lunes, julio 13, 2020
 

Protección de bellezas escénicas naturales y lugares históricos (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que las Repúblicas Americanas están abundantemente dotadas de bellezas escénicas naturales, de flora y fauna indígenas y de formaciones geológicas peculiares de importancia nacional e internacional; y

Que las Repúblicas americanas desean proteger y conservar, en su medio ambiente natural, ejemplares de todas las especies y razas de su fauna y flora indígenas, incluyendo aves migratorias, en número suficiente y en terrenos que sean lo suficientemente extensos para evitar su extinción por todos los medios de control humano;

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

1º.—Que se inste a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas a adoptar la legislación y reglamentaciones nacionales necesarias, a fin de hacer tan eficaz como sea posible la protección de la flora y fauna y de las bellezas escénicas naturales,

20.—Que se solicite de los Gobiernos que informen a la Unión Panamericana, dentro del plazo de un año, con respecto a la legislación, reglamentaciones y otras disposiciones que hayan adoptado para la conservación de la fauna y flora en su medio ambiente natural, y que se refiera dicha información a un Comité de Expertos, que será establecido por la Unión Panamericana.

3o.—Que el Comité de Expertos estudie estos problemas y formule recomendaciones a la Unión Panamericana y a los Gobiernos miembros de la Unión Panamericana, sobre legislación, reglamentaciones y otras disposiciones en favor de la conservación de la fauna y flora en su medio ambiente natural.

4º.—Que el Comité de Expertos formule un proyecto de Convención de Cooperación Internacional entre las Repúblicas Americanas para la conservación de la fauna y flora en su medio ambiente natural, proyecto que será sometido a la consideración de una conferencia especial o de la próxima Conferencia Internacional Americana; o quedará abierto para su firma por las Repúblicas Americanas, en la Unión Panamericana.

5°.—Que se solicite de la Unión Panamericana que tome las medidas necesarias para dar efecto a los acuerdos anteriores, inclusive la determinación de si la Convención antedicha será sometida a una conferencia especial, o a la próxima Conferencia ordinaria; o si quedará abierta para su firma por las Repúblicas Americanas, en la Unión Panamericana.

(Aprobada el 23 de diciembre de 1938.)

Ver también

Revista Iberoamericana de Derecho Internacional y de la Integración - Número 10 - Junio 2019

Revista Iberoamericana de Derecho Internacional y de la Integración – Número 12 – Junio 2020

Revista Iberoamericana de Derecho Internacional y de la Integración Número 12 – Junio 2020 ISSN: …

A %d blogueros les gusta esto: