Artículos Destacados

  • 0

    El Gobierno de EE UU y Cuba se ven hoy por primera vez

    El Gobierno de EE UU y Cuba se ven hoy por primera vez

    El Gobierno de EE UU y Cuba se ven hoy por primera vezEl rumbo para la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba ya ha sido trazado, pero ni los detalles del camino ni el final del mismo están claros. Eso es lo que pretenden empezar a discutir ambos países a partir de este miércoles en La Habana, donde durante dos días tendrán lugar las primeras conversaciones oficiales para negociar detalles de la normalización de relaciones que anunciaron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el 17 de diciembre.

    La primera jornada, este miércoles, estará dedicada formalmente a las conversaciones migratorias que Washington y La Habana mantienen de forma regular desde mediados de los 90. Solo se interrumpieron durante el gobierno de George W. Bush y, también, entre 2011 y 2013, por la condena en Cuba del contratista estadounidense Alan Gross. Estos encuentros semestrales sirven para analizar cuestiones migratorias y durante años fueron el único canal de comunicación oficial entre los dos gobiernos, que se escudaron en su carácter “técnico” para mantenerlo frente a los críticos ante cualquier acercamiento hacia el histórico enemigo.

    Aunque las dos partes esperan en esta ocasión avanzar más en temas de cooperación bilateral bajo este marco de diálogo, el verdadero “día D” para Washington y La Habana es el jueves, cuando tendrá lugar la reunión para discutir qué pasos dar en la normalización de las relaciones.

    Restablecer relaciones diplomáticas interrumpidas durante más de medio siglo de antagonismo político no es algo que se logre de la noche a la mañana. Washington ha dejado muy claro que el proceso tomará algún tiempo y que en buena parte dependerá “de la voluntad del Gobierno cubano de comprometerse” con las negociaciones, según adelantó una alta fuente del Departamento de Estado.

    Pero afirma que su interés y seriedad en el proceso lo demuestra el hecho de que ya ha realizado cambios en las restricciones comerciales y de viajes y que envía para las negociaciones a la secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson. Ella será la funcionaria norteamericana de más alto rango que pisa Cuba en más de tres décadas.

    Washington dice tener muy claros sus objetivos para esta primera cita oficial: lograr envíos diplomáticos sin restricciones, acceso para los cubanos a su Sección de Intereses en La Habana, la eliminación de los topes para puestos diplomáticos y que el personal diplomático pueda moverse “sin restricciones”. Hasta ahora, tienen que pedir permiso si quieren salir de la capital, igual que los diplomáticos cubanos en Washington.

    Pero es consciente de que no todo se podrá resolver en un encuentro, para el que los cubanos además no han adelantado aún qué demandas llevan, subrayan fuentes oficiales en Washington. Aun así, el Gobierno de Obama confía en que no se tardará mucho, “meses” a lo sumo, en poder escenificar el primer cambio en las relaciones con la reapertura de las embajadas.

    Un cambio que, según expertos, más allá de efectos prácticos estará cargado de simbolismo. “El día en que se alce la bandera cubana en la Calle 16 de Washington y la estadounidense en el Malecón de La Habana, va a poner en nota al mundo entero de una nueva realidad en las relaciones a través del Estrecho”, destaca el politólogo cubano residente en EE UU Arturo López-Levy.

    Además del “alto valor simbólico”, acota Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, la reapertura de embajadas “le da a los dos países más credibilidad y autoridad en sus posiciones”. Como en el tema del respeto a los derechos humanos y libertades como la de expresión que Estados Unidos asegura que mantiene como núcleo de su agenda hacia Cuba.

    Portavoces estadounidenses han declarado públicamente que Washington “no se hace ilusiones”, que es consciente de que cualquier cambio en este campo puede tardar en producirse y que EE UU seguirá teniendo “fuertes diferencias” en la materia con Cuba.

    Pero el Gobierno de Obama está convencido de que contar con una embajada facilita el tipo de conversación que espera derive en cambios de actitud del ejecutivo de Castro. Y apunta además a algunos pasos ya dados, como la excarcelación en vísperas de las conversaciones de los 53 presos políticos que Washington le había pedido que liberara.

    Cierto es que, a la par, el gobierno cubano ha detenido temporalmente a varias decenas de activistas que iban a participar en una performance de la artista plástica Tania Bruguera, que en diciembre intentó instalar un micrófono en la emblemática Plaza de la Revolución para que los cubanos opinaran sobre el país y su futuro. Un caso que le ha servido a los no pocos críticos del paso dado por Obama, como el senador republicano Marco Rubio, para denunciar lo que considera meras “concesiones” al régimen castrista sin garantías a cambio.

    López-Levy admite que el gobierno cubano “no actuó de la mejor manera” con la artista. Pero para ser un gobierno que históricamente “no ha manejado bien las provocaciones espinosas”, recuerda, resulta destacable que no permitiera que en este caso “se diera el peor escenario, que sería una bronca tumultuaria entre personas respaldando a Bruguera y las autoridades”.

    Si en las próximas semanas o meses “tenemos la bandera cubana alzada en Washington y la norteamericana en el Malecón, lo de Tania Bruguera va a ser un mero incidente que pudo haber sido mejor manejado, pero donde no pasó lo peor”, sostiene.

    Tanto López-Levy como Shifter consideran “altamente improbable” que el proceso iniciado el 17 de diciembre pueda descarrilar. Aunque, como advierte el politólogo para sostener su recomendación de que ambos gobiernos deberían apuntalar rápido el proceso iniciado, “lo único irreversible en el mundo es la estupidez”.

  • 0

    La Haya estudia la denuncia contra Israel por crímenes de guerra

    La Haya estudia la denuncia contra Israel por crímenes de guerra

    La Haya estudia la denuncia contra Israel por crímenes de guerraLa Corte Penal Internacional (CPI) ha decidido evaluar la denuncia presentada por el Gobierno palestino contra Israel por presuntos crímenes de guerra cometidos en Gaza, y en Jerusalén Este, desde el pasado 13 de junio de 2014. De momento, el paso dado por la fiscalía supone solo estudiar la documentación recibida para ver si abre una investigación formal. Su repercusión supera, sin embargo, los meros trámites administrativos. Hasta la fecha, la Corte había rechazado cualquier demanda de esta índole porque “Palestina no era un Estado comprendido en la familia de Naciones Unidas”.

    La situación cambió el pasado 2 de enero, cuando Mahmoud Abbas, presidente palestino, firmó el Estatuto de Roma (texto fundacional de la CPI) y aceptó su jurisdicción. Antes incluso, en 2014, Suecia ya había reconocido formalmente el Estado palestino. Desde entonces, los Parlamentos de Francia, Reino Unido, Irlanda y España han aprobado mociones no vinculantes con el mismo fin.

    Es la tercera vez, en los últimos cinco años, que la Autoridad Palestina intenta llevar a Israel ante la justicia internacional. En 2009, la fiscalía rechazó una demanda similar por entender que el estatus de “entidad observadora” ante la ONU, no permitía a los palestinos ratificar el Estatuto de Roma. La Corte, por tanto, era incapaz de actuar. En 2012, la Asamblea General de Naciones Unidas otorgó la posición de “Estado observador” a la Autoridad Palesina. Pasar de entidad a Estado fue aquí determinante, porque el Estatuto de Roma está abierto a todos ellos. Admitir la competencia de la CPI era el siguiente paso, y, el pasado 2 de enero, “Palestina se convirtió en el 123 Estado miembro”, tal y como figura en la documentación oficial.

    La adhesión a la CPI ha sido rechazada por Estados Unidos e Israel (ninguno es miembro) porque, según señalan, “Palestina sigue sin ser un Estado soberano”. Por contra, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que aceptó la demanda contra Israel, sostiene que los trámites de entrada son correctos y cumple los requisitos necesarios”. En respuesta a estos cambios, Israel ha congelado la entrega de 127 millones de dólares en impuestos recaudados a cuenta de la propia Autoridad Palestina.

    El Gobierno israelí ha sido muy firme en su condena, informa Noga Tarnopolsky. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha declarado mediante un comunicado que “la decisión es un escándalo. Pocos días después de que terroristas hayan masacrado a judíos franceses, la Corte Penal Internacional abre una investigación en contra del Estado judío. Israel rechaza esta decisión. La Corte Penal Internacional es parte del problema y no parte de la solución. Netanyahu, que ha añadido que “la Autoridad Palestina colabora con el grupo terrorista Hamás, mientras Israel lucha contra el terror”, ha asegurado que ha enviado una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a otros líderes internacionales en la que señala que la petición palestina de unirse a la Corte Penal Internacional “es una enorme distorsión de la realidad”.

    El ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, ha amenazado directamente al tribunal al decir que “Israel actuará en la arena internacional para liquidar la Corte Penal Internacional, un cuerpo hipócrita que apoya al terror”.

    En manos de Fatou Bensouda, fiscal jefe de la Corte, está ahora decidir si hay indicios suficientes de delito que permitan seguir avanzando a sus investigadores. En la denuncia aparecen los 50 días de lucha registrada en Gaza entre julio y agosto de 2014, donde murieron casi 2.000 palestinos. La ONU calcula que más de 400 eran niños.

  • 0

    Palestina será miembro de la Corte Penal Internacional el 1 de abril

    Palestina será miembro de la Corte Penal Internacional el 1 de abril

    Palestina será miembro de la Corte Penal Internacional el 1 de abrilPalestina será miembro de la Corte Penal Internacional (CPI) a partir del 1 de abril, según ha anunciado este martes el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un comunicado en la página web de la organización.

    La incorporación al tribunal permitirá a la Autoridad Palestina denunciar al Gobierno de Israel por crímenes de guerra y también posibilitará, a su vez, que los grupos de milicianos palestinos puedan ser procesados. No obstante, la jurisdicción de la CPI no es retroactiva, por lo que sólo se podrán empezar a presentar acusaciones que surjan a partir de ese momento.

    El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, presentó la candidatura de adhesión el pasado 31 de diciembre, un movimiento que provocó fuertes críticas de Israel, que anunció como represalia la congelación del envío de 105 millones de euros de impuestos recaudados por la Autoridad Palestina que se transfieren mensualmente al Gobierno palestino.

    La decisión de Abbas también suscitó fuertes críticas en Estados Unidos, que condenó el paso del presidente palestino calificándolo de “muy preocupante” y “totalmente contraproducente, según advirtió Jeff Rathke, portavoz del Departamento de Estado. También algunos congresistas republicanos de Estados Unidos han pedido que Washington frene su ayuda a la Autoridad Palestina, unos 400 millones de dólares anuales (335 millones de euros).

  • 0

    Consejo de Seguridad reconoce a Abdo Rabu Mansour Hadi como presidente legítimo

    Consejo de Seguridad reconoce a Abdo Rabu Mansour Hadi como presidente legítimo

    Consejo de Seguridad ONUEl Consejo de Seguridad de la ONU subrayó hoy que el presidente Abdo Rabu Mansour Hadi es la autoridad legítima de Yemen con base en las resultados electorales.

    20 de enero, 2015 — El Consejo de Seguridad de la ONU subrayó hoy que el presidente Abdo Rabu Mansour Hadi es la autoridad legítima de Yemen con base en las resultados electorales.

    Además, instó a todas las partes y actores políticos del país a apoyar al mandatario, al igual que al primer ministro Khalid Mahfuz Bahab y a su gabinete.

    El órgano emitió una declaración de prensa al concluir una reunión a puerta cerrada sobre la crisis en ese país, que ha concluido con la ocupación en Saná del palacio presidencial por combatientes del movimiento rebelde de los houthis.

    El Consejo expresó profunda preocupación ante el empeoramiento de la crisis política y de seguridad en ese país árabe e instaron a todas las partes a implementar un alto el fuego completo y duradero.

    Asimismo convocó a todas las partes a resolver sus diferencias mediante el dialogo, rechazar los actos de violencia para obtener objetivos políticos y a abstenerse de cometer provocaciones.

    Anteriormente el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon había solicitado el cese inmediato de los combates y demandado a los contendientes máxima moderación y medidas para restaurar la autoridad total de las instituciones gubernamentales legítimas.

    Desde hace varios meses, Yemen ha registrado enfrentamientos entre los houthis, grupo rebelde shiíta, y las fuerzas del gobierno. Los houthis han avanzado militarmente y a partir de septiembre controlan partes de la capital del país. Tras secuestrar el sábado al jefe de la oficina presidencial, acordaron ayer un alto el fuego, pero esta mañana tomaron el palacio de gobierno.

     

  • 0

    Consejo de Seguridad insta a emprender operación militar conjunta contra Boko Haram

    Consejo de Seguridad insta a emprender operación militar conjunta contra Boko Haram

    Consejo de Seguridad insta a emprender operación militar conjunta contra Boko HaramEl Consejo de Seguridad de la ONU condenó enérgicamente la escalada de ataques cometidos por Boko Haram y llamó a los países de la región donde opera esa agrupación terrorista a emprender un operativo militar coordinado para combatirla.

    20 de enero, 2015 — El Consejo de Seguridad de la ONU condenó enérgicamente la escalada de ataques cometidos por Boko Haram y llamó a los países de la región donde opera esa agrupación terrorista a emprender un operativo militar coordinado para combatirla.

    En una declaración presidencial, el órgano de seguridad se refirió a los actos terroristas de Boko Haram como criminales e injustificables y repudió todos los abusos de derechos humanos que viene cometiendo ese grupo contra la población civil de Nigeria y países vecinos desde 2009.

    El texto señala que los responsables de esas atrocidades deben rendir cuentas y reafirma que el terrorismo no puede ni debe asociarse a ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico.

    El Consejo hizo este pronunciamiento en la víspera de la reunión que celebran hoy en Niamey, Níger, los líderes de la región para discutir sobre una respuesta conjunta al avance de Boko Haram.

    “El Consejo de Seguridad toma nota de la decisión de los Estados miembros de la Comisión de la Cuenca del Lago Chad y Benin de poner en funcionamiento el Equipo de Tareas Multinacional Conjunto, incluso mediante el establecimiento de un cuartel general conjunto y el despliegue de contingentes nacionales, para llevar a cabo operaciones militares contra Boko Haram”, apuntó el documento.

  • 0

    Fiscal de CPI abre examen preliminar de la situación en Palestina

    Fiscal de CPI abre examen preliminar de la situación en Palestina

    Fiscal de CPI abre examen preliminar de la situación en PalestinaLa fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda anunció que ha abierto un examen preliminar de la situación en Palestina para determinar si el caso amerita una investigación profunda.

    16 de enero, 2015 — La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda anunció que ha abierto un examen preliminar de la situación en Palestina para determinar si el caso amerita una investigación profunda.

    La decisión de la fiscal llega tras el acceso del gobierno de Palestina al Estatuto de Roma y de su declaración de aceptar la jurisdicción de la CPI sobre presuntos crímenes cometidos en el territorio palestino ocupado, incluido Jerusalén Oriental, desde el 13 de junio de 2014.

    Palestina accedió al Estatuto de Roma –el documento fundador de la CPI– el 2 de enero pasado.

    Bensouda indicó que su Oficina llevará a cabo el análisis de manera independiente e imparcial y explicó que un examen preliminar no es una investigación sino un proceso de evaluación de la información disponible para determinar si existen bases razonables para emprender una indagación conforme a los criterios del Estatuto de Roma.

    Cuando depositó su solicitud de acceso al Estatuto de Roma, el gobierno de Palestina informó que presentaría en la CPI una demanda contra Israel por crímenes de guerra en Gaza perpetrados de junio a agosto del año pasado, cuando el conflicto de más de 50 días entre Israel y los militantes de ese territorio ocupado causó la muerte de 2.000 palestinos y 70 israelíes, así como una destrucción generalizada.

     

0

La reciente accesión de Palestina al Estatuto de Roma y a otros instrumentos internacionales: breve puesta en perspectiva, por Nicolas Boeglin

Nicolas Boeglin (*)

En días recientes, Estados Unidos e Israel han externado su profunda molestia por la accesión de Palestina al Estatuto de Roma de 1998 y a la Corte Penal Internacional que establece este tratado, amenazando incluso a Palestina con sanciones de todo tipo. Se trata de un hecho que merece ser puesto en perspectiva histórica.

 En respuesta a la maniobra de Israel y de Estados Unidos para impedir a toda costa la aprobación de una resolución en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado 30 de diciembre del 2014 (Nota 1), el Estado palestino ha emprendido una ofensiva diplomática en procura de afianzarse ante la comunidad internacional. Aunado a ello, intenta frenar los ímpetus de las autoridades israelíes al contar en el futuro con mecanismos jurisdiccionales o cuasi jurisdiccionales para hacer valer sus derechos como Estado. Como bien se sabe, estas herramientas jurídicas están a disposición de los Estados mediante tratados internacionales de diversa índole. La calidad de “Estado Parte” a estos últimos se da en el momento de la recepción formal del instrumento de adhesión por parte del depositario (como por ejemplo la Convención de Viena de 1969 sobre derecho de los tratados, a la que es parte Palestina desde el 2 de abril del 2014 – ver estado de ratificación – o bien la Convención de Naciones Unidas de 1997 sobre el Uso de Cursos de Agua Internacionales para fines distintos a la navegación, a la que Palestina es formalmente parte desde el pasado 2 de enero –ver estado de ratificación de dicho tratado. En el caso de algunas convenciones, debe transcurrir cierto tiempo antes de que el Estado sea formalmente considerado como Estado parte, en virtud de cláusulas insertas en el mismo tratado.

En procura de la aplicación de la justicia penal internacional

En respuesta a la documentación enviada el 31 de diciembre del 2014, el pasado 6 de enero, la Secretaría General de las Naciones Unidas extendió una nota a las autoridades del Estado palestino: actuando en su calidad de depositario del Estatuto de Roma (instrumento aprobado en 1998 que crea la Corte Penal Internacional), la Secretaría General indicó que Palestina entrará a ser oficialmente parte de este tratado internacional a partir del 1ero de abril del 2015 (ver texto de dicha  nota oficial  ). El 7 de enero, el Presidente de la Asamblea de Estados Partes al Estatuto de Roma saludo el depósito del instrumento de accesión por parte de Palestina así como la suscripción de un acuerdo bilateral sobre privilegios e inmunidades con la CPI (más conocido por sus siglas en ingles APIC) (ver texto del  comunicado de prensa de la CPI). El Presidente de la Asamblea de Estados Partes aprovecho la ocasión para hacer un llamado para que otros Estados también ratifiquen el Estatuto de Roma: “Toute ratification du Statut de Rome constitue un progrès bienvenu vers son universalité. J’appelle tous les membres des Nations Unies à joindre le système permanent et indépendant de lutte contre l’impunité et de prévention des crimes les plus graves selon le droit international basé sur le principe de la complémentarité avec les juridictions nationales crée par le Statut de Rome”.

El mismo 7 de enero, la Secretaría de la CPI envió una carta a las autoridades palestinas confirmando la recepción de la declaración hecha por Palestina con fecha del 31 de diciembre del 2014 en virtud del artículo 12(3) del Estatuto de Roma (ver texto de dicha declaración ). La Secretaría de la CPI se expresó en los siguientes terminos que nos parece oportuno reproducir: “Excellency, I hereby confirm receipt, on 1 January 2015o of your 31 December 2014 “Declaration Accepting the Jurisdiction of the International Criminal Court” which was lodged with me pursuant to article 12(3) of the Rome Statute, and in which you state that “the Government of the State of Palestine recognizes the jurisdiction of the Court for the purpose of identifying, prosecuting and judging authors and accomplices of crimes within the jurisdiction of the Court committed in the occupied Palestinian territory, including East Jerusalem, since 13 June 2014.” Pursuant to Rule 4(2) of the Rules of Procedure and Evidence, a declaration under article 12(3) of the Rome Statute has the effect of the acceptance of jurisdiction with respect to the crimes referred to in article 5 of the Statute of relevance to the situation, as well as the application of the provisions of Part 9 of the Statute and any rules thereunder concerning to States Parties. I hereby accept the declaration and I have transmitted it to the Prosecutor for her consideration. This acceptance is without prejudice to any prosecutorial or judicial determinations on this matter” (ver texto de la  carta )

Cabe recordar que en el pasado mes de agosto, la actual Fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, había clarificado su posición en un artículo publicado en The Guardian con respecto a la falta de jurisdicción de la CPI para examinar la dramática situación vivida en Gaza en el verano del 2014 (ver  artículo ). Vale la pena señalar al respecto que Palestina había depositado el 21 de enero del 2009 una declaración muy similar a la depositada el 31 de diciembre del 2014 y que variaba únicamente con relación a la fecha a partir de de la cual solicitaba se investigara la situación en territorio palestino : « the Government of Palestine recognizes the jurisdiction of the Court for the purpose of identifying, prosecuting and judging the authors and accomplices of acts committed on the territory of Palestine since July 2002 » (ver texto de dicha declaración ).  Un selecto grupo de expertos en derecho internacional considero en el 2010 que esta declaración surtía sus efectos jurídicos para que la Fiscalía de la CPI iniciara una investigación sobre posibles crímenes cometidos en Gaza (véase el documento colectivo titulado: “Les effets de la reconnaissance par la Palestine de la compétence de la CPI”): la declaración de Palestina del 21 de enero del 2009 provocó un intenso ejercicio entre renombrados juristas, unos apoyando dicha iniciativa, otros restándole valor desde el punto de vista jurídico (véase estudios y documentos sometidos a consideración de la CPI disponibles aquí ). Después de tres largos años, en una decisión del 3 de abril del 2012, la Oficina del Fiscal decidió… no decidir si era competente (o no) para iniciar una investigación, optando por remitir a los órganos de Naciones Unidas el punto de saber si Palestina calificaba o no como Estado. Su decisión finalizaba indicando que: “The Office could in the future consider allegations of crimes committed in Palestine, should competent organs of the United Nations or eventually the Assembly of States Parties resolve the legal issue relevant to an assessment of article 12 or should the Security Council, in accordance with article 13(b), make a referral providing jurisdiction”. Esta decisión causó un sentimiento de profunda frustración. En una carta colectiva de agosto del 2012, un grupo de académicos estimó que si la Fiscalía “había dado la impression durante tres años” de que sí podía decidir el punto en discusión, debió de zanjarla en vez de remitirse a otros órganos: “From 2009 to 2012 the former Prosecutor gave the impression that it was for his Office to decide the question of Palestinian statehood for the purposes of Article 12(3) of the Rome Statute and encouraged international jurists to express their views on the statehood of Palestine for the purposes of making such a determination . We are disappointed that after three years the Prosecutor should decline to answer this question and instead refer it to the United Nations or the Assembly of States Parties”.

Los demás tratados suscritos por Palestina

Además del Estatuto de Roma y de la precitada declaración suscritos en las últimas horas deI año 2014 (y que han dado lugar a airadas reacciones de Israel y de Estados Unidos) son muchos más los tratados internacionales a los que Palestina ha decidido ser parte desde el 31 de diciembre del 2014 (y que no han provocado mayor reacción). La lista completa incluye tratados, muchos de ellos auspiciados por las Naciones Unidas, así como sus respectivos protocolos adicionales (o facultativos, según la terminología usada) que nos permitimos desglosar a continuación:

  1. La Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer (1954)
  2. La Convención sobre el Reconocimiento y la Ejecución de las Sentencias Arbitrales Extranjeras (1958) conocida como Convención de La Haya
  3. El Convenio sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación (1989) conocido como el Convenio de Basilea
  4. La Convención sobre Diversidad Biológica (1992) y el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología a la Convención sobre la Diversidad Biológica (2000)
  5. El Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados sin Carácter Internacional (1977)
  6. El Protocolo III adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la Aprobación de un Signo Distintivo Adicional (2005)
  7. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho de los Usos de los Cursos de Agua Internacionales para fines distintos de la Navegación (1997)
  8. La Convención sobre la Prevención y el Castigo de Delitos contra Personas Internacionalmente Protegidas, inclusive los Agentes Diplomáticos (1973)
  9. La Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (2000)
  10. La Convención sobre la Seguridad del Personal de las Naciones Unidas y del Personal Asociado (1994) y el Protocolo Adicional a la Convención sobre la Seguridad del Personal de las Naciones Unidas (2005)
  11. La Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar (1982) también conocida como Convención de Montego Bay o Convemar
  12. La Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad (1968)
  13. El Acuerdo bilateral con la CPI sobre los Privilegios e Inmunidades de la Corte Penal Internacional (2014)
  14. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (1998)
  15. La declaración en virtud del Estatuto de Roma que establece la Corte Penal Internacional (2014)
  16. La Convención sobre Prohibiciones o Restricciones del Empleo de Ciertas Armas Convencionales que puedan considerarse Excesivamente Nocivas o de Efectos Indiscriminados (también conocida como CCW) (1981)
  17. El Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares (1968) también conocido por sus siglas en inglés NPT
  18. La Convención sobre Municiones de Racimo (2008)

(Fuente:  Nota de UNISPAL  que reproduce la carta del Presidente M. Abbas del 3 de Diciembre del 2014 con la lista de tratados en sus siglas en inglés).

En lo que concierne la accesión de Palestina a la Convención de Naciones Unidas de 1997 sobre cursos de agua internacionales, una reciente nota  en un sitio especializado sobre regulaciones internacionales que aplican a cursos de agua indica que con dicha accesión, Israel es el único Estado ribereño del Jordán que se mantiene sin ser parte a dicha convención: “In addition, with Palestine’s accession to the Convention, Israel is now the only state in the Jordan River Basin to not have joined the treaty. Jordan, Lebanon, and Syria – all riparians to the Jordan River Basin – became Parties to the Convention in 1999, 1999, and 1998, respectively“. Por otra parte, la accesión de Palestina a la Convención sobre Municiones de Racimo del 2008 fue celebrada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica la semana pasada (ver nota de prensa), llamando a sus vecinos a realizar el mismo gesto: en el comunicado oficial leemos que “Nos complace aún más que la última adhesión completada fuese la del Estado de Palestina, lo cual aspiramos sea un referente para los Estados Signatarios y No Parte en su vecindario más inmediato – el Medio Oriente y el Norte de África – en pro de su adhesión al instrumento”. Es de señalar que en el año 2006, un alto jerarca del aparato militar de Israel reconoció públicamente que Israel había lanzado más de un millón de municiones en el Sur del Líbano, correspondiendo al lanzamiento de unas 1800 bombas de racimo (ver nota de  Haaretz  del 12/09/2006).

Esta reciente lista de tratados internacionales suscritos por Palestina debe ser completada con unos 20 tratados a los que el Estado palestino decidió ser parte iniciando el mes de abril del 2014, relativos a derechos humanos, al derecho internacional humanitario y a capítulos más clásicos del derecho internacional como por ejemplo la Convención sobre relaciones diplomáticas de 1961, sobre relaciones consulares de 1963 o la misma Convención de Viena sobre derecho de los tratados de 1969, entre otros (Nota 2). El mismo día 1ero de abril del 2014 en que Palestina firmaba estos tratados, Israel ordenaba la construcción de 708 nuevos asentamientos ilegales y la destrucción de 32 casas habitadas por palestinos. Se lee en una nota de prensa de Human Rights Watch (ver nota del 2 de abril del 2014) que: “On April 1, the day Abbas signed the accession instruments for the treaties, Israel reissued tenders for the construction of 708 settlement housing units in the Israeli settlement of Gilo, while Israeli forces demolished 32 Palestinian-owned homes and other structures in the occupied West Bank, forcibly displacing 60 people, according to data collected by Ir Amim, an Israeli civil society group, and the UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs”. La construcción de estas 708 unidades habitacionales fueron criticadas por ONG israelies declarando una de ellas. “It’s not just building beyond the Green Line, this kind of construction dramatically changes the facts on the ground.” (ver nota del The Jerusalem Post). Figuras y gráficos publicados  en un  informe  de la ONG israelí Peace Now  comparan el número de asentamientos ilegales israelíes actuales con respecto a anteriores gobiernos de Israel: ese mismo informe contabiliza 13.851 nuevos asentamientos aprobados en Cisjordania y en Jerusalén Oriental durante el período que va de agosto del 2013 a marzo del 2014.

El caso peculiar del Estatuto de Roma

Más allá de las acciones de Israel que atentan contra el derecho internacional cada vez que Palestina se afianza más en él (Nota 3), y que el Consejo de Seguridad no logra conocer al ejercerse de manera automática el veto por parte de Estados Unidos, es de recalcar que la firma de tratados internacionales y su posterior accesión adhesión o ratificación forma parte de las atribuciones soberanas, que ejercen los Estados: Palestina logró el 29 de noviembre del 2012 ser reconocida por una abrumadora mayoría como “Estado Observador No Miembro” por la Asamblea General de Naciones Unidas. Es precisamente a este título (el de Estado) que ejerce estas competencias al suscribir estos instrumentos internacionales (abiertos única y exclusivamente a Estados). Tanto para el caso de los tratados suscritos en abril del 2014 como para los firmados el 31 de diciembre del mismo año, no se cuestionó en ningún momento que Palestina no tuviera la calidad de Estado para ser parte de estos. Leímos no obstante en días recientes (ver enlace oficial del Departamento de Estado) que con relación al Estatuto de Roma, la posición oficial de Estados Unidos es la siguiente: “the Palestinians have not yet established a state”. Este peculiar tratamiento en lo que se refiere a un tratado internacional como el Estatuto de Roma con respecto a los demás tratados internacionales plantea algunas interrogantes: si Palestina ha suscrito numerosos tratados como Estado desde abril del 2014 sin mayor objeción, resulta un tanto curioso que para uno en particular se aduzca que no es un Estado para suscribirlo. Parte de la duda puede ser evacuada si nos recordamos lo leído en un cable confidencial por parte de un alto funcionario israelí conocedor de las reglas que imperan en el derecho internacional: nos referimos al Coronel Liron Libman, Jefe del Departamento de Derecho Internacional del Ejército de Israel. Durante una conversación con sus homólogos norteamericanbos hecha pública por Wikilealks (ver cable del 23 de febrero del 2010 de la Embajada norteamericana en Tel Aviv) se lee lo siguiente: “Libman noted that the ICC was the most dangerous issue for Israel and wondered whether the U.S. could simply state publicly its position that the ICC has no jurisdiction over Israel regarding the Gaza operation”. La antes mencionada duda recuerda de igual manera una extraña propuesta hecha a Palestina por parte de la diplomacia británica horas antes la votación del 29 de noviembre del 2012 en la Asamblea General de Naciones Unidas, dada a conocer por un medio usualmente bien informado como el Washington Post (ver nota ) : “The U.K. suggested that it might vote “yes” if the Palestinian Authority offered assurances that it wouldn’t pursue charges in the International Criminal Court, but apparently came away unsatisfied”.

Este trato tan peculiar relativo al Estatuto de Roma viene a confirmar declaraciones (esta vez públicas) hechas por la actual representante de Estados Unidos en las Naciones Unidas en Nueva York, Samantha Power. En un artículo titulado: “US is ‘absolutely adamant’ that Palestine not go to ICC and wreck the peace process — Power”, la embajadora de Estados Unidos declaró: “The ICC is of course something that we have been absolutely adamant about. Secretary Kerry has made it very, very clear to the Palestinians, as has the President. I mean, this is something that really poses a profound threat to Israel” (sic). Afirmar públicamente que una jurisdicción como la CPI “constituye una verdadera amenaza” (“really poses a profound threat”) a un Estado considerado como un aliado debe de constituir una verdadera “première” en toda la historia del derecho internacional, digna de ser recalcada. Algunos observadores podrían incluso interpretar estas declaraciones como una extraña forma de confesión.

Conclusión:

Objetar la calidad de Estado de Palestina para un solo tratado de más de 40 suscritos por parte del Estado palestino desde el mes de abril del 2014 demuestra, al menos desde el punto de vista jurídico, una llamativa falta de consistencia por parte de la administración norteamericana. No es la primera vez que se observa a Estados Unidos con improvisaciones de todo tipo por parte de su Departamento de Estado cuando están de por medio obligaciones internacionales que puedan afectar a Israel. Recordemos por ejemplo que Estados Unidos fue el primer Estado en la historia en “retirar” su firma de un tratado, cuando, en el 2002, decide “retirar” la firma que había hecho en el 2000 del Estatuto de Roma: una figura jurídica totalmente desconocida hasta entonces por el derecho internacional público, y que imitaría de inmediato Israel, seguido unos pocos años después por Sudán. Independientemente de estas y otras innovaciones del aparato diplomático norteamericano que parecieran ignorar el rigor de la ciencia jurídica (Nota 4) y de las habituales gesticulaciones de Israel (Nota 5), la reciente iniciativa del Estado palestino merecer ser saludada: reafirma de manera categórica e inequívoca, la plena confianza de Palestina en el derecho internacional y en las entidades a cargo de su debida aplicación. Algo que debiera de celebrar y de respaldar de manera igualmente inequívoca la comunidad internacional como tal.

(*) Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR)

—–

 

Nota 1: Remitimos a los lectores a nuestro modesto análisis publicado el sitio jurídico Derecho Al Día, “El resultado del voto sobre Palestina en el Consejo de Seguridad: balance y perspectivas”, edición del 4 de enero del 2015. Disponible aquí.

 Nota 2: La lista de estos primeros 20 tratados suscritos incluye los siguientes instrumentos internacionales: las cuatro Convenciones de Ginebra del 12 de agosto del 1949 (1949) y el Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales (1977) – La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961) – La Convención de Viena sobre Relaciones Consulares (1963) – La Convención sobre Derechos del Niño (1989) y el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la Participación de los Niños en Conflictos Armados (2000) – La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979), también conocida por sus siglas en inglés CEDAW – La Convención relativa a las Leyes y Costumbres de la Guerra Terrestre (1907) y su reglamento relativo a las Leyes y Costumbres de la Guerra Terrestre (H.IV.R) (1907) – La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2006) – La Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados (1969) – La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (1965) – La Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (1984) – La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (2003) – La Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948) – La Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid (1973)- El Pacto Internacional sobre Derecho Civiles y Políticos (1966) conocido por sus siglas PIDPC – El Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) conocido por sus siglas PIDESC

 Nota 3: En respuesta al voto obtenido por Palestina en Naciones Unidas el 29 de noviembre del 2012 (que tuvimos la oportunidad de analizar en una modesta nota publicada en el OPALC de París), Tel Aviv dio su aprobación para la construcción de 3000 nuevos asentamientos ilegales en Cisjordania y en Jerusalén Oriental (ver nota de prensa del 30 de noviembre del 2014).

 Nota 4: Los Estados Unidos (acompañados cuando pudieron serlo por Israel) fueron particularmente creativos con relación al Estatuto de Roma: desde la inaudita solicitud de no registrar la votación en Roma en julio de 1998 hasta el “retiro” de la firma del 2000, pasando por la elaboración de Acuerdos Bilaterales de Inmunidad (ABI) de dudosa legalidad en el 2002, y cuyo primer ejercicio lo realizaron Estados Unidos e Israel. Remitimos el lector a nuestro breve análisis: “A diez años de la entrada en vigor del Estatuto de Roma: una perspectiva latinoamericana. Breves reflexiones”, Perspectivas 1/12, Boletín de la Sociedad Latinoamericana para el Derecho Internacional (SLADI), disponible aquí . Sobre lo que le significó a Costa Rica el oponerse a suscribir un ABI y las sanciones económicas que la administración del Presidente G. W. Bush le impuso al único país centroamericano que se mantuvo fiel al Estatuto de Roma , remitimos a las reflexiones de su canciller, Bruno Stagno (2006-2010) publicadas en el 2012 por la Universidad de la Paz de Naciones Unidas (UPaz) en Costa Rica: Véase STAGNO UGARTE B., “Defendiendo la integridad del Estatuto de Roma: los altos y bajos del caso de Costa Rica, 2002-2008”, Disponible aquí.

 Nota 5: El Canciller de Israel llamó a “desmantelar” la Corte Penal Internacional cuando esta anunció el pasado 16 de enero del 2015 que iniciaría una investigación preliminar sobre posibles crímenes cometidos en Palestina (ver nota de Haaretz).

0

Cinco nuevos miembros debutan en el Consejo de Seguridad de la ONU

Cinco nuevos miembros debutan en el Consejo de Seguridad de la ONU

Cinco nuevos miembros debutan en el Consejo de Seguridad de la ONUCinco nuevos miembros debutan hoy en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que hoy establece su agenda de trabajo para enero, mes en el que Chile ejerce la presidencia rotativa por octava vez en su historia.

05 de enero, 2015 — Cinco nuevos miembros debutan hoy en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que hoy establece su agenda de trabajo para enero, mes en el que Chile ejerce la presidencia rotativa por octava vez en su historia.

Angola, Malasia, Nueva Zelanda, España y Venezuela son los nuevos miembros no permanentes y cada uno servirá un término de dos años.

El Consejo de Seguridad está formado por diez miembros no permanentes y cinco miembros permanentes.

Estos cinco miembros permanentes, que son China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos, cuentan con el poder de veto para prevenir que una resolución sea adoptada.

El Consejo tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacional.

Las resoluciones adoptadas para conseguir la paz y seguridad son legalmente vinculantes y todos los Estados Miembros de la ONU deben llevar a cabo su implementación.

Está previsto que en dos semanas, la presidenta de Chile Michelle Bachelet será la encargada de liderar la sesión abierta del Consejo de Seguridad, en su sede en Nueva York.

0

Palestina planea demandar a Israel en la CPI por crímenes de guerra en Gaza

Palestina planea demandar a Israel en la CPI por crímenes de guerra en Gaza

Palestina planea demandar a Israel en la CPI por crímenes de guerra en GazaEn declaraciones a la prensa en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el representante permanente de la Autoridad Palestina ante la ONU, Riyad Mansour, dijo este viernes que ha solicitado una acción retroactiva para acusar a Israel de crímenes de guerra en Gaza, desde junio a agosto del año pasado.

02 de enero, 2015 — En declaraciones a la prensa en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el representante permanente de la Autoridad Palestina ante la ONU, Riyad Mansour, dijo este viernes que ha solicitado una acción retroactiva para acusar a Israel de crímenes de guerra en Gaza, desde junio a agosto del año pasado.

El gobierno de Palestina ha confirmado que presentará una demanda contra Israel en la Corte Penal Internacional (CPI).

El conflicto de 50 días entre el estado judío y los militantes de Gaza se tradujo en la muerte de 2.000 palestinos y 70 israelíes, así como una destrucción generalizada.

Mansour aseguró que presentó la solicitud a la CPI el jueves en La Haya.

“Este paso que estamos dando es muy importante. Es una opción legal. Es una opción pacífica, es una opción civilizada y es una opción que cualquiera que cumpla con la ley no tiene por qué temer”, dijo.

Este viernes, los palestinos presentaron formalmente los papeles para integrarse a la Corte Penal Internacional a Naciones Unidas. Palestina será el estado número 123 en unirse a la corte. El proceso podría demorarse por lo menos 60 días.

De momento, no hubo ninguna reacción por parte de Israel en la ONU.

La decisión palestina se produce menos de una semana después de sufrir una derrota en el Consejo de Seguridad, que rechazó una resolución que habría fijado un plazo máximo de tres años para la creación de un estado palestino en tierras ocupadas por Israel.

0

A 182 años de la invasión inglesa a Malvinas

A 182 años de la invasión inglesa a Malvinas

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República ArgentinaSábado 03 de enero de 2015. Información para la Prensa N°: 002/15.

El 3 de enero de 1833, las Islas Malvinas fueron ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos de la potencia ocupante. La República Argentina protestó inmediatamente ese acto de fuerza ilegítimo que aún se mantiene, sin consentirlo en momento alguno.

El Gobierno argentino reafirma una vez más los imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, que son parte integrante de su territorio nacional.

La ilegítima ocupación colonial británica, que dura ya 182 años, se ve agravada por la provocativa y desafiante negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones sobre soberanía como establece el mandato vigente de las Naciones Unidas, establecido mediante la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General y refrendado por nueve resoluciones subsiguientes y más de treinta de su Comité Especial de Descolonización. El mismo que ha venido siendo reiterado desde entonces y hasta nuestros días, además, por numerosos foros regionales y birregionales.

Al tiempo que perdura la ocupación ilegal de esa porción del territorio argentino, el Reino Unido continúa perpetrando actividades unilaterales de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables en espacios marítimos argentinos ilegalmente ocupados que, sumadas a su continuada presencia militar en el Atlántico Sur, ha suscitado expresiones de creciente preocupación y rechazo no sólo en la región.

Nuestra región ha sido unánime en su rechazo a la presencia militar británica en el Atlántico Sur y ha manifestado su preocupación por las mencionadas actividades unilaterales a través de diversos pronunciamientos de las cumbres de Presidentes de los Estados Partes del MERCOSUR y Estados Asociados, de la UNASUR, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Cumbre Iberoamericana. También otras regiones se han manifestado a favor de la reanudación de las negociaciones tales como la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes (ASPA) y la Cumbre de Países Sudamericanos y Africanos (ASA).

Más recientemente, al igual que en el marco de la Organización de Energía de América Latina y el Caribe (OLADE), el Grupo de los 77 y China ha reconocido expresamente el derecho que le asiste a la República Argentina de emprender acciones legales, con pleno respeto del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes, contra las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos no autorizadas en sus espacios marítimos, lo cual incluye la plataforma continental.

La Argentina recuerda que -durante el año 2015 que se inicia- se conmemorará el cincuentenario de la adopción de la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la primera referida específicamente a la Cuestión de las Islas Malvinas y que, por reconocer la existencia de la disputa de soberanía, llama a sus dos únicas partes a encontrarle solución mediante la negociación, teniendo debidamente en cuenta los intereses de los habitantes de las islas.

Al igual que lo manifestó junto al Reino Unido en 1966, al dar inicio al proceso negociador bilateral sobre la soberanía de las islas que se extendió casi dos décadas, la República Argentina continúa plenamente dispuesta a encontrar la solución pacífica y duradera a la disputa con el mismo ánimo constructivo que manifestara durante los años en que ambos países analizamos diversas fórmulas de solución en cumplimiento de la resolución cincuentenaria.

La Argentina celebra con satisfacción la plena vigencia de este mandato de las Naciones Unidas y aprovecha esta ocasión para agradecer el contundente respaldo de la comunidad internacional, en sus distintas manifestaciones, y para renovar su firme compromiso con la solución pacífica de las controversias, el derecho internacional y el multilateralismo.

Al evocar 182 años del despojo, el Gobierno argentino reitera, una vez más su permanente y sincera disposición a reanudar el proceso negociador bilateral con el Reino Unido, tal como lo reclama la comunidad internacional, para hallar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía y poner fin, de este modo, a una anacrónica situación, incompatible con la evolución del actual mundo post colonial.

[via rss]
0

Chile anticipó que no aceptará mediación de Francisco por demanda boliviana de acceso al mar

Chile anticipó que no aceptará mediación de Francisco por demanda boliviana de acceso al mar

Michelle Bachelet y Evo Morales muestran gestos de cordialidad durante una reunión internacional.SANTIAGO – Chile no aceptará la mediación de terceros en la demanda de Bolivia por un acceso soberano al Océano Pacífico, ya que se trata de un tema completamente bilateral, dijo el lunes el canciller del país, Heraldo Muñoz.

Las declaraciones de Muñoz se conocen luego de que el presidente boliviano, Evo Morales, dijo en una entrevista el fin de semana que el Papa Francisco le pidió antecedentes sobre la materia y esbozó una posible participación del Pontífice en la disputa.

Bolivia recurrió en abril pasado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en su lucha de décadas para recuperar una salida al Océano Pacífico que perdió tras una guerra contra Chile en el siglo XIX.

“Chile no ha aceptado en el pasado, no acepta ni aceptará mediación alguna en un tema que es absolutamente bilateral, que le compete sólo a Chile y Bolivia”, dijo Muñoz a periodistas tras una reunión con un comité asesor para la demanda boliviana.

“Chile nunca considerará (…) ceder territorio bajo presión ni mediación de alguna especie. Eso está meridianamente claro para nosotros y menos aún cuando hay un caso en La Haya”, agregó.

Morales fue consultado sobre una posible intervención del Papa en el diferendo tras las exitosas gestiones del Vaticano para la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Chile impugnó la competencia de la corte internacional para evaluar la demanda de Bolivia, argumentando que existe un tratado limítrofe desde 1904 entre los países, antes de la firma del acuerdo que establece la jurisdicción de La Haya. Sin embargo, el Gobierno de La Paz insiste en que no quiere modificar las fronteras sino que busca obligar a Santiago a negociar una salida soberana al mar.

[via El Mundo – lanacion.com]
0

El resultado del voto sobre Palestina en el Consejo de Seguridad: balance y perspectivas, por Nicolas Boeglin

El representante de Palestina, Embajador Riyad Mansour, durante la sesión del Consejo de Seguridad. Foto extraída de artículo de prensa.El voto del Consejo de Seguridad acaecido el 30 de diciembre pasado no permitió que se adoptara una resolución propuesta por Jordania sobre Palestina. A diferencia de otros ejercicios de este tipo, Estados Unidos esta vez adujo “no haber ejercido su derecho a veto”, al no reunirse nueve votos afirmativos dentro del Consejo. Una afirmación que amerita algunos bemoles y un hecho que merece ser analizado desde una perspectiva histórica.

En estas últimas semanas del año 2014, diversos sectores solicitaron a Estados Unidos que no recurriera al veto de cara a la presentación de una resolución en el seno del Consejo de Seguridad sobre Palestina (ver por ejemplo llamado de la ONG Jewish Voice for Peace). Como bien se sabe, se trata de un privilegio jurídicamente consagrado que ostentan desde 1945 los cinco Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) para evitar que el Consejo adopte una propuesta de resolución: independientemente del número de votos favorables con el que cuente un texto, un voto negativo proveniente de uno de estos cinco Estados impide la aprobación de la decisión. Para ser considerada como adoptada, una decisión del Consejo de Seguridad debe contar con al menos 9 votos, incluyendo el voto afirmativo de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, según lo estipula el mismo artículo 27 de la Carta de las Naciones Unidas.

Breve puesta en perspectiva histórica:

Un estudio publicado en el Anuario Colombiano de Derecho Internacional (Nota 1) indica que para el período 1984-2007, Estados Unidos recurrió 32 veces a ejercer su veto de manera solitaria en el seno del Consejo de Seguridad. De estos 32 vetos, 25 de ellos se relacionan directamente con textos sobre acciones armadas u otras acciones de Israel en Gaza, en Cisjordania o en el sur del Líbano (ver tabla insertada en el precitado artículo, pp. 78-82). Durante la administración del Presidente G.W Bush, Estados Unidos recurrió al veto en nueve oportunidades para evitar que se aprobara una resolución sobre Palestina, y solo nos referiremos a detallar las cuatro últimas de manera a preservar el interés de los lectores poco familiarizados con este tipo de textos:

  • en noviembre del 2006 (ver texto propuesto de resolución S/2006/878) la propuesta fue rechazada, según acta S/PV/5565 con 10 votos a favor, uno en contra y 4 abstenciones: Dinamarca, Eslovaquia, Japón y Reino Unido;
  • en julio del 2006 (ver texto propuesto de resolución S/2006/508) el texto fue rechazado según acta S/PV/5418 en sesión privada de la que no se tiene mayor detalle;
  • en octubre del 2004 (ver texto propuesto de resolución S/2004/783), la propuesta es rechazada, según acta S/PV/5051 por 11 votos a favor, uno en contra y 3 abstenciones: Alemania, Reino Unido y Rumanía;
  • en marzo del 2004 (ver texto propuesto de resolución S/2004/240) el texto fue rechazado según acta S/PV/4934 por 11 votos a favor, uno en contra y 3 abstenciones: Alemania, Reino Unido y Rumanía.

La primera vez que la administración Obama recurrió al veto para evitar una resolución sobre Palestina fue el 18 de febrero del 2011: se puede leer el texto propuesto S/2011/24 aquí y leer el acta S/PV/6484 que arroja el siguiente resultado: 14 votos a favor y uno en contra. Si se compara con ejercicios realizados en anteriores votaciones, se trató de uno de los peores resultados jamás alcanzado por la diplomacia norteamericana. El resultado causó un profundo malestar en el aparato norteamericano y reacciones airadas de muchos Estados y de varios otros sectores, incluyendo la de una ONG como Amnistía Internacional (ver comunicado oficial de AI): es mediante este tipo de veto que la colonización de Israel en territorios palestinos no ha podido históricamente ser condenada por parte del Consejo de Seguridad. A la fecha, sigue sin serlo. La misma actitud de Estados Unidos se dio a finales del 2012, con relación esta vez a 3000 asentamientos nuevos en Cisjordania y en Jerusalén Oriental. No obstante, una innovación técnica instaurada por la delegación de Estados Unidos denominado el “veto implicito” – detectado por especialistas en la materia – impidió tan siquiera llegar a una votación (Nota 2).

En las últimas semanas y días del 2014, la prensa se hizo nuevamente eco de la amenaza de veto por parte de Estados Unidos con relación a la propuesta de resolución formalmente presentada por Jordania a mediados de diciembre del 2014. Por su parte diversos intelectuales y comentadores reiteraron su llamado para que Estados Unidos abandonase la práctica del veto: el pasado 19 de diciembre, se leyó incluso en un medio israelí (Haaretz) un artículo de opinión titulado: “Obama, do another Cuba: Lift the perennial American veto for Israel in the UN”. El día anterior un artículo de opinión (en el mismo Haaretz) usaba un titular con un adjetivo un tanto más evocador: “The U.S. must wean itself from its imbecilic automatic veto policy”.

El voto del 30 de diciembre

En las últimas horas del 30 de diciembre, y luego de intensas consultas entre sus integrantes, el Consejo de Seguridad procedió finalmente a examinar el texto de Jordania sobre Palestina, presentado a mediados de diciembre y modificado en varias ocasiones (ver al final de esta nota el texto definitivo – en inglés- puesto en discusión). La sesión del Consejo duro en total una hora y cuarto (ver audio/video disponibles en este enlace). El texto, que exigía entre varios puntos la retirada de Israel de los territorios palestinos antes del final del 2017, no se logró consensuar pese a cambios al texto original presentado originalmente por Jordania y fue sometido, como previsto, al voto: reunió ocho votos a favor (Argentina, Chad, Chile, China, Francia, Jordania, Luxemburgo y Rusia), dos en contra (Australia y Estados Unidos) y cinco abstenciones (Corea del Sur, Lituania, Nigeria, Reino Unido y Ruanda). En el caso de Luxemburgo, quién votó a favor del texto, su Ministro de Relaciones Exteriores participó personalmente a la votación (ver texto de explicación del voto).

Si consideramos lo ocurrido en el año 2014, este voto negativo de Estados Unidos para despedir el año nos recuerda la votación acaecida en el seno del Consejo de Derechos Humanos en el mes de julio del 2014 (con un tablero de votación en el que sólo aparece registrado en rojo un solo voto entre los 47) y que tuvimos la oportunidad de analizar en detalle (Nota 3): la diferencia entre uno y otro es que en el caso del Consejo de Derechos Humanos, la decisión sí fue adoptada, mientras que en el caso del Consejo de Seguridad, este voto negativo garantizó la no adopción del texto, en caso de que se logrará el mínimo de 9 votos afirmativos.

Si ahora consideramos la práctica en ejercicios similares en el seno del mismo Consejo de Seguridad, una de ellas de 1997 de memoria grata para algunos en Costa Rica – y no tan grata para otros – (Nota 4), Estados Unidos nuevamente exhibió su aislamiento con relación a los demás integrantes de la comunidad internacional, pero de una manera más ventajosa de cara a la opinión pública: esta vez, logro ser acompañado por un inusual número de abstenciones (cinco) y un inesperado voto negativo australiano. La maniobra es ingeniosa y merece ser señalada ya que permite mantenerse a una leve distancia de lo que podríamos denominar la “línea de nueve”, encontrando así la fórmula idónea para oficialmente sostener públicamente que “Estados Unidos no recurrió al veto” tal como se leyó en un sinfín de artículos de prensa en la noche del 30 de diciembre: lo correcto no obstante sería decir “Estados Unidos ejerció su veto pero no hubo necesidad de que surtiera efectos”.

En una nota de prensa de The Guardian, se indica que el noveno voto que cambió súbitamente de parecer media hora antes de la sesión fue el de Nigeria, cuyo Presidente fue objeto de llamadas personales del Primer Ministro de Israel y del Secretario de Estado norteamericano. Entre otras cosas, se lee que: “Even half an hour before the vote, Nigeria indicated it was committed to voting for the resolution. We knew that Rwanda, South Korea and Australia would not back it, but we believed Nigeria was on board.” The apparent change by Nigeria, which is a rotating member of the council, came after both the Israeli prime minister, Binyamin Netanyahu, and the US secretary of state, John Kerry, phoned the country’s president, Goodluck Jonathan, to ask him not to support the resolution. A State Department spokesman said on Tuesday that Kerry had called a number of senior foreign officials, including Jonathan, before the vote. Arriving at primary elections for leadership of his Likud party on Wednesday, Netanyahu confirmed he had spoken to both Paul Kagame of Rwanda and Jonathan before the UN vote. “I spoke with both of them,” he told reporters. “They promised me personally that they would not support this decision and they stood by their words. That is what tipped the scales.”  (remitimos para más detalles al texto de la nota de The Guardian completa).

De algunas perspectivas:

Es evidente que el rechazo a esta propuesta de resolución es el resultado de intensas gestiones diplomáticas desplegadas previamente y el mismo día de la votación por parte de Estados Unidos y de Israel. Las informaciones precitadas con relación al repentino cambio de posición de Nigeria constituyen tan solo una pequeña muestra del tipo de gestiones realizadas y de su grado de intensidad sobre algunos Estados. Un medio usualmente bien informado como el Washington Post indica que el titular de la cartera diplomática norteamericano no escatimo en sus esfuerzos: en una nota se lee que “Over the previous two days, Secretary of State John F. Kerry made a flurry of calls to 13 foreign ministers and leaders to express his concern that a resolution would only deepen the conflict, officials said “. La representante de Argentina en el Consejo de Seguridad, al explicar su voto, fue categórica sobre lo acontecido en la noche del 30 de diciembre del 2014 y su valoración es tajante: “Que cada uno de nosotros se haga responsable de las consecuencias de lo que acaba de ocurrir en esta sala” (ver nota con declaraciones de la Embajadora María Cristina Perceval). Es altamente probable que Palestina vuelva a ser tema de debate en el Consejo de Seguridad, incluso en las próximas semanas, pero con un leve cambio en la composición del máximo órgano de las Naciones Unidas que podría complicar este tipo de maniobras. En efecto, a partir del primero de enero del 2015, ingresan al Consejo de Seguridad Angola, España, Malasia, Nueva Zelanda y Venezuela y se retiran los siguientes miembros: Argentina, Australia, Corea del Sur, Luxemburgo, y Ruanda. Entre los “salientes” del Consejo de Seguridad figuran Australia y Ruanda, quiénes demostraron hace unas semanas su grado de fidelidad con Israel (Nota 5), mientras que entre los “entrantes” aparecen varios Estados con posiciones más favorables a Palestina. Recordemos además que la elección de Venezuela de octubre del 2014 en el Consejo de Seguridad se dio después de un primer intento en el 2006 que fue frustrado por los mismos Estados Unidos (y que los cables Wikileaks permiten ampliamente documentar, tal como lo hicimos en un breve análisis nuestro al respecto). Tomando en consideración estos factores y el efecto que podría tener en las opiniones públicas de algunos “abstinentes” lo ocurrido el pasado 30 de diciembre, es muy posible que un texto similar u otro sobre diversos asuntos relacionados con Palestina arroje un resultado bastante distinto a partir del 2015.

Conclusión:

Este 30 de diciembre asistimos a una muy sutil manera de evitar exponerse al uso del derecho al veto por parte de la delegación de los Estados Unidos. Su aparato diplomático mostró una notable mejoría en materia de cabildeo con relación a lo ocurrido en febrero del 2011. Menos de 24 horas después de este voto, las autoridades de Palestina hicieron público una serie de acciones diplomáticas: en particular la suscripción de Palestina como Estado a más de 20 tratados internacionales que incluyen diversos tratados de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos, de protección del ambiente, de protección de los recursos hídricos, así como la Convención sobre Derecho del Mar de 1982, entre muchos otros (Nota 6). La Secretaría General de las Naciones Unidas confirmó, en una nota del 2 de enero del 2015, la recepción de la documentación enviada por parte del Palestina. Se anunció de igual forma la firma de una declaración formal de reconocimiento de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional (CPI) (ver nota de prensa), acercándose así un poco más a la justicia penal internacional, después de haber logrado ser considerada como Estado observador en la reunión de Estados Partes a la CPI celebrada en diciembre del 2014 (y que tuvimos la oportunidad de analizar): como lo recordábamos en aquella ocasión, el derecho penal internacional constituye un ámbito del derecho internacional históricamente temido por las autoridades norteamericanas e israelíes.

Este gesto del Estado palestino constituye también una clara respuesta a Estados Unidos. Permite además reafirmar de manera clara y e inequívoca, la plena confianza de Palestina en el derecho internacional y en las entidades a cargo de su debida aplicación.


Nota 1: Véase TORRES CAZORLA M.I., “El derecho de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas: la historia de la válvula de seguridad que paralizó el sistema”, Vol. 1, Anuario Colombiano de Derecho Internacional (2008). Texto disponible aquí

Nota 2: Véase WECKEL Ph., « Israël, les Etats-Unis inventent le veto implicite au Conseil de sécurité », Sentinelle SFDI, Numéro 329 (Janvier 2013), Disponible aquí.

Nota 3: Véase nuestra breve nota BOEGLIN N., “ONU: HRC aprueba resolución para investigar ataques de Israel en Gaza”, Tribuglobal, Disponible aquí.

Nota 4: En marzo del 1997, durante la votación de una resolución sobre nuevos asentamientos de Israel en Palestina (ver texto de la resolución S/1997/241), la votación en el Consejo de Seguridad fue de 13 votos a favor, 1 voto en contra (Estados Unidos) y una abstención (Costa Rica). En el debate sobre el voto de esta resolución (ver acta S/PV/3756), el delegado de Costa Rica, luego de indicar su apoyo al contenido del texto, finalizó indicando haber recibido instrucciones para abstenerse.

Nota 5: Recordemos que Australia y Ruanda, conjuntamente con Estados Unidos e Israel, fueron los únicos Estados en no participar a una reunión convocada por Suiza realizada el 17 de diciembre del 2014 sobre la aplicación del derecho internacional humanitario en los territorios palestinos ocupados. Véase al respecto nuestra modesta nota: BOEGLIN N., « Pressions et menaces récentes d´Israël sur la Suisse: brève analyse », Pressenza, 21/12/2014 y disponible aquí.

Nota 6: Estos tratados se anaden así a los 16 tratados suscritos en abril del 2014 por Palestina como Estado (ver listado incluido en esta nota official de Naciones Unidas). La lista detallada de los acuerdos internacionales suscritos por Palestina en este 31 de diciembre del 2014 es la siguiente (siglas en inglés): Convention on the political rights of women – Convention on the recognition and enforcement of foreign arbitral awards – Basel Convention on the Control of Transboundary Movements of Hazardous Wastes and their Disposal – Convention on Biological Diversity and the Cartagena Protocol on Biosafety to the Convention on Biological Diversity – Protocol Additional to the Geneva Conventions (1949),relating to the Protection of Victims of Non-International Armed Conflicts(Protocol II) – Protocol Additional to the Geneva Conventions of 12 August 1949, relating to the Adoption of an Additional Distinctive Emblem (Protocol III) – Convention on the Law of the Non-Navigational Uses of International Watercourses – Convention on the Prevention and Punishment of Crimes against Internationally Protected Persons, including Diplomatic Agents United Nations Convention against Transnational Organised Crime – Convention on the Safety of United Nations and Associated Personnel – Optional Protocol to the Convention on the Safety of United Nations and Associated Personnel – United Nations Convention on the Law of the Sea – Convention on the Non-Applicability of Statutory Limitations to War Crimes and Crimes against Humanity – Agreement on the Privileges and Immunities of the International Criminal Court – Convention on Cluster Munitions – The Treaty on the Non-Proliferation of Nuclear Weapons – The Convention on Prohibitions or Restrictions on the Use of Certain Conventional Weapons – Declaration in accordance with the Rome Statute of the International Criminal Court

……..

TEXTO DE LA PROPUESTA DE RESOLUCIÓN (VERSIÓN DEFINITIVA EN INGLES AL 29/12/2014) PRESENTADA POR JORDANIA AL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS

Jordan: draft resolution

Reaffirming its previous resolutions, in particular resolutions 242 (1967); 338 (1973), 1397 (2002), 1515 (2003), 1544 (2004), 1850 (2008), 1860 (2009) and the Madrid Principles,

Reiterating its vision of a region where two democratic states, Israel and Palestine, live side by side in peace within secure and recognized borders,

Reaffirming the right of the Palestinian people to self-determination and to independence in their State of Palestine, with East Jerusalem as its capital,

Recalling General Assembly resolution 181 (II) of 29 November 1947,

Reaffirming the principle of the inadmissibility of the acquisition of territory by force and recalling its resolutions 446 (1979), 452 (1979) and 465 (1980), determining, inter alia, that the policies and practices of Israel in establishing settlements in the territories occupied since 1967, including East Jerusalem, have no legal validity and constitute a serious obstruction to achieving a comprehensive, just and lasting peace in the Middle East,

Recalling also its relevant resolutions regarding the status of Jerusalem, including resolution 478 (1980) of 20 August 1980, and bearing in mind that the annexation of East Jerusalem is not recognized by the international community,

Affirming the imperative of resolving the problem of the Palestine refugees on the basis of international law and relevant resolutions, including resolution 194 (III), as stipulated in the Arab Peace Initiative,

Recalling the advisory opinion of the International Court of Justice of 9 July 2004 on the legal consequences of the construction of a wall in the Occupied Palestinian Territory,

Underlining that the Gaza Strip constitutes an integral part of the Palestinian territory occupied in 1967, and calling for a sustainable solution to the situation in the Gaza Strip, including the sustained and regular opening of its border crossings for normal flow of persons and goods, in accordance with international humanitarian law,

Welcoming the important progress in Palestinian state-building efforts recognised by the World Bank and the IMF in 2012, and reiterating its call to all States and international organizations to contribute to the Palestinian institution building programme in preparation for independence,

Reaffirming that a just, lasting and peaceful settlement of the Israeli-Palestinian conflict can only be achieved by peaceful means, based on an enduring commitment to mutual recognition, freedom from violence, incitement and terror, and the two-State solution, building on previous agreements and obligations and stressing that the only viable solution to the Israeli-Palestinian conflict is an agreement that ends the occupation that began in 1967, resolves all permanent status issues as previously defined by the parties, and fulfils the legitimate aspirations of both parties,

Condemning all violence and hostilities directed against civilians and all acts of terrorism, and reminding all States of their obligations under resolution 1373 (2001),

Recalling the obligation to ensure the safety and well-being of civilians and ensure their protection in situations of armed conflict,

Reaffirming the right of all States in the region to live in peace within secure and internationally recognized borders,

Noting with appreciation the efforts of the United States in 2013/14 to facilitate and advance negotiations between the parties aimed at achieving a final peace settlement,

Aware of its responsibilities to help secure a long-term solution to the conflict,

1. Affirms the urgent need to attain, no later than 12 months after the adoption of this resolution, a just, lasting and comprehensive peaceful solution that brings an end to the Israeli occupation since 1967 and fulfils the vision of two independent, democratic and prosperous states, Israel and a sovereign, contiguous and viable State of Palestine, living side by side in peace and security within mutually and internationally recognized borders;

2. Decides that the negotiated solution will be based on the following parameters:

– borders based on 4 June 1967 lines with mutually agreed, limited, equivalent land swaps;

– security arrangements, including through a third-party presence, that guarantee and respect the sovereignty of a State of Palestine, including through a full and phased withdrawal of the Israeli occupying forces, which will end the occupation that began in 1967 over an agreed transition period in a reasonable timeframe, not to exceed the end of 2017, and that ensure the security of both Israel and Palestine through effective border security and by preventing the resurgence of terrorism and effectively addressing security threats, including emerging and vital threats in the region;

– a just and agreed solution to the Palestine refugee question on the basis of Arab Peace Initiative, international law and relevant United Nations resolutions, including resolution 194 (III);

– a just resolution of the status of Jerusalem as the capital of the two States which fulfils the legitimate aspirations of both parties and protects freedom of worship;

– the just settlement of all other outstanding issues, including water and prisoners;

3. Recognizes that the final status agreement shall put an end to the occupation and an end to all claims and lead to immediate mutual recognition;

4. Affirms that the definition of a plan and schedule for implementing the security arrangements shall be placed at the centre of the negotiations within the framework established by this resolution;

5. Looks forward to welcoming Palestine as a full Member State of the United Nations within the timeframe defined in the present resolution;

6. Urges both parties to engage seriously in the work of building trust and to act together in the pursuit of peace by negotiating in good faith and refraining from all acts of incitement and provocative acts or statements, and also calls upon all States and international organizations to support the parties in confidence-building measures and to contribute to an atmosphere conducive to negotiations;

7. Calls upon all parties to abide by their obligations under international humanitarian law, including the Geneva Convention relative to the Protection of Civilian Persons in Time of War of 12 August 1949;

8. Encourages concurrent efforts to achieve a comprehensive peace in the region, which would unlock the full potential of neighbourly relations in the Middle East and reaffirms in this regard the importance of the full implementation of the Arab Peace Initiative;

9. Calls for a renewed negotiation framework that ensures the close involvement, alongside the parties, of major stakeholders to help the parties reach an agreement within the established timeframe and implement all aspects of the final status, including through the provision of political support as well as tangible support for post-conflict and peace-building arrangements, and welcomes the proposition to hold an international conference that would launch the negotiations;

10. Calls upon both parties to abstain from any unilateral and illegal actions, as well as all provocations and incitement, that could escalate tensions and undermine the viability and attainability of a two-State solution on the basis of the parameters defined in this resolution;

10bis. Reiterates its demand in this regard for the complete cessation of all Israeli settlement activities in the Palestinian territory occupied since 1967, including East Jerusalem;

11. Calls for immediate efforts to redress the unsustainable situation in the Gaza Strip, including through the provision of expanded humanitarian assistance to the Palestinian civilian population via the United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East and other United Nations agencies and through serious efforts to address the underlying issues of the crisis, including consolidation of the ceasefire between the parties;

12. Requests the Secretary-General to report on the implementation of this resolution every three months;

13. Decides to remain seized of the matter.

 

por Nicolas Boeglin (Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR)

0

Resolución sobre Palestina no prospera en Consejo de Seguridad

Resolución sobre Palestina no prospera en Consejo de Seguridad

Resolución sobre Palestina no prospera en Consejo de SeguridadEstados Unidos vetó este martes en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que proponía lograr en un año un acuerdo de paz para el conflicto palestino-israelí así como la retirada de las fuerzas de ocupación de Israel de los territorios palestinos ocupados en un plazo de tres años.

30 de diciembre, 2014 — Estados Unidos vetó este martes en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que proponía lograr en un año un acuerdo de paz para el conflicto palestino-israelí así como la retirada de las fuerzas de ocupación de Israel de los territorios palestinos ocupados en un plazo de tres años.

El texto también proponía la materialización de un Estado palestino independiente basado en las fronteras existentes el 4 de junio de 1967, el día anterior al comienzo de la guerra de los Seis Días.

El proyecto de resolución introducida por Jordania a nombre de la Autoridad Palestina, contó con el respaldo de los 22 Estados árabes.
Australia votó en contra junto a Estados Unidos. El Reino Unido, Lituania, Nigeria, Corea del Sur y Ruanda se abstuvieron. China, Francia, Rusia, Argentina, Luxemburgo, Chad, Chile y Jordania votaron a favor.

La reunión de urgencia sobre la situación en el Oriente Medio fue convocada por Chad, presidente en turno del Consejo de diciembre.

La embajadora de Jordania, Dina Kawar, afirmó que el Consejo de Seguridad tiene la responsabilidad legal y moral de solucionar el conflicto israelo-palestino, que es el meollo de toda la crisis en el Oriente Medio y subrayó que su país no cejará en sus esfuerzos para alcanzar ese objetivo.

La representante de Estados Unidos, Samantha Power, asi explicaba la razón de su veto.

“Lamentablemente, en lugar de dar voz, tanto a los palestinos como a los israelíes, este texto aborda solo las inquietudes de una de las partes. Es muy desequilibrado y contiene múltiples elementos que no propician las negociaciones, en particular, plazos no constructivos que no toman en cuenta las preocupaciones legítimas de seguridad de Israel”, dijo la diplomática estadounidense.

Por su parte, el embajador ruso, Vitaly Churkin, afirmó que 2014 ha permitido comprobar que el proceso de paz está estancado, porque ha sido monopolizado por Estados Unidos y el Cuarteto de Paz ha quedado soslayado, algo que describió como un error estratégico.

Churkin subrayó que la falta de acción del Consejo lleva la situación a un estatus quo peligroso que no se debe aceptar.

0

Llaman a ratificar el Tratado de Comercio de Armas que entrará en vigor el 24 de diciembre

Llaman a ratificar el Tratado de Comercio de Armas que entrará en vigor el 24 de diciembre

Llaman a ratificar el Tratado de Comercio de Armas que entrará en vigor el 24 de diciembre23 de diciembre, 2014 — El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos elogió este martes la inminente entrada en vigor del Tratado de Comercio de Armas de las Naciones Unidas (ATT).

Zeid Ra’ad Al Hussein lo calificó como un paso histórico en la reducción de las violaciones de los derechos humanos que se derivan del comercio internacional mal regulado de armas convencionales.

El Alto Comisionado indicó que el Tratado ofrece a los Estados un marco de derechos humanos para evaluar las transferencias de armas y municiones, de manera a acabar así con el flujo de armamento que puede ser utilizado para cometer atrocidades.

Por su parte, un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos urgió a los gobiernos a ratificar el histórico Tratado, que entrará en vigor el 24 de diciembre y que cuenta hasta ahora con sólo 60 ratificaciones, del total de 130 firmantes.

El Tratado de Comercio de Armas es el primer acuerdo multilateral jurídicamente vinculante que prohíbe a los Estados exportar armas convencionales cuando saben que serán utilizadas para el genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra.

0

Argentina elegirá parlamentarios del Mercosur en presidenciales

Argentina elegirá parlamentarios del Mercosur en presidenciales

Argentina elegirá parlamentarios del Mercosur en presidencialesBuenos Aires.- Argentina elegirá sus representantes del Parlamento del Mercosur (Parlasur) en octubre de 2015 cuando realice los comicios presidenciales, determinó hoy el Senado al convertir en ley un proyecto que generó rechazo en la oposición al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El Senado aprobó el proyecto impulsado por el oficialismo en la última sesión del año con 37 votos a favor del gobernante Frente para la Victoria (FpV) y 12 votos en contra, citó Reuters.

Por lo tanto, se modificará la legislación electoral vigente. Las candidaturas se presentarán, por primera vez, en los comicios del 25 de octubre de 2015. Se elegirán 43 representantes.

La idea es que los candidatos al Parlasur estén en el segundo cuerpo de la boleta, es decir, a continuación del postulante presidencial.

Fernández de Kirchner no podrá presentarse en las presidenciales, ya que acumula dos mandatos consecutivos (2007-2011 y 2011-2015), pero sí podrá postularse al Parlasur.

Los legisladores del Mercosur tendrán los mismos beneficios que los diputados nacionales en cuanto a inmunidades parlamentarias, regímenes remuneratorios, laborales, previsionales y protocolares.

El senador del FpV José Mayans, actual legislador del Mercosur, defendió la iniciativa argumentando que “en el espíritu de este país, la integración es indispensable”. Pero “la oligarquía nunca estuvo de acuerdo con la política de integración”, añadió.

La oposición considera que la ley puede servir para que Fernández de Kirchner se presente con un doble propósito: para arrastrar votos hacia algún candidato en las presidenciales y para obtener fueros a futuro ante eventuales complicaciones que pudiera tener en la Justicia una vez finalizado su mandato a fines de 2015.

El senador por la opositora Unión Cívica Radical (UCR) Mario Cimadevilla sostuvo que “no se está discutiendo la necesidad de integración latinoamericana ni los problemas de fondo sobre los que se tiene que avanzar”.

“Estamos discutiendo una ley electoral que consideramos oportunista y garante de impunidad en algunos casos y que no tiene absolutamente nada que ver con los temas que se deben abordar en el Mercosur”, cuestionó.

Dos semanas atrás, Fernández de Kirchner pareció desestimar una posible candidatura al Parlasur. “Nadie me nomine a nada”, dijo la jefa de Estado en un acto público, en alusión a las versiones acerca de que se podría postular para el órgano legislativo del bloque Mercosur.

El Parlasur se constituyó 2006 y aún es considerado un órgano de escaso poder político. En ese momento, por una cláusula transitoria, los parlamentarios que lo componen fueron elegidos de manera indirecta por los cuerpos legislativos nacionales y seleccionados entre sus miembros. Ahora serán elegidos por el voto popular en cada país.

0

Documentos aprobados en la Cumbre de Jefas y Jefes de Estados Parte del MERCOSUR y Estados Asociados

Documentos aprobados en la Cumbre de Jefas y Jefes de Estados Parte del MERCOSUR y Estados Asociados

Miércoles 17 de Diciembre de 2014. Información para la Prensa N°: 327/14

Se adjuntan a continuación los links de los documentos aprobados en la Cumbre de Jefas y Jefes de Estados Parte y Estados Asociados del MERCOSUR, que se realiza en Paraná, Entre Ríos.

Página 1 de 33012345...102030...Última »