillas de este río, ni ningún soldado en las aguas de los Principados de Rumania, Servia y Bulgaria, excepto los puestos de costumbre y los pequeños barcos utilizados para la policía del río y fines aduaneros.

Los derechos, obligaciones y prerrogativas de la Comisión Internacional del Bajo Danubio, se mantienen intactos.

Art. XIII. La Sublime Puerta se compromete a hacer otra vez navegable el paso de Soulina, y a indemnizar a los particulares que hayan sufrido pérdidas por la guerra y la interrupción de la navegación del Danubio, aplicando para esta doble carga la suma de quinientos mil francos del total debido a la Sublime Puerta por la Comisión Danubiana.

Art. XIV. Las propuestas europeas comunicadas a los Plenipotenciarios Otomanos en la primera reunión de la Conferencia de Constantinopla serán inmediatamente introducidas en Bosnia y Herzegovina, con algunas modificaciones que pueden acordarse en común entre la Sublime Puerta, el Gobierno de Rusia y el de Austria Hungría.

El pago de los impuestos atrasados no será exigido, y los ingresos corrientes de estas provincias hasta el 1.° de marzo de 1880, se aplicarán exclusivamente a indemnizar las familias de refugiados y habitantes, víctimas de los recientes acontecimientos, sin distinción de raza o credo, así como a las necesidades locales del país. La suma recibir anualmente después de este período por el Gobierno central se fijará subsiguientemente por acuerdo entre Turquía, Rusia y Austria-Hungría.

Art. XV. La Sublime Puerta se compromete a aplicar escrupulosamente en la Isla de Creta la Ley Orgánica de 1868, tomando en cuenta los deseos previamente expresados por la población indígena.

Una ley análoga adaptada a las necesidades locales se aplicará igualmente en el Epireo, Tesalia, y otras partes de Turquía europea, para las cuales no se previene una constitución especial en el presente Tratado.

Comisiones especiales en las que la población indígena se halle largamente representada, se formaran en cada provincia con el fin de elaborar los pormenores de la nueva organización, y el resultado de sus trabajos será sometido a la Sublime Puerta, que consultará al Gobierno Imperial de Rusia antes de llevarlo a efecto.

Art. XVI. Como la evacuación por las tropas rusas del territorio que ocupan en Armenia, y que ha sido devuelto a Turquía, puede dar lugar a conflictos y complicaciones perjudiciales para el mantenimiento de las buenas relaciones entre los dos países, la Sublime Puerta se compromete a llevar a efecto, sin pérdida de tiempo, las mejoras y reformas pedidas por demandas locales en las provincias habitadas por armenios, y garantizar la seguridad de los kurdas y circasianos.

Art. XVII. Una amplia y completa amnistía es otorgada por la Sublime Puerta a todos los súbditos Otomanos comprometidos en los recientes acontecimientos, y todas las personas que por esta causa sufren prisión o destierro serán inmediatamente puestas en libertad.

Art. XVIII. La Sublime Puerta tomará en seria consideración la opinión expresada por los Comisionados de las Potencias mediadoras respecto a la posesión de la ciudad de Khotour y se compromete a que los trabajos de la delimitación definitiva de la frontera Turco-Persa se lleven a efecto.

Art. XIX. La indemnización de guerra y las pérdidas sufridas por Rusia que Su Majestad el Emperador de Rusia reclama, y que la Sublime Puerta se obliga a reembolsarle, consisten en:

a) Novecientos millones de rublos por gastos de guerra (mantenimiento del ejército, substitución del material de guerra y contratos de guerra).

b) Cuatrocientos millones de rubios a cuenta de los daños causados en la costa sur de Rusia, a su comercio de exportación, a sus industrias y a sus ferrocarriles,

c) Cien millones de rubios por los daños causados en el Cáucaso por la invasión; y

d) Diez millones de rubios por gastos y daños causados a los súbditos y establecimientos rusos en Turquía.

Total mil cuatrocientos diez millones de rubios.

Teniendo en cuenta las dificultades financieras de Turquía, y de acuerdo con los deseos de Su Majestad el Sultán, el Emperador de Rusia consiente en substituir el pago de gran parte del dinero enumerado en el párrafo anterior, por las siguientes cesiones territoriales:

a) El Sandjak de Toulteha, es decir los distritos (Cazas) de Kilia, Soulina, Mahmondie, Isakteha, Toultcha, Matchine, Babadagh, Hirsowo, Kustendje y Medjidie, así como las Islas Delta y la Isla de las Serpientes.

Sin embargo, no deseando anexionarse estos territorios y las islas Delta, Rusia se reserva el derecho de cambiarlo por la parte de Besarabia separada de ella por el Tratado de 1858, y que limita por el sur con el thalweg del Kilia y la boca del StaryStamboul.

La cuestión del reparto de las aguas y pesquerías será determinada por una Comisión Ruso-Romana un año después de la ratificación del Tratado de Paz.

b) Ardahon, Kars, Batoum, Bayazet, y el territorio hasta el Sagaubough.

En su contorno general, la línea de frontera, dejando la costa del Mar Negro, seguirá la cúspide de las montañas que separan los afluentes del río Hapa de los del Río Tcharokh, cerca de los pueblos de Alat y Bechaget; desde allí la frontera pasará por los, picos de los Montes Dervenikghek, Hortchezor y Bedjiguin-Dagh, por la cresta que separa los afluentes de los ríos Tortoum-tchai,y el Tcharokh, por las alturas cerca de Zaily-Vihine, descendiendo por el pueblo Vihine-Klissa hasta el río Tortoum-tchai; desde donde continuará por la Cadena Sivridagh al paso del mismo nombre, pasando por el sur del pueblo de Noriman; desde donde volverá al sudeste y se dirige a Zivine, desde donde la frontera pasando al oeste del camino que conduce de Zivine a los pueblos de Ardost y Horassan, gira hacia el sur por la Cadena Saganlough al pueblo de Gilitchman; desde donde por la cresta del Charian-Dagh llegará, por el sur de Hamour al desfiladero de Mourad- tchai; desde allí la línea continuará la cresta del Alla-Dagh y las cúspides del Hori y Toudourek, y pasando, al sur del Valle de Bayazet, irá a encontrar la antigua frontera Turco-Persa al sur del Lago de Kazligueul.

Los límites definitivos del territorio anexionado a Rusia, e indicados en el mapa adjunto, serán fijados por una Comisión compuesta de delegados rusos y otomanos.

Esta Comisión tendrá en cuenta para sus trabajos, la topografía de las localidades, así como consideraciones de buena administración y todas otras que tiendan a asegurar la tranquilidad en el país.

c) Los territorios mencionados en los párrafos (a) y (b) son cedidos a Rusia en equivalencia de la suma de mil cien millones de rubios. En cuanto al resto de la indemnización, aparte de los diez millones de rublos para indemnizar los intereses y establecimientos rusos en Turquía a saber, los trescientos millones de rubios el modo de pago y garantía de esta suma será objeto de un acuerdo entre el Gobierno Imperial de Rusia y el de Su Majestad el Sultán.

d) Los diez millones de rublos pedidos como indemnización de los súbditos y establecimientos rusos en Turquía serán pagados tan pronto como las reclamaciones de los interesados sean examinadas por la Embajada Rusa de Constantinopla y entregadas a la Sublime Puerta.

Art. XX. La Sublime Puerta tomará medidas efectivas para poner un fin amistoso a las causas que se siguen contra los súbditos rusos pendientes hace varios años, indemnizarles si fuese necesario y dejar inmediatamente sin efecto todos los juicios pasados.

Art. XXI. Los habitantes de los distritos cedidos a Rusia que deseen fijar su residencia fuera de estos territorios, tendrán libertad de llevarse o vender todas: sus propiedades. A este fin se les concede un plazo de tres años a contar desde la ratificación del presente Tratado.

Al expirar este plazo todos aquellos habitantes que no hayan vendido sus propiedades y abandonen el país serán súbditos rusos.

Las propiedades pertenecientes al Estado o a las fundaciones religiosas situadas fuera de las localidades citadas, serán vendidas en el mismo plazo de tres años, una Comisión especial Ruso-Turca será nombrada al efecto. La misma Comisión será informada de cuándo y cómo el Gobierno Otomano procede a llevarse el material de guerra, municiones, accesorios y las demás propiedades del Estado que se hallan en la actualidad en los fuertes, ciudades y localidades cedidas a Rusia y no ocupadas al presente por las tropas rusas.

Art. XXII. Los eclesiásticos, peregrinos y monjes rusos de viaje o estancia en Turquía europea o asiática gozarán de los mismos derechos, ventajas y privilegios que los eclesiásticos extranjeros de todas las demás nacionalidades.

Los derechos de protección oficial por la Embajada Imperial y Consulados Rusos en Turquía se reconoce ambos a favor de las personas arriba mencionadas, sus posesiones, casas religiosas, instituciones de caridad, etc., en los Santos Lugares y en todas partes.

Los monjes del Monte Athos, de origen ruso, serán mantenidos en todas sus posesiones y antiguos privilegios, y continuarán gozando en los tres conventos a ellos pertenecientes y en los edificios contiguos, de los mismos derechos y privilegios asegurados a las otras fundaciones religiosas y conventos del Monte Athos.

Art. XXIII. Todos los Tratados, Convenios y acuerdos antes concluidos entre las dos Altas Partes contratantes relativos al comercio, jurisdicción, y posición de los súbditos rusos en Turquía, que han sido derogados por el estado de guerra, recobrarán su fuerza y valor con la excepción de las cláusulas afectadas por el presente Tratado. Los dos Gobiernos serán colocados otra vez en la misma relación uno al otro, respecto todos sus compromisos, relaciones comerciales y otras, que estaban antes de la declaración de guerra.

Art. XXIV. El Bósforo y los Dardanelos continuarán abiertos tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz a los barcos mercantes de Estados neutrales, arribando de los puertos rusos o a ellos destinados. Consecuentemente la Sublime Puerta se compromete a no establecer de aquí en adelante en los puertos del Mar Negro y del Mar de Azow, un bloqueo ficticio, en desacuerdo con el espíritu de la Declaración firmada en París el 4-16 de abril de 1856.

Art. XXV. La completa evacuación de Turquía europea, a excepción de Bulgaria, por el ejército ruso tendrá lugar dentro de los tres meses siguientes a la conclusión de la paz definitiva entre Su Majestad el Emperador de Rusia y Su Majestad el Sultán.

Con el fin de ganar tiempo, y evitar el coste del mantenimiento prolongado de las tropas rusas en Turquía y Rumania, parte del ejército Imperial procederá en los puntos del Mar Negro y del Mar de Mármara, a embarcarse en barcos pertenecientes al Gobierno ruso o fletados al efecto.

La evacuación de Turquía asiática se efectuará en el espacio de seis meses a contar desde la conclusión del Tratado definitivo de paz, y las tropas rusas serán autorizadas a embarcarse en Trebizoud con el fin de regresar por el Cáucaso o Crimea.

Las operaciones de evacuación comenzarán inmediatamente después del cambio de ratificaciones.

Art. XXVI. Mientras que las tropas Imperiales Rusas continúen en las localidades que, de conformidad con el presente Tratado, serán devueltas a la Sublime Puerta, la Administración y dirección de los asuntos continuará en el mismo estado que existe desde la ocupación. Sin que la Sublime Puerta participe en ellas durante todo aquel tiempo y hasta la marcha completa de todas las tropas.

Las fuerzas otomanas no entrarán en las plazas devueltas a la Sublime Puerta, y la Sublime Puerta no podrá comenzar a ejercer su autoridad en ellas hasta saber que cada fortaleza y provincia habiendo sido evacuadas por las tropas rusas han sido entregadas por el Comandante de estas tropas al oficial nombrado para este fin por la Sublime Puerta.

Art. XXVII. La Sublime Puerta se compromete a no castigar de ninguna manera, ni permitir sean castigados, aquellos súbditos otomanos que puedan estar comprometidos por sus relaciones con el ejército ruso durante la guerra. En el caso de todas aquellas personas que deseen retirarse con sus familias cuando las tropas rusas se marchen, las autoridades otomanas no se opondrán a su partida.

Art. XXVIII. Inmediatamente después de la ratificación de los preliminares de paz, los prisioneros de guerra serán recíprocamente devueltos, bajo el cuidado de Comisarios especiales nombrados por ambas partes, quienes a este fin irán a Odesa y Sebastopol. El Gobierno Otomano pagará todos los gastos de manutención de los prisioneros que le sean devueltos, en dieciocho plazos iguales en el término de seis años, de acuerdo con las cuentas que harán los mencionados Comisarios.

El cambio de prisioneros entro el Gobierno otomano y los Gobiernos de Rumania, Servia y Montenegro, se hará sobre las mismas bases, deduciendo, sin embargo, de la cuenta el número de prisioneros devueltos por el Gobierno Otomano del número de prisioneros que hayan sido devueltos a este Gobierno.

Art. XIX. El presente Tratado será ratificado por Sus Majestades el Emperador de Rusia y el Emperador de los Otomanos, y las ratificaciones se cambiarán en el plazo de quince días, o antes si fuese posible, en San Petersburgo, donde igualmente tendrá lugar un acuerdo para determinar el lugar y la fecha en que las estipulaciones del presente Tratado serán investidas de todas las formas solemnes usualmente observadas en los Tratados de Paz. Queda, sin embargo, bien entendido que las Altas Partes contratantes se consideraran formalmente ligadas por el presente Tratado desde el momento de su ratificación.

En testimonio de lo cual los respectivos Plenipotenciarios han puesto sus firmas y sellos al presente Tratado.

Hecho en San Estéfano, el 19 febrero y 3 marzo de 1878. (Siguen las firmas).

Adición

Párrafo final del artículo XI del Tratado de Preliminares de Paz firmado en el día de hoy, 19 febrero y 3 marzo ,de 1878, que fue omitido y forma parte integrante del citado artículo:

Los habitantes del Principado de Bulgaria que viajen o residan en otras partes del Imperio Otomano, estarán sujetos a las leyes y autoridades Otomanas. (Siguen las firmas). San Estéfano, 19 febrero y 3 marzo de 1878.

Ver también

El tratamiento de la pandemia Covid-19 en el marco de las Naciones Unidas

El tratamiento de la pandemia Covid-19 en el marco de las Naciones Unidas – 08/07/2020 – 18 hs

“El tratamiento de la pandemia Covid-19 en el marco de las Naciones Unidas” 08/07/2020 – …

A %d blogueros les gusta esto: