jueves, agosto 6, 2020
 

DECLARACIÓN DE MADRID: VI CUMBRE UNIÓN EUROPEA – AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

DECLARACIÓN DE MADRID: VI CUMBRE UNIÓN EUROPEA – AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

VI CUMBRE UNIÓN EUROPEA – AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Madrid, 18 de mayo de 2010

DECLARACIÓN DE MADRID

\”Hacia una nueva etapa en la asociación birregional: la innovación y la tecnología
en favor del desarrollo sostenible y de la inclusión social\”

1. Nosotros, Jefes de Estado o de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, el Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión, nos hemos reunido en Madrid el 18 de mayo de 2010 para reafirmar nuestro compromiso de continuar promoviendo y reforzando nuestra asociación estratégica birregional, basada en nuestros principios, valores e intereses comunes. Para ello, nos comprometemos a reforzar nuestro diálogo y cooperación en los ámbitos prioritarios que hemos definido conjuntamente en las cinco cumbres anteriores, desde la de Río de Janeiro en 1999, haciendo hincapié en la presente cumbre en la innovación y la tecnología en favor del desarrollo sostenible y de la inclusión social.

I. Socios para hacer frente de manera común a los retos mundiales

2. Para promover la paz y la seguridad, la libertad, la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y la prosperidad, reiteramos nuestro compromiso con el multilateralismo, en particular en el marco del sistema de las Naciones Unidas. En este contexto, intensificaremos nuestros esfuerzos, tanto a escala subregional como birregional, para definir los intereses comunes y, siempre que sea posible, coordinar posiciones y actuaciones en las organizaciones y foros multilaterales en los que nuestros países son partes. Para seguir defendiendo un sistema multilateral eficaz, seguimos estando dispuestos a cooperar en la reforma de las Naciones Unidas, con el objeto de reforzar su capacidad para hacer frente a los muchos retos que plantea el nuevo milenio. Reconocemos la necesidad de proseguir la reforma general de los organismos principales de dicha organización, entre ellos: la Asamblea General, el Consejo Económico y Social y el Consejo de Seguridad, a fin de mejorar la representatividad, la transparencia y la eficacia del sistema.

3. Reiteramos nuestro apoyo al desarme nuclear y a la no proliferación. Nos comprometemos a proseguir nuestros esfuerzos conjuntos para lograr el éxito de la VIII Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares.

4. Igualmente, nos comprometemos a que la Conferencia de las Naciones Unidas relativa al
Tratado sobre el Comercio de Armas se lleve a cabo de manera abierta y transparente, sobre la base del consenso, para lograr que el tratado sea firme y sólido.

5. Confirmamos nuestro compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la Declaración y el Programa de acción de Viena de 1993, así como con la promoción y protección de los derechos humanos universales, y resaltamos nuestra voluntad de cooperar para lograr el objetivo común de alcanzar los más altos niveles de derechos humanos. Además, hacemos hincapié en el deseo mutuo de ampliar nuestra coordinación en foros como el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Reconocemos los esfuerzos relacionados con la moratoria en la utilización de la pena de muerte.

6. Reafirmamos nuestro compromiso de combatir la impunidad, en particular respecto de los delitos más graves del Derecho Internacional, y en concreto los que se contemplan en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI). Se deberán adoptar medidas de ámbito nacional u otro ámbito adecuado e intensificar la cooperación internacional, a fin de asegurar que dichos delitos sean sometidos a la acción de la justicia. Invitamos a aquellos países que no son Partes a que contemplen la posibilidad de ratificar o de adherirse, según lo que proceda, al Estatuto de Roma. Nos congratulamos ante la próxima Conferencia de Revisión de la Corte Penal Internacional, que se celebrará en Kampala, Uganda, del 31 de mayo al 11 de junio de 2010.

7. Reafirmamos nuestro compromiso con los objetivos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, reafirmamos nuestra decisión de apoyar todos los esfuerzos para defender la igualdad soberana de todos los Estados, respetar su integridad territorial e independencia política, abstenernos en nuestras relaciones internacionales de la amenaza o el uso de la fuerza en contradicción con los objetivos y principios de las Naciones Unidas, y defender la resolución de controversias por medios pacíficos y en conformidad con los principios de la justicia y del Derecho Internacional.

Rechazamos con firmeza todas las medidas coercitivas de carácter unilateral y efecto extraterritorial que sean contrarias al Derecho Internacional y a las normas generalmente aceptadas del libre comercio. Coincidimos en que este tipo de prácticas representa una amenaza grave para el multilateralismo. En este contexto, y en referencia a la resolución A/RES/64/6 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, reafirmamos nuestras ya conocidas posiciones sobre la aplicación de las disposiciones extraterritoriales de la Ley Helms-Burton.

8. Estamos decididos a intensificar nuestra cooperación para hacer frente a las consecuencias mundiales de la crisis económica y financiera y evitar que vuelva a producirse una crisis de este tipo, en consonancia con los resultados de la conferencia de las Naciones Unidas sobre la crisis económica y financiera mundial y su impacto en el desarrollo (22 y 23 de junio de 2009), teniendo además en cuenta los objetivos establecidos por el G-20 y los foros regionales adecuados. Seguiremos esforzándonos por aplicar políticas macroeconómicas y financieras concebidas para evitar futuras crisis financieras con las consiguientes consecuencias económicas y sociales, fomentar un crecimiento económico mundial equilibrado y sostenible, restablecer la confianza y estabilizar los mercados financieros mundiales. Subrayamos la importancia de prestar especial atención al impacto social y económico de la crisis, especialmente en los países en desarrollo. Resaltamos que es necesario reforzar la ayuda a las personas vulnerables y pobres.

En este contexto, confirmamos nuestro compromiso de trabajar juntos en pro de una nueva arquitectura financiera internacional, que incluya la reforma de las instituciones financieras internacionales, dando mayor voz y derechos de voto a los países en desarrollo o en transición que están subrepresentados y realizando al mismo tiempo reformas en materia de gobernanza fuera de cuotas. También reafirmamos nuestro compromiso de reformar el marco reglamentario y de supervisión financiera internacional, para garantizar la estabilidad y la solvencia de nuestros sistemas financieros.

9. Recordamos el trigésimo aniversario de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) así como el decimoquinto aniversario de la adopción de la \”Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing\” (Beijing + 15) y resaltamos la importancia de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, aumentando su participación en las actividades políticas, sociales y económicas y haciendo frente a las consecuencias negativas que tiene la crisis financiera internacional para su situación.

En este mismo sentido, condenamos firmemente cualquier tipo de violencia de género, y reconocemos la necesidad de adoptar todas las medidas necesarias para prevenirla y erradicarla. Reconocemos que es necesario integrar las cuestiones de género en todos los aspectos de la agenda internacional, incluido el cambio climático. A este respecto, estamos decididos a cooperar con vistas a desarrollar un futuro diálogo.

10. Manifestamos nuestra intención de mejorar la coherencia y la eficacia de nuestras políticas de cooperación para el desarrollo y de lograr el objetivo del 0,56% en 2010 y el de una proporción entre Ayuda Oficial al Desarrollo e Ingreso Nacional Bruto del 0,7%
en la UE para 2015, tal como quedó reflejado en el Consenso de Monterrey y en la Declaración de la Cumbre de Viena. Los Estados miembros que se han adherido a la UE después de 2002 se esforzarán por aumentar dicha proporción al 0,33% para 2015. Además reconocemos la importancia de trabajar conjuntamente en la sesión plenaria de alto nivel de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se celebrará en septiembre de 2010, a fin de lograr un resultado orientado a la acción para lograr dichos Objetivos de aquí a 2015. Reconocemos, además, los progresos significativos realizados en los niveles regionales para alcanzar estos Objetivos.

11. Reiteramos nuestro compromiso de prestar especial atención a los países menos desarrollados, los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo.
12. Nos comprometemos a evitar el proteccionismo en todas sus formas. Seguimos decididos a favorecer un sistema comercial multilateral abierto y no discriminatorio, basado en normas, y a respetar plenamente sus disciplinas, y reconocemos su contribución para promover la recuperación de la crisis económica, así como para promover el crecimiento y el desarrollo, conforme al principio de trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, cuando corresponda. En cuanto al programa actual de negociación de la OMC, reiteramos nuestro compromiso de coordinar esfuerzos para la obtención de una conclusión rápida, ambiciosa, plena y equilibrada de la Ronda de Doha para el Desarrollo.

13. Reconocemos el principio del derecho soberano de los Estados para administrar y reglamentar sus recursos naturales. Se deberían tomar en consideración criterios de sostenibilidad.

Para la erradicación de la pobreza y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio consideramos que son esenciales la diversificación y la complementariedad de las matrices energéticas, mediante la promoción de las energías renovables, así como de una mayor eficiencia energética y mayores ahorros energéticos en todos los sectores de la economía, incluidos el transporte, los cambios en los modelos actuales de consumo y producción, la mejora de la interconectividad regional de la energía y el acceso de las personas a los servicios de energía.

Intercambiaremos experiencias sobre tecnología, normas y reglamentaciones en materia de biocombustibles, energía hidroeléctrica y otras energías.

14. Reconocemos nuestro interés común en mejorar la eficiencia energética y reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero en las actividades de consumo y producción en nuestros países, en consonancia con los compromisos internacionales existentes para hacer frente a los retos económicos, sociales, medioambientales y otros retos que plantea el cambio climático. Además, subrayamos la importancia de estrategias de desarrollo sostenible con baja emisión, para el crecimiento y el desarrollo, que orienten y apliquen medidas y acciones de adaptación y mitigación. Con arreglo a los compromisos contraídos en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), reforzaremos la confianza entre nuestras regiones sobre las cuestiones de cambio climático, e intensificaremos nuestra cooperación para alcanzar sus objetivos.

15. Después de la COP 15 en Copenhague y trabajando conjuntamente de cara a la COP 16 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), reconociendo las opiniones científicas sobre el límite del aumento del calentamiento global y basándonos en los progresos realizados hasta el momento en el proceso formal multilateral, sobre la base de la CMNUCC y del Protocolo de Kioto, manifestamos nuestro apoyo a México y a sus esfuerzos por obtener, mediante un proceso de negociación transparente e inclusivo hacia un resultado general, ambicioso, eficaz y jurídicamente vinculante, destinado a reducir y limitar las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar el objetivo final de la CMNUCC, teniendo en cuenta el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y de las capacidades respectivas.

16. Tomamos nota de que se han organizado actos para estimular el debate acerca del cambio climático, como la Conferencia sobre el Cambio Climático que tuvo lugar en Cochabamba, cuyas conclusiones han sido remitidas a la CMNUCC, y el Diálogo para una Acción Progresiva que tuvo lugar en Cartagena.

17. Expresamos nuestra determinación en redoblar nuestros esfuerzos en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica por lo que respecta a la conservación y al uso sostenible de la biodiversidad y proseguiremos nuestros esfuerzos para reducir significativamente la pérdida de biodiversidad, teniendo en mente los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la contribución de la biodiversidad a la erradicación de la pobreza. Manifestamos nuestra determinación de trabajar hacia la adopción de un plan estratégico para el periodo posterior a 2010, eficaz y focalizado, que incluya objetivos mensurables, alcanzables y realistas, en la 10ª Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP 10). Asimismo, reafirmamos nuestro empeño por concluir con éxito las negociaciones sobre un régimen legal internacional de acceso a los recursos genéticos y de participación en sus beneficios en la COP 10. Confiamos en alcanzar un acuerdo acerca de si debe establecerse una plataforma intergubernamental sobre biodiversidad y servicios ecosistémicos (PIBSE) en la tercera y última reunión ad hoc que se celebrará en Busan, República de Corea en junio de 2010.

18. Manifestamos nuestra determinación en contribuir de forma positiva a la constitución de un Comité de Negociación Intergubernamental del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, encargado de elaborar un instrumento jurídicamente vinculante sobre el mercurio, cuya primera reunión tendrá lugar en Estocolmo del 7 al 11 de junio de 2010.

19. Reafirmamos que cada cultura tiene derecho a la existencia y a preservar su propio patrimonio cultural. En esta perspectiva, el diálogo intercultural debería fomentar la comprensión mutua y preservar la diversidad y la identidad cultural, promoviendo al mismo tiempo el desarrollo de las industrias culturales.

20. Deberíamos intensificar nuestra cooperación en relación con los retos del terrorismo, la delincuencia organizada transnacional, la corrupción, el tráfico ilegal de armas y municiones, el problema mundial de las drogas y el tráfico de armas relacionado con ellas, el blanqueo de dinero, la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, y el tráfico ilícito de migrantes.

Expresamos nuestra preocupación por la violencia cada vez mayor relacionada, en algunos casos, con organizaciones delictivas implicadas en el tráfico de drogas, y abogamos por adoptar medidas para impedir que estas organizaciones puedan adquirir los medios para proseguir sus actividades, las cuales pueden afectar a la sociedad civil así como a las fuerzas de seguridad.

Rechazamos firmemente el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones y reafirmamos que, sea cual sea su origen o su motivación, no hay ninguna razón que pueda justificarlo. Reiteramos además nuestro empeño en prevenir, combatir y eliminar el terrorismo y su financiación a través de una cooperación lo más amplia posible.

Nuestra cooperación para combatir estos retos deberá respetar plenamente los derechos humanos y el Estado de derecho, así como ajustarse al Derecho Internacional.

21. Apoyamos la cooperación en los ámbitos de la paz y la seguridad, con el objeto de reforzar el papel de la ONU en este ámbito, incluyendo la prevención de conflictos y la gestión de crisis. Desarrollaremos un diálogo birregional en la materia.

II. Reforzar nuestra asociación birregional

22. Nos congratulamos de los avances logrados en nuestra asociación estratégica. Nos comprometemos a segui
r reforzando esta asociación con el objeto de profundizar el diálogo político y la integración regional, promover la inclusión y la cohesión social, así como intensificar las relaciones bilaterales entre los países de ambas regiones.

23. En particular, expresamos nuestra satisfacción por los siguientes avances:

– UE-Colombia y Perú: conclusión de las negociaciones de un Acuerdo Comercial Multipartes .
– UE-América Central: conclusión de las negociaciones de un acuerdo de asociación.
– UE-CARIFORUM: diálogo político regional renovado, iniciado el 23 de marzo de 2010 en Kingston, Jamaica, y avances hacia el establecimiento de una nueva estrategia conjunta UE-Caribe.

– III Cumbre UE-Brasil en el marco de la Asociación estratégica UE-Brasil
– V Cumbre UE-México y adopción del Plan ejecutivo conjunto en el marco de la Asociación estratégica UE-México
– IV Cumbre UE-Chile y establecimiento de la Asociación UE-Chile para el Desarrollo y la Innovación.

24. Negociaciones UE – MERCOSUR: Reiteramos la importancia de las negociaciones recientemente relanzadas, con vistas a alcanzar un Acuerdo de Asociación ambicioso y equilibrado entre las dos regiones.

25. Manifestamos nuestra complacencia por la decisión adoptada por los Jefes de Estado o de Gobierno de América Latina y Caribe de crear la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, como primer mandato de la Declaración Presidencial de la \”Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe\” celebrada en Cancún el 23 de febrero de 2010. Expresamos asimismo nuestro apoyo a la República Bolivariana de Venezuela y a la República de Chile en sus tareas de organizar, respectivamente, las Cumbres de la CALC y del Grupo de Río, el 5 de julio de 2011 en Venezuela y en 2012 en Chile, con el compromiso de que se avance en la concreción de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

26. Reafirmamos nuestro compromiso de contribuir, a largo plazo y con nuestra máxima capacidad, en los esfuerzos conjuntos emprendidos en favor del pueblo de Haití y para la recuperación y reconstrucción del país y de sus instituciones, según las prioridades y las necesidades más esenciales del pueblo y del Gobierno de Haití. Expresamos nuestra confianza en que la reciente catástrofe natural se convierta no sólo en una oportunidad de \”reconstruir mejor\”, sino también de fomentar el progreso económico y social general, en consonancia con el Plan de Acción para la Recuperación y Desarrollo Nacional del país. En este sentido, confiamos en el éxito de la Conferencia de Santo Domingo, que se celebrará el 2 de junio de 2010.

27. Manifestamos asimismo nuestro propósito de reforzar la cooperación para prevenir y gestionar los efectos de las catástrofes naturales. Reconocemos la importancia de las redes e infraestructuras de TIC, en situaciones de catástrofe natural, como instrumentos para la prevención y la gestión de dichas catástrofes.

28. En seguimiento de los compromisos que contrajimos en Lima en 2008, manifestamos nuestra satisfacción por el inicio, el 30 de junio de 2009, del Diálogo Comprensivo y Estructurado UE-ALC sobre migración y apoyamos los principios y la plena ejecución de su programa, tal como se aprobó en el documento “Bases para Estructurar el Diálogo UE-ALC”, adoptado en dicha ocasión. A través de un enfoque multidimensional, con este diálogo se pretende conseguir un conocimiento más adecuado de las realidades de la migración y fomentar el efectivo goce y protección de los derechos humanos de todos los migrantes en ambas regiones, así como determinar los retos y los ámbitos de interés mutuo que requieren soluciones comunes y una cooperación concreta y orientada a resultados concretos sobre cuestiones específicas, como las que se especifican en nuestro Plan de Acción.

En el contexto de nuestro diálogo, deberíamos abordar también medidas para combatir la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes y para asistir a las víctimas. También expresamos nuestra preocupación por todas las prácticas basadas en la intolerancia y los prejuicios raciales.

29. La asociación estratégica UE-ALC debería desempeñar un papel clave en las negociaciones futuras sobre el cambio climático y la biodiversidad. A este respecto, hemos iniciado un Diálogo UE-ALC sobre Cambio climático y Medio Ambiente basado en nuestros compromisos pertinentes contraídos en la \”Agenda de Lima para el Desarrollo Sostenible: Medio Ambiente; Cambio Climático; Energía\”, así como en biodiversidad, que pretendemos cumplir. En el marco del Diálogo, se enfatizó la importancia de avanzar en la aplicación de la Agenda de Lima. Manifestamos nuestro respaldo político a que se estudien iniciativas innovadoras en este sentido.

30. Manifestamos nuestro compromiso con la promoción de estrategias integradas y políticas públicas como la protección social y las políticas fiscales destinadas a erradicar la pobreza y reducir las desigualdades y la exclusión social. Alentamos la incorporación de los jóvenes a puestos de trabajo decentes, dignos y productivos y el establecimiento de sistemas educativos y de formación profesional que respondan a las necesidades del mercado de trabajo, a los objetivos de desarrollo así como para abordar y prevenir el desempleo de larga duración.

31. Nos congratulamos del papel activo desempeñado por el Comité Económico y Social Europeo y por los organismos equivalentes de América Latina y el Caribe.

32. Intensificaremos nuestra cooperación birregional actual para combatir el problema mundial de las drogas, de acuerdo con el principio de la responsabilidad común y compartida. En este contexto, nos congratulamos por la Declaración de Madrid, adoptada durante la XII Reunión de alto nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en materia de drogas entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe, que se celebró en Madrid el 26 y 27 de abril de 2010.

33. Celebramos la creación por la UE de un nuevo Mecanismo de Inversión en América Latina (LAIF), cuyo objetivo principal es servir de apalancamiento para movilizar nuevos fondos de respaldo a la inversión en América Latina, que ayuden a avanzar en los ámbitos prioritarios. Al mismo tiempo, esperamos con interés la creación de un Fondo Caribeño para Infraestructuras. Estas iniciativas aumentarán la capacidad de financiar proyectos en sectores clave de la región de América Latina y el Caribe.

34. En seguimiento de la iniciativa adoptada en la Cumbre de Lima, hemos decidido crear una Fundación EU-LAC, cuyos Términos de Referencia hemos recibido. Esta Fundación está concebida como un instrumento útil para reforzar nuestra asociación birregional y como medio para suscitar el debate sobre las estrategias y acciones comunes, así como para mejorar su visibilidad. [Posible referencia a sus sedes].

35. Tomamos nota de las resoluciones de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat) y la invitamos a seguir consolidando su actuación en beneficio de ambas regiones.

36. Mostramos nuestra satisfacción por las reuniones y actividades que se han llevado a cabo entre las cumbres de Lima y de Madrid, así como sus contribuciones en cuestiones que forman parte de la agenda birregional, así como por todas las iniciativas para llevar a la práctica nuestros compromisos. Agradecemos a todos los países de la UE y de América Latina y el Caribe que han acogido y prestado su apoyo a estas reuniones.

37. Pretendemos que nuestro diálogo birregional alcance resultados concretos y de mayor valor agregado, ampliándolo a nuevos ámbitos de interés común, como se expone en el Plan de Acción que adoptamos hoy. El principal objetivo de este Plan de Acción es elaborar programas e iniciativas de cooperación birregional, incluida la cooperación sur-sur y la cooperación triangular. Esto supone seleccionar los ámbitos prioritarios en los que trabajar en el futuro, incluyendo sectores tales como cie
ncia, investigación, innovación y tecnología; desarrollo sostenible; medio ambiente; cambio climático; biodiversidad; energía; integración regional e interconectividad para promover la inclusión y la cohesión social; migración; educación y empleo para promover la inclusión y la cohesión social; el problema mundial de las drogas.

III. Promover la innovación y la tecnología a escala birregional en favor del desarrollo sostenible y de la inclusión social

38. Conscientes del papel clave que desempeñan la ciencia, la tecnología y la innovación para lograr un desarrollo sostenible y la inclusión social, a través de la apropiación social del conocimiento, así como los beneficios comunes que aporta la cooperación en la mejora de las capacidades, los programas de investigación y las actividades de transferencia de tecnología, a través de las redes temáticas para fortalecer la innovación, para aumentar la competitividad, para promover la independencia en ciencia y tecnología y para promover una mayor integración de la ciencia y la tecnología en Latinoamérica, el Caribe y la UE, convenimos en dar prioridad a la cooperación birregional y triangular, así como a las actividades en estos ámbitos, especialmente para permitir que los países que no participan o que participan de forma reducida en los programas europeos puedan acceder a oportunidades de cooperación.

39. Asimismo, decidimos reforzar el diálogo sobre ciencia, tecnología e innovación a nivel ministerial y de altos funcionarios encargados de ciencia y tecnología de la UE y de América Latina y el Caribe, para poder garantizar la actualización y la supervisión de las prioridades y de los instrumentos comunes, teniendo en cuenta los intereses y las diferencias entre las regiones y en cada una de ellas, a fin de consolidar un entorno favorable para la innovación social y tecnológica en todas nuestras sociedades.

40. Plenamente comprometidos con las prioridades y con la decisión adoptada en las cumbres anteriores entre la UE-ALC de crear un \”Espacio UE-ALC del Conocimiento\”, convenimos en el desarrollo y aplicación de la Iniciativa Conjunta de Investigación e Innovación UE-ALC (“la Iniciativa”), adoptada en el Foro ministerial UE-ALC sobre ciencia y tecnología celebrado en Madrid el 14 de mayo de 2010. La iniciativa se basa en una serie de acciones nuevas y preexistentes que combina diferentes tipos de instrumentos a nivel nacional, regional y birregional, según proceda, de una manera complementaria y coordinada en pro de los objetivos de la iniciativa. La iniciativa sitúa la cooperación científica y tecnológica en una estrecha coordinación con las acciones de educación superior y de innovación. Se espera que cree condiciones para mejorar la interfaz entre investigación e innovación y para facilitar la transferencia de tecnología y la adaptación en formatos accesibles para las microempresas y las PYMEs, mediante una red de centros de conocimiento e innovación, la participación en el Programa marco europeo de investigación, la apertura paulatina de los programas nacionales de investigación, la interconectividad entre infraestructuras de investigación, y promoviendo la cooperación en la constitución de capacidades humanas e institucionales.

41. A fin de realizar estos objetivos, por lo que respecta a la investigación, la tecnología y la innovación, el Plan de Acción conjunto antes citado incluye la ejecución de la Iniciativa Conjunta de Investigación e Innovación, así como otras actividades birregionales en relación con la investigación, el desarrollo y la innovación.

42. Nos congratulamos especialmente de que la VII Cumbre UE-ALC se vaya a celebrar en Chile en 2012 y aceptamos con mucho gusto la invitación para participar.

43. Agradecemos a España y a la ciudad de Madrid por acoger la VI Cumbre UE-ALC.
***

Anexo: Plan de Acción UE-ALC

Ver también

Nicolas Boeglin

Comisión Interamericana de Derechos Humanos admite petición de comunidad indígena Terraba contra Costa Rica: breve puesta en perspectiva

Comisión Interamericana de Derechos Humanos admite petición de comunidad indígena Terraba contra Costa Rica: breve …

A %d blogueros les gusta esto: