jueves, julio 9, 2020
 

Inglaterra versus Escocia: una cronología

Inglaterra versus Escocia: una cronología

Inglaterra versus Escocia: una cronologíaCuando anunció al mundo la convocatoria de un referéndum de independencia el 25 de enero de 2012, Alex Salmond eligió una fecha –el aniversario del nacimiento del poeta nacional escocés Robert Burns– y un lugar –el castillo de Edimburgo– cargados de simbología. Podría haber elegido otros, pues la historia de Escocia, como casi todas, es prolija en efemérides. Aquí os presentamos un resumen de siglos de encuentros y desencuentros entre Escocia e Inglaterra que culmina el 18 de septiembre con la celebración de un referéndum de independencia, “la decisión más importante del pueblo escocés en 300 años de historia”, en palabras de Salmond.

 En el primer referéndum escocés de 1979, un 51,6% votó a favor de establecer la autonomía de Escocia, pero los votos afirmativos no alcanzaron el 40% del censo que exigía el gobierno laborista de la época. En 1997, el recién elegido Tony Blair cumplió con su promesa de convocar una nueva consulta, que llevó al establecimiento del Parlamento regional en Edimburgo con un 75 por cien de apoyo.

 En este tercer referéndum están llamados a votar 4,1 millones de los 5,3 millones de habitantes de Escocia. Votarán los residentes en Escocia en el momento del voto, incluidos los ciudadanos comunitarios y los 422.000 ingleses, 35.000 norirlandeses y 16.000 galeses que viven en Escocia. No tienen derecho a voto, en cambio, los casi 800.000 escoceses que no residen ya en Escocia. Incluido, sí, el independentista Sean Connery.

Cronología

 1296 – La primera Guerra de Independencia entre Escocia, liderada por el famosos William Wallace, e Inglaterra da comienzo cuando el rey inglés Eduardo I invade tierras escocesas.

 1314 – Los escoceses derrotan a Inglaterra en la batalla de Bannockburn.

 1328 – La independencia de Escocia es reconocida.

 1332-1357 – Segunda Guerra de Independencia.

 1603 – Unificación de las coronas de Escocia e Inglaterra. Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, un Estuardo, asciende al trono tras la muerte de su prima Isabel I, la última Tudor.

 1688 – Guillermo de Orange, yerno de Jacobo II, encabeza la Glorious Revolution contra el rey católico, haciéndose con la corona. Jacobo II y su familia huyen a Francia para alejar a sus herederos de la influencia de Guillermo de Orange.

 1701 – Muerte Jacobo II y su hijo, Jacobo III, hereda sus derechos a la corona, siendo reconocido por las coronas de Francia y España o la Santa Sede.

 1707 – Mediante el Acta de Unión se produce la unificación política de Escocia e Inglaterra bajo el reinado de Ana I, la última Estuardo. Aunque ya había habido propuestas para la unificación en 1700 y 1702, Escocia solo aceptó cuando se vio sumergida en una gran crisis económica provocada por su aventura colonial en Panamá. El poder se trasladó a Londres y Escocia retuvo su propia iglesia, sistema educativo y legal.

 1715 – Jacobo III encabeza a 10.000 jacobitas escoceses −nombre que recibían los seguidores de Jacobo II y después los partidarios de romper la Unión− en una rebelión para proclamarse como rey. La sublevación fracasa y Jacobo III deja las islas británicas.

 1745 − El hijo de Jacobo III, el príncipe Carlos Eduardo Estuardo, retorna a las islas para encabezar una nueva revuelta jacobita y conquistar el trono. En esta ocasión, los jacobitas llegan a tomar Derby, a tan solo 127 millas de Londres. Tras la derrota en la batalla de Culloden, Carlos tiene que exiliarse.

 1750 – En las primeras décadas tras la unión, los beneficios para la economía no fueron tan altos como Escocia había calculado. Según el historiador escocés Michael Lynch, para el año 1750 los escoceses ya se concebían a sí mismos con una doble identidad, escocesa y británica.

 1800-1850 − Los regimientos de las Highlands se incorporan a la armada británica, facilitando la paz dentro de Escocia. Acusadas diferencias entre la población escocesa –los habitantes de las Highlands y las Lowlands–, mientras que apenas hay diferencias entre los pobladores de las Highlands e Inglaterra. La economía escocesa recorre la senda del crecimiento y los políticos escoceses exigen en Londres una mayor asignación de competencias. Hambruna de la patata en los años cuarenta.

 1850-1914 − Mientras que entre la burguesía escocesa genera un sentimiento de lealtad a la Unión, la gran masa de trabajadores y pobres siente poco o ningún apego especial por un Estado que nos les atiende, aunque no contemplan la ruptura con la Unión. Los más desfavorecidos son atendidos por la iglesia escocesa, encargada además de la educación, que no pasa a manos del Estado hasta 1872. El tardío auge del nacionalismo escocés se explica, entre otros, por el hecho de que no existía un sistema educativo unificado en Escocia: la historia y el acerbo cultural común que dan cuerpo a la identidad nacional no eran transmitidos a los niños escoceses de forma homogénea. Al comenzar el siglo XX, la industria escocesa comienza un periodo de decadencia que golpea duramente la economía.

 1914-1918 − 100.000 escoceses mueren en la Primera Guerra mundial. Las industrias naval y armamentística experimentan un crecimiento notable. El final del conflicto trae de nuevo la depresión económica a Escocia. Emerge una suerte de nacionalismo escocés nacido de la comparación regional, que observa desigualdades y reivindica no un gobierno independiente, pero sí uno con mayores competencias. Los unionistas escoceses siguen siendo mayoritarios en Westminster: de los siete asientos de 1910, pasan a 32 en 1918.

 1921 − Se crea la Liga Nacional Escocesa (SNL), partido que reclama devolver competencias a Escocia.

 1928 − Nace el Partido Nacional de Escocia (NPS) con el objetivo de conseguir la independencia. Las secciones escocesas de Agricultura, Sanidad y Sistema Penal pasan de ser órganos semi-independientes a ser gestionados por la Oficina Escocesa en Edimburgo.

 1934 − La SNL y el NPS se unen dando lugar al Partido Nacional Escocés (SNP).

 1950-1970 − El nacionalismo escocés comienza a crecer entre los círculos intelectuales, en un contexto marcado por altas tasas de desempleo en Escocia y recesión económica en toda Gran Bretaña. Una de las medidas implementadas por Westminster –cerrar las vías ferroviarias escocesas para ahorrar en gastos de mantenimiento– contribuye a generar en la sociedad escocesa sensaciones de aislamiento e insatisfacción. El apoyo de las clases trabajadoras al SNP aumenta.

 1970 − Descubrimiento de petróleo en las que serían las aguas territoriales de una Escocia independiente. Los beneficios de la explotación de estas reservas en el Mar del Norte no se corresponden con la realidad del ciudadano escocés. La recesión continúa y el SNP lanza campañas a favor de la independencia. En 1974 logra el 30% de los votos del electorado escocés −11 diputados en Westminster−. Poco después, el número de diputados obtenido por el SNP comienza a disminuir.

 1978 − Se presenta la Ley de Escocia para la creación de un parlamento escocés sin poderes para la gestión fiscal.

 1979 − Referéndum derivado de la Ley de Escocia, con la pregunta: “¿Quiere que lo estipulado por la Ley de Escocia entre en vigor?”. El sí gana con un 52% de votos, pero solo acude a las urnas un 32% de escoceses, cuando Londres había estipulado que la validez de la consulta dependería de que al menos un 40% del electorado escocés votara.

 1980 – Las políticas de Margaret Thatcher contribuyen a afianzar el nacionalismo escocés. La decadencia industrial se acentúa. El poll tax, un impuesto municipal,  empieza a aplicarse en Escocia un año antes que en el resto de Gran Bretaña. Surge una conciencia anti-tory por toda la región de la que bebe el nacionalismo: “los escoceses somos distintos de los ingleses porque somos de izquierdas”.

 1997 − En un nuevo referéndum, el 74,3% de votantes aprueban la devolución de competencias a Escocia.

 1998 − Se crea el Parlamento escocés mediante la Ley de Escocia.

 1999 − Se celebran las primeras elecciones al Parlamento escocés. Victoria del Partido Laborista.

 2003 – El Partido Laborista repite victoria, haciéndose con 50 escaños del Parlamento escocés, seguido por el SNP, que obtiene 27.

 2004 – Isabel II inaugura el nuevo edificio del Parlamento escocés en Holyrood, afirmando que el edificio es una referencia a la “democracia del siglo XXI”.

 2007 – En las terceras elecciones al Parlamento escocés, el SNP, liderado por Salmond se hace con la mayoría de votos, pese a que los partidos unionistas logran el 65% de los sufragios.

 2008 – Westminster y Holyrood acuerdan la formación de la llamada Comisión Calman para revisar la devolución de competencias que establece la Ley de Escocia de 1998.

 2009 – Las conclusiones de la Comisión Calman establecen que el Parlamento escocés debería hacerse cargo de la mitad de los impuestos recaudados en Escocia.

 2010 – Se presenta el proyecto de Ley para el referéndum sobre la independencia, que incluiría dos preguntas, una sobre la independencia y otra referida a la devolución de competencias.

 2011 – El SNP de Salmond logra la mayoría absoluta en las elecciones escocesas.

 Enero 2012 – Salmond anuncia la celebración de un referéndum sobre la independencia de Escocia en otoño de 2014.

 Abril 2012 − La Ley de Escocia es enmendada a propuesta del Partido Laborista aprobada por el Parlamento escocés con la oposición del SNP, dando lugar a la mayor devolución de competencias fiscales desde la creación del Reino Unido.

 Octubre 2012 – Acuerdo de Edimburgo: Westminster y Holyrood acuerdan la celebración de un referéndum sobre la independencia de Escocia, en el cual todos los escoceses mayores de 16 años puedan participar. Se descarta la opción planteada por el SNP de que en el referéndum se realizaran dos preguntas.

 Enero 2013 – La Cámara de los Comunes transfiere bajo la sección 30 de la Ley de Escocia los poderes necesarios para celebrar el referéndum al Parlamento escocés. Se decide que la pregunta final sea: “¿Debe ser Escocia un país independiente?”.

 Marzo 2013 – Salmond anuncia que el referéndum se celebrará el 18 de septiembre de 2014.

 Noviembre de 2013 – Presentación del Libro Blanco de la Independencia, un programa sobre el futuro de Escocia. El futuro de Escocia. Su guía para una Escocia independiente plantea una Escocia independiente, pero que mantendría la libra y a la reina Isabel II como jefe de Estado, sería miembro de la Unión Europea y retiraría los misiles británicos de su territorio, entre otras propuestas.

 Mayo de 2014 – Comienza la campaña electoral, de 16 semanas de duración. Durante estos meses, las encuestas señalan la victoria para el “No”, hasta que en la primera semana de septiembre el “Sí” alcanza la mayoría −47% de sufragios frente al 45% del “No”− por primera vez.

 Agosto 2014 –Salmond y Alistair Darling, exministro de Finanzas por el Partido Laborista y representante de las posturas conservadora y liberaldemocráta, se enfrentan en diversos debates televisivos hasta el día 22. En esa fecha comienza el pudra o periodo previo a la elección en el que queda prohibida cualquier publicación relacionada con el referéndum desde Westminster, Holyrood, miembros del Parlamento escocés o autoridades públicas escocesas.

 18 de septiembre de 2014 – Los escoceses eligen si quieren permanecer en Reino Unido o constituirse como Estado independiente.

 7 de mayo de 2015 – Elecciones al Parlamento británico.

 23 de marzo de 2016 − 309 aniversario del Acta de Unión y, según el programa del SNP, el día en que Escocia podría ser independiente.

 

 

Ver también

Nicolas Boeglin

Costa Rica: miembro número 38 de la OCDE

Costa Rica: miembro número 38 de la OCDE Este 15 de mayo del 2020, Costa …

A %d blogueros les gusta esto: