viernes, junio 21, 2024

Declaración del Gobierno de España con motivo del establecimiento de relaciones con Israel (17/01/1986)

Con esta fecha, el Gobierno español, movido por su política de universalidad de las relaciones diplomáticas y por sus amistosos sentimientos hacia el pueblo judío, cuyo legado forma parte del patrimonio histórico y cultural de España, ha decidido establecer relaciones diplomáticas con Israel.

Al actuar así, el Gobierno español deja claro que mantendrá su tradicional política de amistad y solidaridad con el Mundo Árabe, estrechamente vinculado a España por razones de Historia y Cultura compartidas.

En particular, el Gobierno español reafirma la vigencia de la prohibición de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza, que impide, en esencial, reconocer cualquier adquisición territorial que haya sido efectuada por dichos medios; en consecuencia, reitera el no reconocimiento por España de cualesquiera medidas dirigidas a anexionarse territorios árabes ocupados a partir de 1967, o a alterar unilateralmente la naturaleza o el status de la ciudad de Jerusalén, cuyo libre acceso debe estar siempre abierto para todos. En este contexto, España rechaza la política de construir asentamientos en los territorios ocupados y reclama su desmantelamiento como primer paso para la devolución de los territorios.

El Gobierno español considera que deben reconocerse y garantizarse los legítimos derechos y aspiraciones del pueblo palestino, singularmente el de autodeterminación. Simultáneamente, se debe garantizar el derecho a la existencia pacífica de todos los Estados de la región, dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas.

Consecuentemente, España expresa su convicción de que todas las partes implicadas deberían aceptar las Resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, y especialmente las Resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad, que deben constituir la base para la búsqueda de una solución pacífica, justa y duradera del conflicto árabe-israelí. Sobre esa base, y para llegar a esa solución, se hace precisa la apertura de un proceso negociador entre las partes interesadas, bajo auspicios internacionales apropiados, en el que participe la Organización para la Liberación de Palestina, como representante del pueblo palestino.

España expresa su confianza de que, con su ingreso en la Comunidad Europea, puede contribuir más activamente a abrir la vía a una solución global, justa y duradera del conflicto, y se dispone a no ahorrar esfuerzos por este objetivo. Por consiguiente, el Gobierno español declara su voluntad de trabajar en el seno de la Comunidad y demás foros internacionales y con las partes interesadas en favor de estos principios y líneas de acción.

Por último, el Gobierno español confía en que la apertura de relaciones diplomáticas con Israel constituirá un nuevo elemento favorable en el camino hacia la paz, a la vez que está firmemente convencido de que es posible afrontar el futuro con la esperanza de que una paz justa para todos es una meta alcanzable. La Haya, 17 de enero de 1986.

Ver también

ACTA FINAL DE LA QUINTA REUNIÓN DE CONSULTA DE MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES – SANTIAGO DE CHILE – 12 a 18 DE AGOSTO DE 1959

SANTIAGO DE CHILE – 12 a 18 DE AGOSTO DE 1959 ACTA FINAL UNION PANAMERICANA …