sábado, diciembre 4, 2021

Estímulo a la labor cultural interamericana de entidades particulares (Décima Conferencia Interamericana, Caracas – 1954)

La Décima Conferencia Interamericana,

Considerando:

Que la Carta de la Organización de los Estados Americanos, en su artículo 73, dispone: “El Consejo Interamericano Cultural tiene como finalidad promover las relaciones amistosas y el entendimiento mutuo entre los pueblos americanos para fortalecer los sentimientos pacíficos que han caracterizado la evolución americana, mediante el estímulo del intercambio educacional, científico y cultural”;

Que la misma Carta, en su artículo 74, inciso f, dispone que una de las funciones del Consejo es: “Estimular la cooperación entre los pueblos americanos en el campo de la educación, la ciencia y la cultura, mediante el intercambio de materiales de investigación y estudio, así como de profesores, estudiantes, técnicos y, en general, de personas y elementos útiles para el logro de este propósito”; y

Que la Primera Reunión del Consejo Interamericano Cultural, celebrada en la ciudad de México, en 1951, en su resolución XXII, destaca la importancia de los planes y actividades culturales que desarrollan instituciones particulares,

Resuelve :

Felicitar a las instituciones particulares que estimulan el intercambio educativo, científico y cultural en América* y Recomienda:

1. Que los Estados Miembros estudien las medidas adecuadas para alentar y facilitar, hasta donde sea posible, los esfuerzos de toda clase de entidades, incluyendo especialmente las particulares, que se interesen en asuntos educativos y culturales tendientes a iniciar o desarrollar actividades de intercambio educativo, científico y cultural en América.

2. Que dichas actividades procuren encauzarse dentro de los lineamientos señalados en los planes del Consejo Interamericano Cultural.

Ver también

Acuerdo de poner fin al diferendo surgido con motivo de la presencia de Víctor R. Haya de la Torre en la embajada de Colombia en Lima, 22/03/1954

En la ciudad de Bogotá, a los veintidós días del mes de marzo de mil …

A %d blogueros les gusta esto: