lunes, julio 13, 2020
 

COMUNICADO DEL CANCILLER REFUTANDO LOS ARGUMENTOS BRITÁNICOS SOBRE LA CUESTIÓN DE LAS MALVINAS

COMUNICADO DEL CANCILLER REFUTANDO LOS ARGUMENTOS BRITÁNICOS SOBRE LA CUESTIÓN DE LAS MALVINAS

El gobierno británico ha reiterado la negativa de su país para reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución justa y definitiva a la disputa de soberanía referida a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, tal como ha sido solicitado de manera reiterada durante casi medio siglo por la comunidad internacional. Según el vocero británico la posición del Reino Unido se basa en un supuesto derecho de autodeterminación de los habitantes de las Islas.

Esta posición desobedece las contundentes decisiones de las Naciones Unidas ya que en 1985 la Asamblea General rechazó la aplicabilidad del principio de libre determinación a la Cuestión de las Islas Malvinas cuando por amplia mayoría decidió rechazar dos propuestas británicas que buscaban incorporar dicho principio a esta controversia.

El Gobierno argentino reitera, una vez más, que la posición británica es en un todo contraria a las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas, entre ellas las resoluciones 2065 (XX), 3160 (XXVIII), 31/49, 37/9, 38/12, 39/6, 40/21, 41/40, 42/19 y 43/25, que definen a la Cuestión de las Islas Malvinas como una situación colonial “especial y particular” que involucra una disputa de soberanía y que debe ser resuelta mediante negociaciones entre las dos únicas partes en esa disputa, la Argentina y el Reino Unido.

Esa caracterización de la controversia no ha sido objeto de modificación alguna desde la resolución 2065 de 1965 de la Asamblea General.

No podía ser de otro modo ya que esta situación colonial deriva del hecho de que parte del territorio de un Estado independiente, la República Argentina, fue usurpado por un acto de fuerza perpetrado por el Reino Unido en el año 1833, durante el cual la población y las legítimas autoridades argentinas fueron expulsadas, se les impidió su retorno y fueron reemplazadas por súbditos de la potencia ocupante. A partir de entonces el Reino Unido impidió –y continúa impidiendo– el asentamiento de argentinos provenientes del continente. Esta política deliberada, claramente contraria al derecho internacional, provocó que en este caso exista un territorio colonizado pero no un pueblo colonizado, ya que la población de las islas fue trasplantada y es esencialmente de nacionalidad británica.

La Argentina ha demostrado de manera reiterada una clara voluntad de reanudar las negociaciones diplomáticas. El Reino Unido, por el contrario, continúa violando las resoluciones de Naciones Unidas no sólo por negarse a reanudar esas negociaciones sino también por realizar una política sistemática de actos unilaterales en la zona en disputa.

Con esta conducta, reflejada en estos días por declaraciones británicas, el Reino Unido ignora en forma persistente los repetidos llamados de la comunidad internacional, a pesar de la importante responsabilidad que le cabe por su condición de miembro permanente del Consejo de Seguridad, de resolver las controversias por medios pacíficos conforme lo exige la Carta de las Naciones Unidas. El Reino Unido es así el único responsable de que persista la anacrónica situación colonial existente en relación con la Cuestión de las Islas Malvinas.

La República Argentina reafirma sus legítimos derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.




Héctor Timerman
Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto


Ver también

Nicolas Boeglin

Abrumadora mayoría en Naciones Unidas condena los asentamientos de Israel en territorio ocupado palestino

Abrumadora mayoría  en Naciones Unidas condena los asentamientos de Israel en territorio ocupado palestino Foto …

A %d blogueros les gusta esto: